Próximo evento | Verde Plus
15 Años

El foco está en los híbridos porque “aportan un diferencial” en el rinde

2 de mayo de 2023

Marcelo Ferreira, gerente de Semillas de Erro, dijo que el cultivo cuenta con genética y manejo para lograr más productividad; y destacó la diversificación del área de invierno

El aumento de la participación de los cultivos de invierno en la agricultura uruguaya, “lo vemos reflejado en un indicador que es la intensidad de uso de suelo, basada en el número de cultivos por hectárea y por año. Increíblemente Uruguay se está aproximando a dos, mientras que el promedio del mundo se ubica en uno”, destacó a VERDE el gerente de la Unidad de Semillas de Barraca Erro. 

Recordó que en 2013, cuando el área agrícola crecía, “la participación de los cultivos de invierno no llegaba al 30%, realidad que se revirtió, y el impacto más relevante es la irrupción de la colza”.

Consideró que esto generó “un gran cambio” en la agricultura uruguaya, porque en invierno pasamos a tener tres jugadores en lugar de dos, y uno de ellos no es gramínea. Además me animaría a decir que ningún país del mundo tiene una relación de área de trigo, cebada y colza como tiene Uruguay”. 

Esta diversificación de cultivos representa “una gran oportunidad” para los agricultores, ya que se logran romper ciclos biológicos de plagas y enfermedades, disminuyendo el uso de fitosanitarios, mejorando la salud del suelo, aumentando la productividad, bajando el riesgo productivo y teniendo una diversificación del ingreso, planteó.

Esta diversificación genera un gran desafío y, en ese sentido, sostuvo que Barraca Erro “trabaja para responder a las necesidades de los clientes, con un portafolio de productos y su correspondiente manejo”. Es por eso, que “independientemente del comportamiento del área de los diferentes cultivos, el foco está puesto en seleccionar los materiales que mejor se adapten a los ambientes de Uruguay. De un día para otro no se puede seleccionar una variedad o un híbrido, y menos ajustar una recomendación de uso”, sostuvo.

Destacó el rol que está jugando la colza y que jugará en esta próxima campaña de invierno. “Hemos venido generando información desde hace más de 10 años, cuando el área de colza estaba por debajo de las 15.000 hectáreas y el rinde no superaba los 1.600 kilos por hectárea (kg/ha). Ahí hicimos nuestras primeras experiencias con colzas híbridas y logramos un salto de rendimiento frente a la variedad que se estaba sembrando”. 

A propósito, agregó que “tenemos el foco en los híbridos, porque tienen un mejoramiento más moderno, aportan mayores rendimientos en grano, en aceite y acceso a las tecnologías”. Y afirmó que “por el lado de los híbridos, está el diferencial”. 

Por otra parte, Ferreira destacó el acceso a tecnologías como Clearfield, brindando un mayor control de malezas en cultivo y seguridad al curry de herbicidas, resistencia a enfermedades como phoma y virosis, y Pod-Sahttering Resistance (PSR), que otorga resistencia al desgrane, permitiendo la cosecha directa sin la necesidad de herbicidas previo a la cosecha del cultivo, “garantizando la inocuidad del grano, algo que cada vez es más relevante”, dijo.

La información señala que el rendimiento de colza promedio es 50% inferior al del trigo y la cebada. “Teniendo en cuenta que estos cultivos aspiran a rendimientos de 6.000 kg/ha o más, se puede pensar en lograr 3.000 kilos o más de colza por hectárea. La genética, de la mano de los híbridos, está preparada para concretarlo”, aseveró.

Resaltó que en la última zafra Erro realizó varios ensayos de manejo y evaluó 40 híbridos, entre primaverales e invernales, con el foco puesto en seleccionar los de mayor rendimiento, porcentaje en aceite y sanidad bajo las condiciones de los ambientes de Uruguay.

LOS MOVIMIENTOS DE LA COLZA

Para las colzas invernales, “se darán nuevas oportunidades a partir de la rotación con los maíces de primera, la renovación de pasturas, algunas sojas de grupo corto, y los maíces tardíos de diciembre, que por la seca lamentablemente se tuvieron que picar y enfardar”, comentó el gerente de Semillas de Erro. 

