Agricultura

Nidera presentó dos materiales, para siembra temprana y para tardía

18 de agosto de 2022

Se trata del NS 7621 Viptera 3 y del NS 7921 Viptera 3 CL, destacados por sus altos rendimientos, muy buena sanidad y agronomía, con recomendaciones de la marca

Nidera lanzó en Uruguay dos nuevos materiales, uno recomendado para siembras tempranas y otro para ambas fechas de siembra, con alta tecnología y destacados rendimientos, además de buena sanidad y agronomía, según destacó a VERDE el líder en Extensión para la zona sur de Argentina, Ricardo Ollua. 

En primer lugar se refirió al NS 7921 Viptera 3 Clearfield (CL), “que ya se mostró el año pasado pero había poco volumen, por eso hicimos un relanzamiento este año. En Argentina siempre lo presentamos como el único material ganador, rendidor y que además tiene tecnologías asociadas”, destacó. 

Aseguró que “es único en el mercado. Tiene la tecnología CL, por un lado, que es la tolerancia a imidazolinonas, que le permite al productor hacer aplicaciones de Onduty Plus o Interfield. Esto le da la posibilidad de estar protegido para una amplia gama de malezas de hoja ancha y gramíneas, que también son difíciles de controlar en un cultivo de maíz”. 

Y por otro lado, dijo que “en el mismo chasis tenés la mejor biotecnología de protección contra insectos, de la familia de los lepidópteros, que son las orugas, que es el Viptera 3. Así que estás protegido desde la siembra y durante el avance del cultivo. Es una biotecnología muy interesante, sobre todo cuando se hacen planteos de siembra tardía, cuando uno tiene que dejar que pase el invierno para que seque el cultivo, esperando la primavera. En esas situaciones se necesita una espiga que esté bien protegida de los insectos. Por eso Viptera 3 es muy buscada para esos planteos de siembra tardía”.

Agregó que es un material 108, “un día más corto que el 7818, el más sembrado en Uruguay, que también es Viptera 3. El fenotipo es unos 20 centímetros más alto”, con la posibilidad de usarlo como doble propósito. 

Señaló que otra diferencia es que el 7818 focaliza toda la producción en una sola espiga por planta, en cambio el 7921 se puede ajustar en la generación de rendimiento, de acuerdo al ambiente. Genera una espiga principal y a su vez busca generar otras espigas cuando el ambiente y la densidad lo permiten, en una espiga secundaria, por prolificidad en el tallo principal o en espigas, a través de macollos, cuando la densidad es muy baja o se buscan planteos de ultrabaja densidad. 

Además, remarcó que es de alto peso de 1.000 granos. “Comparado con el 7818, está en 20 o 30 gramos arriba. También está la diferencia en el perfil sanitario, que es muy equilibrado, muy bueno, tiene algún punto más de tizón o roya que el 7818 pero siempre en niveles muy bajos”, describió. 

Agronómicamente dijo que “es impecable”, y agregó que “es nuestro material más destacado en quebrado, que es importante también para un planteo tardío”. 

Y en rendimiento “el 7921 es 2% o 3% superior en siembras tardías y tempranas. Es ganador en rendimiento, con la mejor biotecnología para problemáticas de malezas e insectos”, sintetizó.

Pero remarcó que su posicionamiento “es para siembras tardías, por todas sus ventajas. El rendimiento frente al 7818 es superior, sobre todo en siembras tardías o de segunda. Porque en tempranas tenemos mejores híbridos. Son portafolios ganadores, pero en siembra temprana hay mejores materiales”.  

Para siembras tempranas

Además, Nidera presentó el NS 7621 Viptera 3, “el más ganador que tenemos para siembras tempranas; es notable. El eje que teníamos para siembras tempranas era el AX 7761, que viene en la versión VT Triple Pro, que además se destaca por tener una estabilidad tremenda; lo llevas a un ambiente de bajo potencial y sigue respondiendo en rendimiento. El NS 7621 es su remplazo, porque es superior al 7761 en prácticamente 350 kilos, que es muchísimo. Y comparado con muchos competidores del mercado, está en 550 kilos o 600 kilos arriba”, aseguró Ollua. 

