Agricultura

Hoffman (Unicampo) recalcó el riesgo de “ir por la revancha” con cultivos de invierno y advirtió por daño de hormigas en colza

27 de junio de 2023

Más allá de la incertidumbre para la producción agrícola y ver qué pasaría con la superficie de cultivos de invierno este año, “se ha podido sembrar”, tras algunas lluvias registradas en mayo, dijo el director de Unicampo, Esteban Hoffman, en el programa Punto de Equilibrio en Carve y en revistaverde.com.uy.

Señaló que “todavía en algunos casos se está sembrando por encima de lo planificado”, por la suba de precios que ha registrado el trigo producto de los problemas climáticos que se registran en otras regiones. En una zafra donde todo indica que se sembrará “bastante” menos canola y algo más de trigo y cebada.

“Nosotros con los clientes, pensando en el riesgo y el miedo” de los excesos de lluvias en primavera ocurridos en 2014 y 2017, que generaron problemas sanitarios y de calidad, “bajamos la intensidad de siembra” frente al año anterior”, afirmó.

Hoffman indicó que “el pronóstico ampliado augura una alta probabilidad de lluvias para el final de la primavera, lo que no es bueno para los cultivos de invierno”, recalcó.

Acotó que “si se cumpliese” esa previsión climática “podríamos tener un año similar al 2012, donde no nos fue nada bien con los cultivos de invierno, más bien nos fue mal”.

“Ojo porque con un muy mal año desde el punto de vista económico,  esto sería como un doble golpe” y hay “muchas empresas que no tienen capacidad económica para aguantar dos zafras malas”, y “somos de la idea de que la planificación de la agricultura es más que el semestre”, señaló.

Para Hoffman “no es buena cosa ir por la revancha”, porque hay un pronóstico de clima “desfavorable” y resaltó la importancia de realizar un análisis de mediano y largo plazo. “Es impresionante” el nivel de las pérdidas económicas que dejará la zafra de verano, dado que pueden llegar hasta los US$ 700 y US$ 800 por hectárea, enfatizó.

Consultado sobre el daño de hormigas en las chacras de canola, Hoffman dijo que “los problemas no fueron generales pero si muy importantes para algunos” productores, lo que se puede adjudicar a situaciones vinculadas a la falta de lluvias y al dejar de preocuparse de los hormigueros, desde que se plantaba girasol y se usaba fipronil.

“La semilla que se está sembrando no tiene insecticidas curasemillas”, entonces “nos agarra sin curasemillas”, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) restringió el uso de estos productos, señaló.

“No está nada fácil” el encontrar alternativas para el combate al ataque de hormigas en las chacras, que generan importantes pérdidas en la producción, consideró.

Escuche a Esteban Hoffman

SyngentaSyngenta
Erro GrapErro Grap
5 - 05:40
Status: Loading
Punto de equilibrio
Escuchar ahora