fbpx
Próximo evento | Verde Plus
Agricultura

Agroenfoque festejó 20 años de actividad en el mercado uruguayo

20 de agosto de 2022

La empresa repasó su trayectoria, brindándole soluciones a los productores, y anunció la asociación con IBF Negocios, compañía de inversiones que opera en el país desde 2011 

Agroenfoque es una empresa que trabaja desde hace 20 años brindando soluciones integrales, “generando servicios de primera calidad a través de procesos que buscan la eficiencia y la innovación constante, con productos amigables con el medio ambiente”, señaló a VERDE el ingeniero agrónomo José Luis Orrico, gerente general y fundador de Agroenfoque.

En  el marco de la celebración del 20° aniversario de la empresa, Orrico se refirió al inicio. “Lo que vi en ese momento fue la necesidad de entregarle al usuario, no un insumo, sino un servicio, una solución. ¿Qué precisa? ¿Cómo lo quiere? ¿Cómo le facilita? ¿Cuál es su real problema? Ahí vi una oportunidad. Había recorrido el país y sumado experiencias durante mucho tiempo. Antes ingresé a BASF, con un contrato como técnico externo, y trabajé allí durante 18 años. También lo hice en otros emprendimientos, pero siempre de forma independiente”, recordó. 

Desde su fundación, Agroenfoque se ha transformado en una empresa sólida y versátil a nivel nacional, con alcance regional en sus operaciones, que ha ido diversificando sus negocios con base en el uso de tecnologías novedosas.

“Me volqué hacia este sector porque entendí que la tecnología venía avanzando por el lado de la productividad, del manejo sanitario, del control de malezas, del control de plagas, de la parte genética, donde había un crecimiento de los rendimientos”, observó. 

En ese momento entendió que el sector también “necesitaba hacer hincapié en el área nutricional” de los cultivos. Pero señaló que “recién ahora la nutrición realmente está tomando importancia. Eso fue lo que me llevó a mirar esto, también porque provenía de trabajar con cultivos más delicados, como las frutas, las hortalizas, que tienen características diferentes a la agricultura”. 

Además, en esos años todavía era riesgoso apuntar a este tipo de trabajo, aunque era novedoso para el sector. “Pensaba que los suelos no se podían mantener iguales, se irían cansando, gastando, que iban a requerir de nuevas tecnologías para mantener los potenciales productivos. Y así me largué. Tenía la ventaja de conocer el país de punta a punta, así como a muchos productores”, comentó. 

En estos 20 años, Agroenfoque tuvo muy buenos momentos, pero también tuvo que enfrentar dificultades. “Hemos ido aprendiendo de nuestros aciertos y errores, siempre con una mirada positiva, intentando brindar las mejores soluciones a nuestros clientes. Nuestra gente ha sido uno de los pilares fundamentales, muchos nos acompañan desde el comienzo, y son parte esencial de nuestra identidad, de nuestra marca”, dijo Orrico.

Desde sus inicios, Agroenfoque trabaja con empresas nacionales e internacionales. Y para Orrico “uno de los puntos más fuertes han sido nuestros socios comerciales, marcas de reconocido prestigio nacional e internacional, que han confiado en nosotros y por nuestra trayectoria lo siguen haciendo. Esto nos ha llevado a brindar soluciones de primera calidad desde el comienzo, acompañadas por un respaldo técnico dado por nuestros ingenieros, y por la constante capacitación y ganas de seguir mejorando”.

EL ACUERDO CON IBF NEGOCIOS

En el contexto que atraviesa el negocio agropecuario, gerente general y fundador de Agroenfoque entiende importante asociarse con otras empresas que aporten al crecimiento de los emprendimientos. “La idea de Agroenfoque es asociarse con un grupo inversor, con otros capitales, porque la necesidad del mercado es esa. Ya no se puede pensar en la empresa propia, particular, autogestionada. Hay que mirar con otra amplitud, con integraciones, abrirse al mundo y no tener miedo a tener socios”.

Este año, Agroenfoque firmó un acuerdo con IBF Negocios, una firma de asesores, multidisciplinaria, que permitirá a la empresa seguir creciendo. “Estamos muy felices. Logramos un acuerdo comercial para que Agroenfoque e IBF Negocios trabajen juntos. Vemos en este acuerdo un potencial muy importante, no sólo en la parte económica, en la parte de inversiones, sino también en las oportunidades que se le van a empezar a generar a la empresa para seguir creciendo y consolidando su marca en el mercado uruguayo e internacional”, comentó Orrico.

Según Hugo Benedetti, director de IBF Negocios, hace tiempo venían observando al sector agropecuario debido a su potencial de crecimiento. “Nos parecía que en algún momento teníamos que acercarnos de alguna manera, y con Agroenfoque vimos una oportunidad muy interesante. Es una empresa que tiene una vasta trayectoria en el mercado y está muy bien posicionada en el sector. También vimos en Agroenfoque un modelo de negocios y un modelo económico viable y sostenible”. 

