fbpx
Ganadería

Primera exportación de carne uruguaya con verificación de carbono neutro parte a Suiza este mes; crece la demanda

6 de diciembre de 2021

En momentos en que el mundo tiene puesta la mira en el impacto ambiental de la producción de alimentos, la empresa uruguaya Mosaica alcanzó el objetivo de realizar este mes una primera exportación de carne neutra en carbono, “verificada” por LSQA, con destino a Suiza.

“Con el equipo técnico” se empezó a trabajar, “viendo que la carne tiene varios diferenciales y en Europa le están poniendo mucho foco a los temas ambientales, entonces la idea es diferenciar el producto y ver cómo valorizarlo”, dijo el administrador de Mosaica, Sebastián Olaso, en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.com.uy.

Comentó que “fue un camino muy difícil porque no hay mucha información sobre este tema en el mundo, y no se está haciendo algo similar en ninguna parte, salvo en Estados Unidos en algún lugar en concreto, y en Europa sus certificaciones no tienen valor”.

“Nos asociaciamos con LSQA a principio de año, y lo que hace la empresa es un balance de toda la emisión de gases de efecto invernadero” que tiene el proceso productivo, aseguró.

Y además contó que se miden todas las capturas de carbono que se tiene en el campo, en las praderas, en los montes naturales y artificiales, lo que al final resulta en una ecuación con un número, que en nuestro caso es positivo”.

“Estamos capturando más carbono de los gases de efecto invernadero que emitimos”, resumió. Ese proceso y su resultado es lo que “verifica” LSQA, que es una sociedad anónima conformada por el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (Latu) y la firma Quality Austria.

Mosaica “hace seis años que exporta carne al mercado suizo”, que “paga muy bien” y que es “muy exigente”, señaló Olaso.

Resaltó que los consumidores suizos lo primero que exigen es que “no contamine, que la vaca sea feliz y que coma pasto”, y después “que sea barata y rica”.

“A fines de diciembre saldrán dos embarques” con el sello de la verificación mencionada y la idea es “no cambiar el precio que ya viene recibiendo la empresa hasta que el cliente compruebe que el producto cambió”, dijo.

Destacó que la demanda de la carne producida con esas características “viene creciendo exponencialmente”, ya que el viernes se envió la etiqueta verificada a Suiza y los pedidos “se triplicaron”.

Ese producto a ser exportado será de ganado que se faenará en el frigorífico Solís Meat. “El mercado mundial hoy está gratificando el ganado criado y engordado a pasto”, enfatizó.

Olaso si bien reconoció el interés y la buena predisposición de organismos como el Inia y el Inac, dejó en claro que “los tiempos de la investigación no siempre van con la misma velocidad que va lo comercial”.

Escuche a Sebastián Olaso

Anuncios