En ese marco, señaló que las colzas invernales permiten un adelantamiento de la fecha de siembra sobre fin de marzo y todo abril, evitando concentrar la fecha de los cultivos de invierno en mayo y junio. Además de lograr diversificar floración, llenado de grano, optimización del parque de maquinaria, una muy buena calidad de siembra y porcentaje de implantación. “Eso abrió también un espacio para capturar las oportunidades de mayores saltos de rendimiento”, afirmó.

Recordó que en 2021 la empresa llevó adelante un plan con el híbrido Phoenix CL, con varios productores y zonas contrastantes del país. “Fueron unas 900 hectáreas que lograron rendimientos promedio de 2.600 kg/ha, con máximos 3.700 kg/ha”, informó. Mientras que en 2022 se sembraron 6.500 hectáreas, “con un promedio de 2.630 kg/ha y un máximo de 3.750 kg/ha”, dijo. 

Agregó que en ambas zafras “el llenado de grano coincidió con un período de falta de agua y altas temperaturas, pero igual se lograron concretar muy buenos rendimientos, confirmado lo que venían mostrando nuestros ensayos”. De todas formas, recalcó que no es suficiente solo con la genética y fecha de siembra, sino que “es necesario ajustar el manejo, en especial la nutrición del cultivo. Es lo que hemos venido realizando con nuestros clientes, junto a la consultora Unicampo, a través de un plan nutricional. El rendimiento no se compra en la bolsa, se genera con la genética más el manejo”. 

Ferreira adelantó que este año Erro tiene disponibles tres híbridos invernales: Phoenix CL, “que se viene sembrando con mucho éxito”; y los nuevos híbridos Beatrix CL y Duque.

Los primaverales “vienen siendo los de mayor participación en el área de colza”, comentó, al tiempo que confirmó que “desde hace tres años se está viendo un avance en los rendimientos”. Valoró que esto es “liderado por los productores, que han logrado mayor conocimiento del cultivo, y que buscan un salto de rendimiento y cosecha directa, por eso van apuntando hacia los híbridos”. 

Allí Erro cuenta con: Curry CL, un híbrido primaveral, de ciclo largo, para siembras del 15 de abril en adelante. “Es un material muy conocido, como Hyola 575 CL”, dijo Ferreira. Además se refirió a un nuevo híbrido de ciclo corto, denominado Hyola 117, que remplaza a Hyola 433. “Estamos ampliando la base de genética de productos primaverales, lo que baja el riesgo de enfermedades y daño por heladas, a través de un mayor período de floración y llenado de grano”, acotó. 

CRECIMIENTO DEL TRIGO

En cuanto al trigo, el gerente de la Unidad de Semillas de Barraca Erro comentó que “se viene recorriendo junto a Don Mario el mismo camino que hicimos en soja, que nos ha permitido tener un portafolio de variedades adaptadas a las condiciones y ambientes de Uruguay, siendo hoy el más sembrado del país y que nos ha permitido ser líderes en trigo”. 

Destacó que, en esta última zafra se evaluaron más de 700 variedades de trigo en microparcelas de siete localidades y 15 variedades en franjas de desarrollo. A eso se suma “la amplia red de ensayos que tiene Don Mario en la región y los externos como Facultad de Agronomía, la evaluación oficial en Inia/Inase y grupos Crea. Con esto logramos tener una red de investigación y desarrollo (I+D) con una fuerte presión de selección, para lograr tener productos con excelente potencial, estabilidad y calidad para Uruguay”, detalló.  

Para este año la empresa cuenta con cinco variedades entre ciclos cortos e intermedios, que “nos permiten cubrir todo el rango de fechas de siembra y ambientes”. En ciclo intermedio-largo “se destaca DM Ñandubay, con siembras a partir del 20 de mayo, que aporta excelente potencial y flexibilidad en fecha de siembra. También DM Pehuén, la variedad más rendidora y ganadora durante tres años (2018, 2019 y 2020) en la red oficial de evaluación de cultivares Inia/Inase con y sin fungicida”, destacó. Y agregó que este año se suma la nueva variedad DM Catalpa, “con altísimo potencial de rendimiento y excelente sanidad”. 

En intermedios están DM Audaz, “el precoz de mayor rendimiento y calidad, variedad Urutrigo” y se está lanzando DM Aromo, que remplazará a DM Ceibo, “una de las variedades más sembradas”, anunció. DM Aromo “tiene igual ciclo, igual calidad, pero supera a Ceibo en 7% de rinde, además de mejorar aspectos sanitarios”, señaló.

