Próximo evento | Verde Plus
Agricultura

Retroceso en los precios de la soja

6 de abril de 2017

Los precios en Chicago se debilitan, llegando a valores de Octubre de 2016, debido al posible aumento en la superficie a sembrarse en EEUU en la nueva campaña. Esto además, se suma a las buenas perspectivas de producción para Argentina y Brasil.

 

Según el USDA, en EEUU se podría dar un aumento en la superficie a sembrarse en el ciclo 2017/18. Se proyecta que el área ascendería a 36,2 millones de hectáreas. Debido a esto, los mercados comienzan a seguir de cerca la evolución de las condiciones climáticas en las principales regiones productores de dicho país.

Por otra parte, la presión de la cosecha sudamericana se deja sentir sobre los precios. En Brasil, la trilla superó el 76%, avanzando rápidamente debido a las condiciones climáticas, y se estima un volumen histórico de toneladas. Estas óptimas perspectivas de producción llevaron al USDA a elevar las proyecciones y situarlas en torno a 108 millones de toneladas. Además, en Argentina las labores avanzan sobre el 2% de la superficie y muestran un leve retraso respecto al año pasado. En este contexto, los precios transitaron presionados en el mercado de referencia de Chicago y apuntaron un derrumbe del 10%, desde principios de marzo.

Los aumentos de producción en EEUU se deben principalmente a la relación que mantienen los precios de la soja y el maíz en el mercado de referencia de Chicago. Así, al tomar los valores promedio de los contratos soja-noviembre y maíz-diciembre, en el periodo comprendido entre principios de febrero y mediados de marzo, se observa que la relación llegó a ubicarse en torno a máximos de los últimos años. De esta forma, el precio de la soja llegó a representar cerca de 2,6 veces el valor del maíz para el año en curso, en promedio para el periodo descripto.

Los analistas continúan siguiendo de cerca la evolución de las principales variables de demanda. En particular, se destaca China, que apunta a seguir operando como elemento de soporte de las cotizaciones, al mantener una participación activa en los mercados internacionales. En los dos primeros meses del 2017, las compras externas del país asiático volvieron a mostrar mayores volúmenes que en los mismos meses de años previos. El USDA mostró optimismo al elevar en 1 millón de toneladas las proyecciones de importaciones de China en el último informe mensual, d esta forma, las compras podrían totalizar 87 millones de toneladas en la campaña 2016/17.

Dada la ausencia de fundamentos alcistas sólidos, de momento, los mercados permanecerán focalizados en tres cuestiones. Por una parte, seguirán de cerca la evolución del clima en Argentina y el avance de las tareas de cosecha. Por otra parte, estarán atentos a la evolución de la demanda externa y para crushing en EEUU, con el fin de anticipar la posible recomposición de stocks finales proyectada por el USDA para la campaña actual. Además, de cara al inicio de la siembra del nuevo ciclo en EEUU, se seguirán de cerca las condiciones climáticas y el ratio de precios soja/maíz, a fin prever la efectiva concreción del aumento de área proyectado por el Departamento de Agricultura.


Fuente: grimaldigrassi.com.ar

Anuncios
Próximo evento | Verde Plus

banner twitter 11-19

banner twitter 11-19
5 - 19:35