fbpx
Próximo evento | Verde Plus
Agricultura

El área de soja creció 8%, cuatro departamentos tienen el 62% de la superficie, según Urupov

13 de mayo de 2022

Del análisis que Urupov realiza zafra a zafra, a través del uso de imágenes satelitales provenientes del sensor Sentinel, se concluye que el área estimada de siembra de soja para la zafra 2021-22 es de 1,165 millones de hectáreas. Con lo cual se observa un crecimiento de un 8% frente a la zafra precedente, luego de tres campañas donde la superficie se había mantenido estable en torno de 1,08 millones de hectáreas.

El 62% del área total de soja se ubicó en los departamentos de Colonia, Soriano, Río Negro y Paysandú. “Estos 4 departamentos han representado el 60% del área sembrada durante los últimos 6 años en los cuales se realizó teledetección”, agrega Urupov.

Soriano representa 24,3% (283.170 has) de la superficie total, Colonia 13,7% (159.989 has), Río Negro 13,2% (153.710 has), Paysandú 10,7% (124.134 has), San José 7,1% (82.496 has), Flores 6,6% (76.595 has), Durazno 4,9% (57.581 has), Florida 4% (46.826 has), Cerro Largo 2,6% (29.930 has), Rocha 2,6% (29.887 has), Treinta y Tres 2,3% (26.643 has). A la vez, en Canelones se siembran 21.659 has, en Lavalleja 20.677 has, en Tacuarembó 16.185 has, en Salto 13.434 has, en Rivera 9.567 has, en Artigas 6.789 has, en Maldonado 5.734 has y en Montevideo 168 has.

Urupov señala que “del total de las chacras sembradas en la zafra 2021-22, el 55% tuvieron soja en el ciclo 2020-21 y el 45% corresponde a chacras nuevas para el cultivo porque no tuvieron soja en la campaña anterior. El porcentaje de chacras nuevas fue casi un 9% superior al de la zafra pasada.

En la zafra 2021-22, el 44% del área cultivada se sembró con semilla etiquetada tanto categoría comercial como certifi­cada, mientras que más del 42% se sembró con semilla de uso propio dentro del Sistema de Valor Tecnológico (SVT) que lleva adelante URUPOV.

Con estos números, “si bien es alentador saber que se logró bajar 4 puntos porcentuales el área ilegal, son casi 170.000 hectáreas que se sembraron con semilla de origen ilegal y uso propio que no se declaró y registró bajo el SVT.

Urupov destaca que “Uruguay sigue siendo referencia a nivel internacional en lo que respecta al reconocimiento de la propiedad intelectual y el valor de la genética. Aunque estos números plantean un gran desafío a nivel nacional, ya que un 14% de ilegalidad y subdeclaración de la semilla usada funciona como un desestimulo al desarrollo y lanzamiento de variedades y sus tecnologías asociadas”.

A nivel nacional, “el número total de productores que siembran soja se ha mantenido estable en los últimos años, con un promedio cercano a las 2.900 razones sociales”.

El informe de Urupov marca que en los últimos seis años se destinaron 2,7 millones de hectáreas para la producción de soja. Eso significa que en esa superficie y en ese periodo, al menos una vez se sembró soja. “El 50% de dicha superfi­cie se ubica en 13 suelos con Indice Coneat diferentes. Existen 2,15 millones de hectáreas que poseen esos suelos y que no han sido destinadas para el cultivo en los últimos seis años”, acota.

Anuncios
Próximo evento | Verde Plus

banner twitter 11-19

banner twitter 11-19
3 - 06:01