Agricultura, Ganadería

La combinación de especies para estabilizar la producción de pasturas

27 de marzo de 2024

Con 14 nuevos materiales incorporados en este 2024, Agrofuturo amplía su paleta de productos y consolida un portafolio desarrollado para atender la demanda uruguaya 

El ingeniero agrónomo Pablo Civetta, director de Agrofuturo destacó a VERDE, la importancia de estabilizar la producción de forraje mediante la combinación de especies que cubran diferentes nichos de producción, resaltando la utilización de genética nacional y del exterior, fundamentalmente de Australia. 

Agrofuturo tiene varias líneas de trabajo, dentro de las que se incluyen los bio- estimulantes, los productos para control biológico, la línea de semillas de cultivos de verano con la representación de Advanta Semillas y las especies forrajeras para las siembras de otoño. 

En forrajeras, “la estrategia ha sido seleccionar lo que se entiende es mejor para las condiciones de los sistemas pastoriles de Uruguay, basados en la experiencia de más de 20 años de Agrofuturo trabajando en el mercado. Ya sea con genética nacional, de la región, o de zonas más lejanas”. En este sentido destacó que se busca genética australiana ya que, por el clima y el ambiente, tiene muchas similitudes con Uruguay, así como las de mejor adaptación de Nueva Zelanda, Europa y EEUU. 

La selección genética se hace buscando productos que se destaquen por su producción y calidad. “No necesariamente tiene que ser el que más materia seca produce, ni el que más calidad tiene. Puede ser una combinación de ambos, buscando cubrir los nichos”. Agregó que tratan de “correr esos picos de producción donde todas las forrajeras producen”, buscando producciones más tempranas en otoño-invierno, o especies largas para cuando, por ejemplo, “las festucas pierden calidad por su pasaje a estado reproductivo”. 

Puntualizó que “hay algunos raigrases de genética australiana que están verdes hasta fines de diciembre. Buscamos tener ese tipo de herramientas combinadas, para tratar de estabilizar la producción de forraje”.

La base genética nacional está compuesta por Achicoria INIA Nova; la alfalfa INIA Charrúa, destacada por su mayor relación hoja/tallo y la avena sativa de pastoreo INIA Capella, con un ciclo muy largo no común en este tipo de avenas. 

Dentro de la base australiana remarcó que desde el 2024 hay en el mercado dos festucas y un dactylis, al tiempo que estimó que el próximo año se sumarán algunos raigrases. De Nueva Zelanda cuentan con dactylis, raigrás perenne y festulolium, mientras que de Europa destacó una festuca de ciclo muy largo, que “mantiene mucha calidad, aún en épocas en donde las festucas tradicionales se endurecen; todo esto sin hipotecar su producción invernal”.  Y de EEUU se trabaja en raigrás y festucas. 

Previo al lanzamiento de los materiales, Civetta sostuvo que se testea todo bajo pastoreo en el campo experimental El Lucero que posee Agrofuturo en Colonia Valdense (Colonia). “Se pastorea permanentemente con ovinos, generando situaciones complicadas para lograr producción y persistencia”. Agregó que lo que buscan son especies perennes que performen bien pero que también duren “un poco más de lo que estamos acostumbrados”. 

Subrayó que de esta forma fue que encontraron la festuca mediterréanea Charlem, que tiene una excelente producción invernal y una supervivencia destacada. Además, resaltó la festuca Pastoral, una variedad continental que se ha destacado luego de los veranos secos.  

“Uruguay mira mucho a Oceanía y ahí hace mucho foco en Nueva Zelanda, donde son muy buenos con las especies forrajeras y los sistemas pastoriles, pero con condiciones bastante más frescas que las nuestras y lluvias más regulares, sobre todo en la Isla Sur”. Remarcó que por eso Agrofuturo hizo una apuesta fuerte en Australia donde las condiciones son más similares a las de Uruguay en temperatura y lluvias.  

Si bien en el área de forrajeras la empresa tiene una apuesta importante en el mercado doméstico, desde la concepción de la división forrajeras de Agrofuturo, se pensó en el mercado exterior, con exportaciones de productos y con contratos de multiplicación específicos. “La exportación depende de los años y de los productos, por lo que va variando, pero es una unidad de negocios programada ya que se hace bajo contrato de producción. Se traen las semillas madre exclusivamente para multiplicar, y toda la producción se va para el país de destino”. 

En la búsqueda de soluciones al productor, la empresa está desarrollando Blends Forrajeros que son mezclas de especies que se ofrecen bajo una denominación particular, “es una mezcla homogénea, tratada y embolsada. Si bien algunas pueden ser hechas por el productor en el campo, con esta solución el productor se libera de esta tarea y recibe el producto terminado y listo para sembrar”. Dentro de la propuesta “tenemos Beef Mix, que es una festuca continental con dactylis, y Milk Mix, que es una mezcla de falaris y dactylis”. 

Nota de Revista Verde N°113

SyngentaSyngenta
Erro GrapErro Grap
1 - 13:52