Agricultura

Megaagro relanza la marca Solaris para su línea protección de cultivos

30 de enero de 2024

El área de Insumos de la compañía se integra además con granos y subproductos, semillas y fertilizantes; lanzó nuevas variedades, destaca el lupino y el Plan Fosforita

Megaagro está relanzando la marca Solaris, que será el paraguas de la línea de protección de cultivos de la empresa, que comprende toda la línea de fitosanitarios, tecnologías de aplicación y explora el camino de los productos biológicos, informó a VERDE el ingeniero agrónomo Santiago Raffo, responsable del departamento de Insumos de Megaagro.

La adquisición de Solaris le sumó a Megaagro más de 40 registros y 40 proveedores en China. “Luego de importar los distintos productos y ver que todo funciona correctamente, tanto a nivel local como en China, estamos relanzando la marca Solaris, porque tiene un know how muy fuerte y muy buenos productos y activos”, confirmó. En el portafolio de productos se destaca la línea de glifosatos Star, Clethomax (Clethodim), Sulfentrazone, Glufosinato de Amonio, Flumioxazim, Metribuzim, Diquat, Fomax (fomesafen), entre otros.

“Ahora estamos con los nuevos eventos biotecnológicos que se están sembrando en soja y maíz, que tienen tolerancia al glufosinato de amonio. Desde Solaris tenemos una alternativa súper interesante, por ser una molécula que bajó su cotización a nivel internacional y realiza un gran aporte en el control de malezas”, resaltó.

Raffo puntualizó que la participación del mercado de fitosanitarios “no es algo nuevo” para la empresa, recordó que Megaagro hace más de 10 años “viene sumando registros de fitosanitarios y trabajando en protección de cultivos con proveedores de China e India”. Al tiempo que continúa la búsqueda de nuevos productos y registros, “sin descuidar a las tecnologías de aplicación, por esa razón se incorporó la representación de la Spraytec, que tiene vasta trayectoria a nivel regional y global”, indicó. 

También consideró que se debe apuntar a ser más eficiente, y “para eso es clave la utilización de las moléculas y las dosis adecuadas en el momento justo”. En ese marco, señaló que la empresa “transita permanentemente el camino del cuidado del ambiente y la protección de los suelos, algo que está en la agenda del sector, y al ser parte de él venimos realizando nuestros aportes, lo que nos lleva a trabajar con productos biológicos y a explorar su potencial en los sistemas productivos del Uruguay”.

Semillas

Por otra parte, en la unidad de Semillas de la empresa está el área de forrajeras, donde se trabaja con Calvase y Barenbrug, “pero también estamos trabajando desde Megaagro en lanzar una unidad de Semillas más enfocada hacia los cultivos para los sistemas agrícolas”. En ese sentido, puntualizó que se lanzaron nuevas avenas, cebadas, colzas y una variedad de lupino, algunos materiales que ya estaban disponibles en el mercado y otros estarán para la próxima zafra de invierno. Incluso destacó que “ya hay reservas de esas semillas”. 

El responsable de Insumos de Megaagro señaló que continúan trabajando para identificar las diferentes necesidades de los sistemas. “En colza se buscaron determinados ciclos y alternativas para el manejo de herbicidas. En cebada forrajera se está sumando una variedad con alto potencial y en avena los resultados vienen siendo muy buenos”, valoró. 

Lupino

En el caso del lupino, recordó que se incorporó Coyote, una variedad que ya hace dos años está disponible a nivel comercial, que “levanta una restricción importante que tenía el cultivo, que era la parte sanitaria. Nos encontramos con una variedad que nos está dando muchas satisfacciones”. Agregó que esa leguminosa “es un cultivo muy bueno para incluir en las rotaciones, pensamos que es el cuarto cultivo de invierno que se adapta a todo el Uruguay”. De todas formas “es importante elegir correctamente las chacras”, en un contexto que “tiene una tecnología desarrollada, permitiendo que el lupino deje de ser un cultivo de servicio para pasar a ser uno de renta”.

