Ganadería

La caída del sector ovino y de la población rural se relacionan, lo que “empobrece” a la campaña, advirtió Gabriel Capurro

16 de febrero de 2024

La “falta de políticas públicas” dirigidas al sector ovino y “la caída de la población rural guardan cierta relación entre sí”, considerando que “la población rural de Uruguay cayó del 5% al 4%”, según el reciente Censo Nacional, lo que a su vez representa “el porcentaje más bajo de América Latina”, pese a ser “el país más dependiente del agro. Así lo señaló el productor ovino y ex presidente de la Asociación Rural, Gabriel Capurro, en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.com.uy.

Dijo que en 1960 la población rural representaba el 20% del total, a fines de la década del setenta bajó al 17%, en su momento había 80.000 productores rurales y más de 300.000 trabajadores rurales, mientras que hoy quedan algo menos de 40.000 productores y de 100.000 trabajadores en el campo.

Es una población “muy baja, con una densidad de menos de un habitante por kilómetro cuadrado”, lo cual es “preocupante” y que determinaron el “mayor proceso de concentración de la tierra” de los últimos 120 años, por lo que “debería ameritar la atención de la política”, planteó.

Capurro fue uno de los expositores en la conferencia titulada Certezas e incertidumbres del rubro ovino, organizada por revistaverde.com.uy y el suplemento Agro de Búsqueda, el martes 13, cuando habló sobre este asunto en cuestión.

Advirtió el impacto de la reducción del stock de ovinos en el agro local en cuanto a la generación de divisas y de empleos, como el caso de las esquilas que mueven unos US$ 12 millones anuales y que los trabajadores rurales gastan en comercios y servicios en los diferentes poblados.

Ha desaparecido mucho ovino”, “eso significa mucho menos salarios permanentes” y “zafrales” lo que “empobrece la campaña”, se lamentó.

Escuche a Gabriel Capurro

5 - 21:38
WhatsApp Image 2024-01-26 at 14.23.42

¿Te gustaría recibir nuestra revista a través de WhatsApp?

* Todos los campos son obligatorios.