Destacó que “es ganador en todos los ambientes, en todas las condiciones, contra una amplia gama de genotipos que fuimos probando, e incluso contra el 7761 que es uno de los más ganadores que tenemos en el portafolio de siembras tempranas”. 

Señaló que en un programa de mejoramiento se busca siempre mejorar el rendimiento, mejorar ganancias genéticas, y “este chasis ganador también vimos que tiene bondades como un buen perfil sanitario y buena agronomía”. 

A propósito, dijo que “tiene buena nota en vuelco, en quebrado tiene una nota más intermedia, por eso lo posicionamos más en siembras tempranas que en tardías. En términos de quebrado el 7921 es el mejor de todos, sin dudas”. 

Agregó que el perfil sanitario “es bastante equilibrado, bueno, con alguna nota más en tizón y roya, pero siempre con niveles bajos. Tener un producto perfecto es muy difícil, pero insisto que los niveles son bajos, inferiores a la media”.

Cuando a este material lo llevamos a siembras tardías cambia; allí se destaca el 7921. “Por eso elegimos al 7921 para siembras tardías y el 7621 para tempranas”, resumió.

Por último, Ollua informó que tanto el 7921 como el 7621, “permiten usar una bala de plata, que es el glufosinato de amonio, otro principio activo para el control de malezas. No es un glifosato sino un quemante del estilo del Heat. Es otra molécula, que tiene muy poquita sistemia en planta, pero es un quemante que se puede usar arriba del cultivo, en estadíos vegetativos tempranos, v4 o v6, y podés hacerlo pensando en un control de malezas muy chicas o en un doble golpe, cuando tenés un escape de Amaranthus, por ejemplo”, señaló.

Programa de mejoramiento

Nidera cuenta con una amplia red de desarrollo de materiales, con cerca de 200 puntos de ensayos, desde el noroeste y noreste argentino (NOA y NEA) hasta el suroeste y sureste de la provincia de Buenos Aires. 

“Analizamos datos de todo tipo, tanto rendimiento como agronomía y perfil sanitario. A su vez, en esa misma red hacemos los ajustes de las curvas de densidad, que es el valor más importante que podemos generar, aparte de un chasis ganador y del rendimiento”, destacó el líder en Extensión en la zona sur de Argentina.

Detalló que se busca dar la información de la performance de un material específico, en un ambiente determinado, ante ciertas condiciones climáticas, por ejemplo. Estiman un rendimiento futuro, recomendando “la mejor densidad”, pero no desde el punto de vista biológico sino económico. “Esto se construye a través de la relación de precios, entre el grano cosechado, puesto en el campo,y el costo de la bolsa de semillas. Dentro de esa curva de densidad buscamos maximizar el beneficio por hectárea, para lograr mayores márgenes”, explicó Ollua. 

La red de Nidera también abarca entre 15 y 20 localidades por año en Uruguay. “Lo bueno es explorar distintos ambientes, porque muchas veces el productor quiere saber cuánto rindió un material en su zona. Si bien ese es un dato valioso, hay que contextualizarlo con muchos otros aspectos. Por eso, cuando a un dato le agregas otros 200, te da la robustez de poder decir que un material anda bien en siembras tempranas, en siembras tardías, en ciertas condiciones y densidades”, explicó. 

A su vez, Nidera cuenta con un sistema de manejo variable. “Conociendo los datos de densidad, podemos empezar a manejar de forma variable los ambientes en un lote. Después de cuatro o cinco años de trabajar las curvas de densidad y de tenerlas bien ajustadas, desembarcamos en el sistema de manejo variable, que es un servicio más. Pensamos en genética y a su vez en el servicio asociado a esa genética”, subrayó. 

También comentó que la empresa agregó ensayos de nutrición. “Hace tres años que estamos probando la performance de los materiales en distintas densidades y en siete niveles de nutrición, desde 0 kilo de nitrógeno (N) hasta 300 kilos de N elemento por hectárea, con el objetivo de conocer la eficiencia del uso del N y la relación entre N consumido y kilos producidos por híbrido”, concluyó.

Nota de Revista Verde N°102

SyngentaSyngenta
Erro GrapErro Grap
1 - 06:14