Sobre los números del lupino, el ejecutivo indicó que la empresa finalizó la cosecha de más de 60 chacras distribuidas desde Artigas a Rocha, pasando por el litoral, donde se lograron rendimientos en el eje de los 2.600 kilos por hectárea. Los resultados son “muy interesantes” y además “deben sumarse los números de la sustentabilidad” ambiental, un tema que “hoy está arriba de la mesa y seguirá estando”. 

En esa línea, destacó que el lupino “entrega nitrógeno” y deja “un rastrojo espectacular”, se le aporta “muy poco” fertilizante, a la vez que “permite utilizar herbicidas de verano, pero en invierno”. Todas esas posibilidades motivan a que “sume mucho a las rotaciones”, y si además “logramos tener un producto valioso y que sea rentable, mucho mejor”. 

Al analizar las bondades del lupino como materia prima para la producción animal, Raffo puntualizó que en Australia se siembran más de 500.000 hectáreas y se utiliza todo lo producido, ya que es un grano con un gran nivel de proteína y de energía. 

Hoy en Uruguay “le estamos proveyendo lupino a más de 10 empresas de raciones, que lo están probando, algunas operan en el sector lácteo. Hay mucha información generada por la Unidad de Producción de Carne Intensiva (Upic) de la Facultad de Agronomía y por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA). Hay que calibrar los valores y las raciones en función del destino que tendrán, si es para lechería, recría vacuna o engorde. Tenemos sistemas de destete precoz que están usando el lupino producido con muy buenos indicadores”. 

Raffo consideró que la demanda “es importante, ya que Uruguay es deficitario” en ese tipo de granos. “Si lo producimos a nivel local seremos muy eficientes y estamos frente a un cultivo que así lo está demostrando”.

Granos y subproductos

En el caso de granos y subproductos de Megaagro, se trata de una unidad creada hace 5 años, con el gerenciamiento de Luis Pedro Olaso, y el soporte logístico y comercial de la empresa en las diferentes regiones productivas del país. El responsable de Insumos de Megaagro informó que dicha área cerró el año de una manera “muy favorable”, con un movimiento que rondó las 90.000 toneladas y “superó las expectativas planteadas al inicio” de las operaciones. Este año, producto de la seca, “se trabajó mucho y se llegó a diario con la logística adecuada a todos los puntos del país, ya sea desde Paraguay, Argentina o mediante los convenios internos de suministro de cebada forrajera, lupino y otros granos”. 

En cuanto al área de fertilizantes, dijo que en el último año alcanzó un movimiento que superó las 100.000 toneladas, que incluyen todos los nutrientes, “para el mercado uruguayo entendemos que es una cifra potente”.

Plan fosforita

Se está desarrollando el Plan Fosforita, de Megaagro. “Si bien es un momento con mucho pasto, en Megaagro siempre hablamos de la importancia de planificar y pensar que en algún momento faltará, por lo que hay que potenciar a esas pasturas”, comentó el responsable de Insumos de la compañía, Santiago Raffo. 

Agregó que el plan “tiene su historia y viene funcionando bien”, se cuenta con 12 equipos de aplicación en todo el país y “venimos sumando más área, porque es el fósforo más competitivo y eficiente”. Informó que este año también se buscará potenciar todo lo relacionado con las enmiendas y el encalado de suelos. “Se viene trabajando mucho, formamos parte del Proyecto Encalado, que lidera la Asociación Agropecuaria de Dolores, donde los primeros resultados muestran que hay un impacto positivo y un espacio importante para trabajar en los sistemas agrícolas”, destacó. 

Ese marco que traza la búsqueda de la eficiencia y la sustentabilidad de los sistemas productivos mediante un ordenamiento en la utilización de los recursos, Raffo agregó que están trabajando con yeso, “que viene mostrando resultados espectaculares”, y “también fósforo líquido”.

Nota de Revista Verde N°112

SyngentaSyngenta
Erro GrapErro Grap
1 - 04:52