El coordinador del equipo técnico de ventas de Agroenfoque, ingeniero agrónomo Rafael Pastorino, dijo a VERDE que estos cambios y alianzas muestran la etapa de madurez que alcanzó la empresa. 

“Este acuerdo revitaliza a la empresa y, por lo tanto, es un nuevo desafío”, dijo. Pastorino también rescató el desarrollo que tuvo Agroenfoque durante estos 20 años. “Arrancó con el espíritu del ingeniero Orrico, con toda su fuerza, y fue creciendo sostenidamente. Con el transcurso de estos años ha ido evolucionando y ahora está tratando de dar el paso para transformarse en una empresa que trascienda la figura de Orrico. Entonces, realmente es un hito en la empresa”.  

LOS NEGOCIOS

Agroenfoque se inició con la búsqueda de soluciones para el agro, y en la actualidad “cerca del 80% de nuestra facturación proviene de las soluciones nutricionales vegetales. También contamos con la parte de domisanitario y defensivos con BASF. Trabajamos en todos los rubros del sector agropecuario, pero el peso más grande lo tiene la agricultura de secano y el arroz”, señaló Pastorino. 

“Los cultivos intensivos representan el 35% de la facturación” y “el objetivo es avanzar hacia la producción ganadera y lechera”, dijo.

En la empresa trabajan directamente 30 personas y el equipo técnico-comercial está integrado por 10 ingenieros agrónomos. A ellos se suman las personas que trabajan indirectamente en los servicios anexos.

Respecto al área de nutrición, Pastorino considera importante apuntar a la sustentabilidad. “Lo primero para el productor es la sustentabilidad económica, esto tiene que ser rentable, pero además no podemos afectar al medio ambiente. Tenemos que ser muy cuidadosos con este tema. Pero a su vez, tenemos que ser eficientes en los nutrientes que utilizamos”. El mundo hoy está diciendo “necesitamos alimentos”, produzcan, “pero eso tiene que ser armonioso con el ambiente y Agroenfoque desde que surgió está mirando ese aspecto”.

LOS CAMBIOS DE LA AGRICULTURA

Orrico resaltó que “la visión que nos llevó a crear la empresa está más vigente que nunca. Nuestra participación en el mercado es chica, pero dentro de especialidades es muy grande. A nivel general se continúa trabajando con commodities, pero cada vez es más importante aportar otro tipo de insumos a la producción. Hay un enorme potencial”.

Según el fundador de Agroenfoque, durante los últimos 10 años en Uruguay se produjo lo que no se había producido en los últimos 50 años. “La extracción es enorme, lo que provoca una cantidad de consecuencias que ya se han visto en otros lados”, advirtió. 

Consideró que el auge que se vivió entre 2004 o 2005 hasta 2012 o 2013, “era algo predecible. Al estar vinculado a empresas internacionales, que saben ver estas cosas, uno podía tener una idea de lo que podría llegar a ocurrir; no es mérito propio. Lo que empezaba a pasar en Uruguay ya estaba pasando en otros lados. Se veía venir la globalización, la regionalización, en el año 1990 se fundó el Mercosur”. 

De acuerdo al gerente general de Agroenfoque, había empresas multinacionales que venían aplicando en su visión de negocios el modelo de la regionalización en América Latina. “Y eso uno lo va incorporando, sin darse cuenta, está en el inconsciente y te lleva a ver y entender los problemas del futuro. Son aspectos vinculados a la oferta y a la demanda. Ahora también estamos en un momento de buena demanda, pero sabemos que crecerá la oferta, y en dos o tres años habrá más oferta y los precios se tranquilizarán. Son curvas que se cruzan. Hay que preverlas y analizarlas con información”, señaló.

Orrico cree que el sector tiene todo lo necesario para enfrentar estos desafíos. “Está preparado desde dos puntos de vista: la tecnología, que ayuda a manejar mucho las condiciones que hacen al éxito; y por el otro lado muchas empresas ya han sufrido tropezones. Si miramos las que estaban en 2012 y las que están hoy, hay un cambio enorme”, dijo. 

Una de las características que cambió fue el perfil del productor. Ahora el área está consolidada a nivel productivo y deja poco espacio para la especulación. “Para mí es la gran diferencia, que la persona vinculada sea un empresario y no un especulador. Cuando el tema está en manos de un especulador, lo agarra hoy y lo deja mañana, y queda lo que queda en el camino. Esta es una gran diferencia que veo en la agricultura, todos los emprendimientos se hacen con una visión a tres o cuatro años para adelante. No de hoy para mañana”. 

Nota de Revista Verde N°102

Anuncios
Próximo evento | Verde Plus

banner twitter 11-19

banner twitter 11-19
7 - 01:07