fbpx
Agricultura

Los productores se destacan por ser los empresarios que más reinvierten

29 de abril de 2021

Julio Blanco, director de Interagrovial SA, empresa que representa a la marca John Deere en Uruguay, detalló cuáles son las tendencias tecnológicas que impulsa la compañía

El productor “es de los empresarios que más reinvierte”, destacó Julio Blanco, director de Interagrovial SA, representante de John Deere en Uruguay. A propósito, dijo a VERDE que “casi todo lo que el agro genera se reinvierte en el propio sector, y eso redunda en más sustentabilidad económica y ambiental”.

Destacó que, “así como el agricultor uruguayo reinvierte muchísimo, el productor local siempre estuvo abierto a la tecnología, ha viajado mucho, facilitamos el ingreso de la tecnología a través de viajes con productores, además del marketing de los propios productos y demostraciones. Tenemos la función de ser facilitadores de esa tecnología”.

Destacó que “hoy nuestra propuesta de valor, hablando de la producción de granos, pasa por una conectividad en línea con el equipo que está en el campo. Tanto el productor como nosotros, en el Centro de Soporte al Cliente –una sala de monitoreo con asesores capacitados que observan la salud de la máquina y los datos agronómicos que va generando– monitoreamos lo que está pasando”.

Explicó que no solo se trata de lo que pasa en un ambiente, sino que va más allá. “La máquina está trabajando con la prescripción que salió del procesamiento de datos de años anteriores, de mapeos, y del trabajo de un software. El equipo va aplicando de una manera variable, de acuerdo a lo que necesita esa prescripción, tanto de fertilización, como de siembra y aplicaciones, en cada lugar del campo”.

De esa forma, se logra aplicar “específicamente lo que cada pixel del campo necesita en ese lote. Entonces, las últimas generaciones de equipos vienen con toda la aptitud para conectarse online, para recibir esos datos, hacer su trabajo con la variación requerida, de acuerdo a la receta que le pone, y además devuelve datos al sistema, de una manera casi automática”.

Señaló que “el almacenamiento y el servicio de recibir y enviar información a la nube en el Centro de Operaciones John Deere, cada productor lo tiene sin costo, por solo ser cliente”.

En ese lugar de la nube el productor tiene los datos de cada lote, potrero o parcela, dividido de la forma que el productor quiera, de acuerdo al mapa de su campo, detalló Blanco. Además, en el Centro de Soporte Conectado de Interagrovial hay asesores en contacto con los clientes, “para asegurarles que los datos fluyan, para que se puedan almacenar y procesar, además de brindar todos los tutoriales necesarios para procesarlos”.

Servicio más eficiente

También es importante el monitoreo de la salud del equipo. “Si una máquina emite un código de alerta, necesita algo, se le está viniendo el intervalo de cambio, o lo que fuere, está totalmente monitoreado online. Y el Centro de Soporte Conectado está vinculado con nuestro departamento de servicio. Entonces, cuando el soporte técnico sale al campo, ya sale preparado, esto aporta muchísima eficiencia, baja costos y permite disminuir la movilidad en los trabajos de servicio a campo”, destacó Blanco.

“El servicio cambia, porque antes de ir a la máquina tengo las alternativas definidas, porque me comunico con la máquina a través del sistema que posee tiene un software para dar servicio, que se llama Service Advisor Remote. Históricamente, se generaba el problema y el técnico iba hasta el lugar, conectaba el software y veía cómo repararlo. Ahora funciona de forma remota”, destacó.

Esta tecnología permite estar conectado de forma online con la máquina, que “incluso permite prever problemas y anticiparse, tener una gestión proactiva, y después puedo actualizar software e intervenir las máquinas a distancia. Recién ahí, sabiendo todo lo que falla, veo cómo y por qué voy al equipo”, explicó.

Tecnología integrada

El líder de Interagrovial remarcó que todos estos productos y softwares periféricos conectados en la nube son productos John Deere. “Vienen diseñados junto con las máquinas. John Deere no trabaja con ningún proveedor externo a la hora de interactuar con el cliente. Todos estos productos forman parte del ecosistema de la marca. Por eso nuestra propuesta de valor es trabajar con todo este sistema integrado, con la conectividad y los datos”, subrayó.

Pero comentó que, además, Interagrovial tiene convenios con otras empresas. Puso el ejemplo del software Taranis, que representa Lanafil, que “es muy bueno”. Explicó que se toman datos con un dron, y la información de esos vuelos se puede cargar en el Centro de Operaciones John Deere. “Eso está complementando los datos de los mapeos que salen de las propias cosechadoras, y agrega precisión”.

Puso el ejemplo de un campo con malezas. “Para corregir el problema hago los vuelos con el sistema de Taranis, lo cargo en los mapas, proceso los datos  y después lo envío al pulverizador que aplicará en los lugares donde están las malezas. Eso me permite ahorrar producto, beneficiar al medio ambiente, bajar costos y mejorar la calidad de aplicación. El futuro de la agricultura viene por acá, por tecnología y precisión. Esta es la revolución de la agricultura y está disponible en Uruguay”, enfatizó.

Inversión en conectividad

Recordó que el año pasado se tomó la decisión de “acelerar la adopción de esta tecnología, no solo por las limitaciones en movilidad que nos iba a poner la pandemia, sino porque estratégicamente nuestro negocio va por acá”, afirmó el empresario.

Al respecto, comentó que en Interagrovial “se hizo una inversión importante para entrenar a nuestros asesores y en conectividad. Adquirimos centrales telefónicas inteligentes, software para el Centro de Soporte Conectado para brindar atención al cliente, y allí se creó la sala de monitoreo en la casa central de la empresa en Montevideo”.

