fbpx
Próximo evento | Verde Plus
Agricultura

Previendo la seca, arroceros del norte reservaron más agua, lo que significó “sobre costos”; hay 1.000 hectáreas de soja y maíz

23 de enero de 2023

En la zona norte el panorama de precipitaciones recibidas muestra oscilaciones entre 50 y 60 milímetros desde el 1° de noviembre hasta el momento, señaló el vicepresidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), Guillermo O´Brien, en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.com.uy.

Dijo que eso representa una “seca aguda” para temporadas de primavera y verano en esa región. La temperatura a esta altura del año es normalmente alta en los departamentos norteños de Uruguay, con evaporaciones de hasta 10 milímetros por día en el suelo, comentó.

Indicó que la producción arrocera en el norte, Artigas y Salto, abarca unas 30.000 hectáreas. El año pasado se registró un déficit hídrico hasta fines de febrero, lo que afectó al cultivo y por eso cerca 1.500 hectáreas fueron abandonadas, recordó.

O´Brien señaló que ante esa situación los productores arroceros de esa zona resolvieron este año aumentar entre un 5% y 10% la reserva de agua disponible por hectárea sembrada, teniendo en cuenta que en la zafra pasada hubo un sobre consumo de entre 15% y 20% de agua. La medida de anticiparse representó “sobre costos”, que se ubican en unos “US$ 150” por hectárea, distribuidos en horas de bombeo de agua, compra de agua, tarifa de energía eléctrica, entre otros factores, advirtió.

En esta zafra se plantaron “en tiempo y forma”, los cultivos crecieron con lluvia y luego cesaron las precipitaciones pero con el arroz instalado. “Ha sido importante la cantidad de horas de luz que han recibido las chacras. Hay un 60% a 70% del área en etapa de floración y se ingresa a los últimos 30 días de riego en las chacras más atrasadas, pero es una carrera corrible” por los recaudos que tomo el productor, sostuvo.

Respecto a la producción de soja en esa región, el directivo de la ACA señaló que los productores están convencidos de que “apostar a cualquier cultivo de secano” en el norte es “poner en juego mucho dinero por hectárea”. Es tener “mayor probabilidad de éxito en el casino” que en esa actividad agrícola en el norte, graficó.

Indicó que los buenos resultados que viene mostrando la inclusión de la soja en los campos arroceros del este llevó a que algunos productores del norte probaran producir soja y maíz con riego, pero ese tipo de cultivos “requieren agua como quien riega el jardín” de una casa. “Es otra cultura de riego que se debe incorporar, pero en una empresa arrocera hay recursos que pueden sumar y el principal es el recurso humano, que son los regadores”.

Agregó en la zona arrocera de Uruguayana en Río Grande del Sur frente a Tomás Gomensoro en Artigas, “hay un desarrollo muy importante  del riego de soja y maíz por surcos, que se marcan con tecnología RTK lo que brinda un diseño muy exacto y facilita el riego”.

Actualmente en Artigas hay unas 1.000 hectáreas sembradas entre maíz y soja. “En la mayoría, hay un productor arrocero detrás donde se buscan validar diferentes alternativas para determinar si existe un negocio para el agricultor y para el dueño del campo”.

Escuche a Guillermo O’Brien

Foto: Martín Pereira

Anuncios
Próximo evento | Verde Plus

banner twitter 11-19

banner twitter 11-19
7 - 00:35