fbpx
Actualidad

Comasa propone un rental de riego para impulsar la adopción de tecnología

3 de agosto de 2021

Grupo Erro prepara la celebración de sus 75 años con propuestas comerciales que apuntan a ponerle un piso a la producción agrícola y ganadera, de forma sustentable

No alcanza con ser buen productor hay que ser buen empresario”, es un concepto que generalmente menciona Ramón Erro, quien considera que ahora esa frase está “más vigente que nunca”. Fundamenta que “parte de ser buen empresario pasa por el manejo del riesgo y los costos” y, por eso, en la empresa “hemos promovido el riego para ponerle un piso a una parte de la producción y los seguros agrícolas”.

Acotó que “es clave levantar el piso productivo, porque nos deja sistemas de producción más estables; y eso tiene puntos de contacto con los seguros, porque si tenemos un historial productivo tendremos mejores coberturas”.

Ramón Erro recordó que, previo a los 50 años de Barraca Erro y para festejar ese aniversario, la empresa buscó realizar un aporte a la productividad de la agricultura. En 1996 “comenzamos a trabajar con Valmont (Valley). Desde ese momento hubo productores que incorporaron la tecnología del riego para la producción de semillas y, en nuestro caso, hicimos una represa en Media Lucha y también apostamos al riego”.

Hasta 1997 la experiencia de Barraca Erro y algunos productores estaba en los sistemas de cañón para la producción de semillas. “Un sistema que demanda un alto costo energético y también había poco conocimiento sobre el manejo. En ese año llegaron los pivot y desde ese momento a la fecha se ha recorrido un largo camino que ha permitido ajustar el manejo”. 

Ahora, previo a los festejos de sus 75 años, “la empresa tiene como objetivo aportar, desde sus diferentes áreas, tecnologías que apunten a bajar costos y aumenten la productividad”, señaló el empresario. Y “el riego vuelve a estar sobre la mesa”, así como la unidad de I+D (investigación y desarrollo) de Erro, que “viene trabajando en el manejo de diferentes cultivos bajo riego”, comentó. 

Erro adelantó que la empresa, bajo la premisa de llave en mano, estará lanzando el rental en riego. Corporación de Maquinaria SA (Comasa), empresa que integra el grupo Erro, “tiene un rental completo de maquinaria agrícola, desde un tractor de 30 HP a una cosechadora de última generación, algo que ha funcionado exitosamente para la empresa y los usuarios, porque permitió acceder a tecnología sin endeudamiento en momentos de crisis”, destacó.

Sobre esa base se estará presentando el rental en riego. “La filosofía es la misma, y se apunta a proyectos llave en mano, para que el productor pueda acceder a la tecnología. Nos llevó tres años elaborar esta propuesta, y ahora estamos en una fase piloto. El plazo previsto para el rental en riego es de cinco años. Con este instrumento estamos proponiendo acuerdos de más largo plazo, que llevan a una mayor planificación”, destacó.

Erro resaltó que la filosofía de la empresa es llegar a los productores con sistema de trabajo adaptados a Uruguay. Por eso el productor tendrá la opción de compra, “con lo cual el costo de alquiler no se pierde, no se genera deuda, porque se paga el uso anual y el objetivo es que en cinco años el productor adquiera el riego convencido de los beneficios de la tecnología, porque él mismo pudo comprobarlos”, planteó. 

Puso el ejemplo de que, ahora, en el establecimiento Media Lucha “estamos incorporando más riego con esta modalidad, porque uno tiene capacidad de invertir”.

LA CURVA DE APRENDIZAJE

Felipe Lecueder, gerente de la unidad Riego de Comasa, dijo a VERDE que en los últimos años la tecnología se ha ido consolidando y creciendo porque, entre otros factores, “se han dado las condiciones para la inversión respecto al valor de la tierra”.

En ese proceso, Comasa creó hace 10 años la división Riego, para acompañar al productor, con un área dedicada exclusivamente a la ejecución de proyectos llave en mano. 

“La utilización del riego se ha venido masificando, lo que nos permite brindar un servicio y soporte completo al productor que decide incursionar con la tecnología. Nuestro trabajo consiste en asesorar al empresario para lograr el mejor proyecto para su sistema de producción”, dijo Lecueder. 

Agregó que “en esto inciden muchos factores, desde la fuente de agua, ya sean los permisos de toma directa o la construcción de la represa, la ejecución de la obra, instalación de tuberías, importación y montaje del equipo; hasta el trabajo posterior, que incluye el seguimiento de los sistemas de riego, dado que hace mucho foco en la posventa, para lograr que el sistema sea altamente eficiente y logre los resultados planificados. Los proyectos son un traje a medida, por eso se analiza caso a caso, en función del sistema productivo”, resaltó.

Juan Manuel Erro, responsable de Villa Trigo (la empresa productiva del Grupo Erro) dijo a VERDE que desde la incorporación del riego en 1996 hasta la fecha, “se ha tenido una curva de aprendizaje muy interesante, que ha consistido en adoptar tecnología para riego, que incluyó la selección de cultivares, grupos de madurez, densidad y el manejo correspondiente, información que surge del área de I+D de Barraca Erro”.

Admitió que, “así como ocurre con todas las nuevas tecnologías, la curva de conocimiento lleva su tiempo. Al principio no teníamos cultura de riego, como la puede tener un arrocero por ejemplo, y tuvimos ciertas dificultades. Pero hoy, con el conocimiento adquirido y el manejo ajustado, vemos que el riego, al igual que los seguros agrícolas, nos aportan estabilidad a los sistemas y minimizan el riesgo. Son cosas muy importantes”. 