Agregó que la unidad de negocios forestal y vial, Interagrovial por sus características las opera de forma separada del negocio agrícola. La sucursal forestal tiene base en Paysandú, donde se está instalando otro centro de monitoreo para esta unidad de negocio.

Además, “hicimos una inversión muy grande en vehículos equipados para servicio a campo, y en una  flota de vehículos eléctricos para los asesores, que a partir del próximo mes representará más de la mitad de la flota total de Interagrovial. Hicimos una apuesta fuerte a la capacitación, a la atención al cliente a distancia y capacitación empresarial”, detalló.

“Se trata de un proyecto de inversión que incluye sistemas, sala de monitoreo, conectividad, entrenamiento, vehículos, tratamiento de efluentes en los talleres y el proyecto ya está terminando de ejecutarse”, confirmó Julio Blanco.

Valoró que “la gran mayoría de nuestros clientes ya vienen adoptando tecnología y han avanzado muchísimo en estos últimos años en pilotos automáticos, banderilleros y mapeo. Ahora se suma esta siguiente etapa en el camino a la precisión y la sustentabilidad ambiental”.

Interagrovial “también ofrece soluciones financieras desde su unidad de créditos, y maneja una cartera propia. Además cuenta con el fideicomiso de financiación de Interagrovial y la unidad de John Deere Financial en Uruguay”, recordó el director de la compañía.

Julio Blanco sostuvo que el área de financiación de la empresa “está muy desarrollada y cuenta con varias soluciones que le permiten al productor la incorporación de tecnología y equipos de acuerdo a sus necesidades productivas”.

Sustentabilidad

El director de Interagrovial valoró que la evolución de estas tecnologías cambian el modelo de negocio y la forma en que se brinda el servicio. “Sin dudas que esto redundará directamente en ayudar a la sustentabilidad de los procesos productivos y ambientales, que es el propósito de Interagrovial”, afirmó.

Comentó que estas tecnologías permiten “cultivar aplicando menos, optimizando los insumos. No solo poniendo la cantidad exacta sino donde tiene que ir; no solo por ambiente sino en cada lugar del campo, algo que le otorga la inteligencia de la máquina, mediante JD Link. Además de contar con todos los datos de cada zafra, se generan y procesan para subirlos a la nube y que el productor los tenga disponibles, algo que se hace de forma automática”.

En esa línea, Blanco también destacó que “las nuevas cosechadoras de John Deere se van autoajustando una vez por minuto, algo que un ser humano no lo puede hacer, ni siquiera una vez por hora o una vez cada cuatro horas. La internet de las cosas y la inteligencia artificial está detrás de todo esto”. Agregó que JD Link está disponible para los grandes equipos, pero también en el corto plazo los tractores de menor potencia contarán con dicha tecnología.

 La firme demanda mundial de alimentos

“Estamos viendo un gran viento a favor desde afuera. La demanda mundial de alimentos está determinando un escenario de precios como el que estamos viendo. Y estos precios están dados por los desajustes que se van dando en la oferta. El crecimiento de la demanda es constante en las proteínas, en los granos, y eso derrama en los demás commodities”, analizó el director de Interagrovial SA, Julio Blanco.

Al ser consultado por VERDE, destacó: “estamos en un sector donde la actividad se puede seguir llevando a cabo, un sector que no paró. Hay que agradecer, porque sabemos de otros rubros que están pasando mal, y que no pueden llevar a cabo normalmente su actividad”.

El empresario consideró que “ese viento a favor, que viene de afuera, está generando en el agro uruguayo un momento de optimismo. La ecuación es favorable, tanto en oleaginosos como en cereales, incluyendo el arroz”.

El principal de la empresa que representa a John Deere en Uruguay, dijo que los actores de la cadena agrícola “tenemos una gran responsabilidad en cuidar la sanidad y la seguridad de nuestra gente. Por suerte los empleos los podemos seguir manteniendo, estamos contribuyendo al empleo, pero tenemos una gran responsabilidad en el cuidado y la sanidad de todos nuestros trabajadores”.

Comentó que “en estos días estamos planteando protocolos que son bastante exigentes en los trabajos a campo, y después los protocolos para trabajar dentro de la empresa. Nos estamos adecuando a la realidad de estos días”.

Por otra parte, Julio Blanco valoró que “hay muy buenas señales, un gobierno que acompaña, que entiende, que está logrando destrabar algunas cosas que traíamos, y eso forma un buen clima para invertir. Al clima de negocios lo vemos muy bien. Hay un gobierno que escucha, que acompaña, eso es importante. Cadenas como la láctea, la arrocera y en algunos aspectos la ganadera, traían muchos desafíos, y con mucho esfuerzo están logrando algunos resultados y destrabar algunas cosas que inciden muchísimo en el clima de inversión. Tanto los productores como la agroindustria están con ánimo de invertir”.

En lo que refiere específicamente a la maquinaria agrícola, dijo que “hay sectores como el arroz, que venían con un rezago de inversión muy grande, de más de cinco años. Y eso no solo es la cantidad de horas de uso de cada máquina, sino también la ausencia de las últimas generaciones de tecnología, que casi no se ven en el sector. Esa es otra necesidad más de inversión”.

El empresario sostuvo que el clima de negocios en el país “es bueno, están las condiciones para invertir, el financiamiento está, y los beneficios para invertir también”.

Por último, el director de Interagrovial consideró que “está bien lo que quiere hacer el gobierno nacional, de darle un impulso a sectores que son la base de nuestra economía y de la multiplicación de los empleos, que pueden desempeñarse, aún en pandemia, con todas las salvedades sanitarias y de seguridad”.

Nota de Revista verde N°92

Anuncios
7 - 23:14