Ferreira dijo que estos nuevos materiales “van a sumar al plan de siembra del productor: rendimiento, calidad y sanidad”, enfatizando el orden de estos tres ítems “ya que el rendimiento es la variable diferenciadora, mientras que la calidad pesa mucho en el cultivo”. Sin embargo, “la sanidad, si bien tiene una gran incidencia, es una variable con herramientas para su manejo”, acotó. 

LOS ÚLTIMOS 15 AÑOS EN SOJA

Ferreira destacó la evolución del cultivo de soja, que pasó de unas 500.000 hectáreas sembradas hace 15 años a 1,2 millones de hectáreas en la última campaña, con un pico en ese interín de casi 1,5 millones de hectáreas. En ese lapso “se logró un avance del potencial de rendimiento por el lado de la genética con su manejo. Más allá de las variaciones de rendimiento que genera el clima cada año, la tendencia muestra un aumento del rendimiento”.

Consideró que este comportamiento “cambia en un año climáticamente extremo como el que estamos viviendo, donde habrá una pérdida importante de rinde y un porcentaje de las chacras que no llegaran a cosecharse”. De todas maneras, destacó que “al productor lo encuentra mejor preparado para dar batalla y revertir esta difícil situación”.

Valoró el trabajo en conjunto con Don Mario en los últimos 20 años, “con el desarrollo de materiales y el posicionamiento de cada variedad, sumado a tecnologías asociadas al tratamiento de semillas, como el preinoculado de 30 días e inversiones importantes para que la genética vaya acompañada de una excelente calidad”.  

La zafra 2021/22 tuvo el lanzamiento de las sojas Don Mario, con tecnología Enlist, que es “un nuevo hito de Erro y Don Mario en el cultivo de soja”, que “se suma a la historia de las dos empresas que han marcado diferentes momentos en la evolución de la producción de soja en el país”. 

Ferreira enumeró una serie de hechos relevantes para Erro y Don Mario en el mercado uruguayo durante los últimos 15 años. Recordó que en 2008 se lanzó DM 7.0 indeterminada, y “demostramos que dentro de los grupos largos se podía mantener la estabilidad y aumentar los rendimientos”. 

El marco a ese lanzamiento lo habían hecho DM 5,5i y DM 5.8i, dos variedades de grupos de madurez 5 indeterminados, “algo que en el mercado no había y estaba demandando”, dijo.

En la zafra 2009 fue el momento de DM 6.2i STS, la primera con tecnología STS (tolerante a sulfonilureas), con el plus de tener una excelente adaptación en campo, con alta presencia de carbonato de calcio “tosca”. 

En 2011 llegó DM 6.8i, que “aportó 4%” más de rinde que 7.0i. En 2012 se lanzaron las variedades Don Mario con tecnología Intacta, DM 5958 Ipro, que aportó 12% más rinde que DM 5.9 y DM Garra STS Ipro, que demostró ser la variedad que “mejor se adapta a los campos bajos o arrozables”. 

En 2012, DM 62R63 STS sumó 4% de rendimiento que DM6.2i STS. En tanto, en 2017 “lanzamos DM 60i62 Ipro, que rompió todos los paradigmas, sumando un 6% de productividad por encima del que había logrado DM 5958, y hoy es la variedad más sembrada del país”. En el 2020, fue el turno de DM 66R69 STS, que “sumó 5% de rinde frente a 6.8i”, señaló. 

“El lanzamiento de variedades de elite en todas las tecnologías aprobadas en Uruguay (RR1, STS, Intacta y Enlist) y las que tendremos a futuro, ha sido un gran desafío para Erro y Don Mario. Porque de nada sirve tener una tecnología que nos permita controlar insectos o malezas resistentes, si la performance de la variedad no es óptima. El agricultor busca alto rendimiento y las tecnologías son un complemento para la performance de las variedades”, sostuvo Ferreira. 

Señaló que “por eso desde hace más de 15 años contamos con el portafolio varietal más sembrado del país, gracias a la elección de los productores”. Lo que se ha logrado “gracias al equipo de trabajo que hacemos con Don Mario, sumado a la sinergia que tiene Erro como grupo, que nos permite entender y anticiparnos a las necesidades de nuestros clientes”.

Nota de Revista Verde N°106. Edición Aniversario 

Anuncios
Próximo evento | Verde Plus

banner twitter 11-19

banner twitter 11-19
5 - 20:32