A su vez, sostuvo que “el riego nos permite hacer productos con valor agregado y apostar a otros potenciales de rendimiento. Si se tienen solucionadas otras variables, brinda un salto productivo, pero hay que adaptarlo al sistema de producción de cada empresa”, indicó. 

Ramón Erro consideró que la evolución en el manejo del riego ha permitido tener muy altos niveles de productividad en maíz, incluso en zonas no tradicionalmente agrícolas. “También en el norte hay sistemas de riego en ganadería, apuntando a la recría de terneros, con resultados muy interesantes. Por eso no solo hay que pensar en el riego para soja o maíz, somos multi producción, y en eso el riego juega un papel muy importante”, sostuvo.

EL AVANCE TECNOLÓGICO

Felipe Lecueder señaló que Comasa incursionó en un plan piloto global de Valley para el control del riego a distancia y luego se incorporó a los paneles de última generación que se están equipando en los pivotes, “tenemos un desarrollo en control a distancia y soporte para asesorar a los clientes sobre los horarios de riego”.

El objetivo es optimizar el uso de los equipos, “bajar costos, tanto operativos como de inversión, para que cada milímetro aplicado tenga un motivo y esté sustentado en herramientas que permitan tomar esa decisión”, describió. También informó que “estamos trabajando en un software de riego que, mediante una aplicación, brinda el balance hídrico. Con eso logramos mejorar mucho la eficiencia de los recursos, tanto del agua como de la energía y los costos operativos”, acotó Lecueder.

Juan Manuel Erro valoró que estos avances impactan positivamente. “El manejo del riego a distancia es una herramienta que realmente baja costos y vuelve más eficiente al sistema, porque permite regar cuando la energía es más económica. Además, “todos los equipos tienen una estación meteorológica. Eso permite regar en función de los umbrales previstos, y regamos por balance, lo que maximiza la relación milímetro regado e incremento de producto cosechado”, ejemplificó.

LAS REPRESAS MULTIPREDIALES

Ramón Erro consideró que el riego debería encararse como una política de Estado, como ha sido la forestación, “porque le puede aportar al país un desarrollo productivo bien interesante. Tiene que tener un norte y una promoción por parte del Estado”. 

En esa línea, consideró que “las represas multiprediales son una herramienta muy importante para el riego, y el arroz es un buen ejemplo; por eso es un tema que tiene que estar arriba de la mesa”

Señaló que la cuenca del río San Salvador “es un proyecto bien interesante, porque permitiría un reservorio de agua en campos no agrícolas, que estaría posibilitando el desarrollo del riego a la cuenca agrícola más importante del Uruguay, que hoy no se está dando por la limitante de agua”.

Consideró que “no solo aportaría desde lo productivo sino también desde lo ambiental, porque se trata una tecnología limpia, algo hacia lo que está transitando el mundo”. Señaló que “hay bancos promoviendo el financiamiento del riego por las ventajas ambientales que aporta”.

“En nuestro caso, en 1996 hicimos una represa que hoy tiene un espejo de agua de 25 hectáreas (inicialmente tenía 15 hectáreas), hay cinco pivotes, está rodeada de 1.000 hectáreas de agricultura intensiva y un feedlot con piletas de decantación. Lo sólido se aplica en las chacras con estiercoleras y lo líquido a través del riego”, detalló, al tiempo que destacó que “toda la fauna y flora no ha dejado de crecer”.

Juan Manuel Erro indicó que el riego ha permitido aumentar y estabilizar los rindes, lo que permite “aportar más carbono al suelo, tener una agricultura más intensa y más productiva. Son ventajas que logran un repago de la tecnología que es bien interesante y la transforma en una de las inversiones más seguras para el productor, por todo lo que brinda”.

Lecueder agregó que la aplicación de los efluentes del feedlot a través de los pivotes es muy buena. “Cuando se hace el análisis de fertilizante en esa agua, la cuenta es sorprendente, y esas chacras comienzan a mostrar diferencias positivas, sin costo de aplicación”.

También está creciendo la demanda de bombas de Fertirriego para aplicar nitrógeno líquido en maíz y otros fertilizantes que “bajan el costo de aplicación con ventajas agronómicas adicionales”, dijo Lecueder.

EL MARCO PARA LA INVERSIÓN

En la actualidad “están las condiciones para incorporar la tecnología, desde varios puntos de vista. El riego se ha difundido y hay sistemas que están funcionando muy bien; se ha superado la curva de aprendizaje”, sostuvo Felipe Lecueder.

Por otro lado, la Ley de Promoción de Inversiones genera condiciones muy atractivas para la inversión en riego. “Al ser una tecnología limpia, que levanta los niveles de producción y exportación, es una actividad que está fomentada. Si bien los beneficios son indirectos, en la actualidad se presentan buenas opciones de financiamiento, tanto en tasas como en plazos, para encarar esta clase de proyectos que permite hacerlos con una escala mínima determinada y con mejores condiciones de financiamiento frente a lo que había hace algunos años. También influye favorablemente el escenario de precios que atraviesa el sector”, dijo.

Lecueder agregó que el riego agrega estabilidad, previsión de cosecha e interacción entre rubros, lo que le brinda a la empresa agropecuaria la posibilidad de levantar los niveles productivos. Todo esto ha incentivado la demanda por equipos de riego, “venimos con un crecimiento sostenido porque se apunta a estabilizar productividad y bajar el riesgo”, concluyó.

Nota de Revista Verde N°94

Anuncios
2 - 08:48