fbpx
Próximo evento | Verde Plus
Agricultura

En Octubre el mercado de soja acusó la presión del avance del grueso de la cosecha en EE.UU

7 de noviembre de 2017

Como es costumbre a lo largo del mes de octubre los mercados acusan la presión del avance del grueso de la trilla en EE.UU. y, de no mediar mayores inconvenientes, comienzan a centrar la atención en las perspectivas de la campaña sudamericana.

Por una parte, en lo que hace a la producción del país de norte, el clima se mostró favorable para el avance de las tareas y permitió el ingreso, a ritmo, de una producción que se perfila a romper un nuevo récord histórico. De todas formas, a lo largo del último mes, datos alentadores vinculados a la demanda brindaron respaldo a los valores. En el plano interno de EE.UU., nuevas cifras dieron cuenta de la firmeza que mantiene el consumo de la industria procesadora. En tanto, China volvió a destacarse con un significativo volumen de compras en el mercado internacional.

Por otra parte, respecto a la campaña en Sudamérica, la siembra en Brasil y Argentina se inició en presencia de adversidades climáticas, que condicionaron los planes y podrían imponer mayores restricciones sobre el área final sembrada. En Brasil, la implantación avanza a ritmo a nivel nacional, pero con registros heterogéneos en las distintas regiones productoras. En particular, el predominio de condiciones atípicamente secas en el centro oeste impone retrasos y genera dudas sobre la posibilidad de que se logren concretar los planes. En tanto, en Argentina la renovada apuesta al maíz y los excesos hídricos en zonas sojeras impusieron una caída en el área intencionada y obligan a los analistas a seguir de cerca la evolución de las tareas.

En el contexto descripto, tras un fuerte salto de precios luego de que el USDA sorprendiera al mercado con los datos de producción de EE.UU., los valores lograron ubicarse ligeramente por encima de los niveles de principios de octubre.

A lo largo del último mes, avanzó el grueso de la cosecha de soja en EE.UU., en un contexto de perspectiva récord de producción. Hacia principios de octubre, el USDA confirmó que la cosecha se ubicaría en torno a un volumen histórico de 120,5 mill. tn. Así, el dato se mantuvo en línea con la estimación oficial del mes previo. De todas formas, la cifra decepcionó al mercado que aguardaba un ligero aumento en el guarismo. Los analistas estimaban mejores rindes que los proyectados por el organismo. En este contexto, los precios no tardaron en reaccionar, dejando como saldo un salto en las cotizaciones.

El holgado volumen de oferta que plantea EE.UU. para el ciclo 2017/18 parece enfrentar una demanda con apetito, que logra imponer cierto límite a las presiones bajistas. Según el USDA, a pesar de que la producción registraría un nuevo récord, la demanda evitaría un nuevo aumento de stocks finales. En este sentido, se espera que el remanente de la campaña se ubique en torno a 11,7 mill. tn. En tanto, a lo largo del mes, diversas noticias vinculadas a la demanda operaron en un sentido similar.

Por una parte, en el plano doméstico de EE.UU., el reporte mensual de molienda de la Asociación Nacional de Procesadores Oleaginosas (NOPA por sus siglas en inglés), dio cuenta de un volumen de consumo récord para el mes de septiembre. Según se indicó, la demanda de la industria habría alcanzando 3,7 mill. tn., registrando una marca histórica para dicho mes del año. Por otra parte, China volvió a mostrarse muy activa en el mercado internacional. En este sentido, los datos mensuales de importaciones totales del gigante asiático apuntaron un nuevo récord para septiembre. Según se indicó, las compras externas habían totalizado 8,1 mill. tn., frente a un promedio de 5,8 mill. tn. en las últimas cinco campañas para el mismo mes. Además, se destaca que se exhibió un fuerte apetito por la mercadería americana.

Con la siembra iniciada en Sudamérica, el mercado comenzó a centrar la atención en la evolución de las condiciones climáticas de Brasil y Argentina. Los panoramas se muestran contrapuestos, con zonas afectadas por déficit hídrico en el país vecino y excesos en regiones argentinas. De todas formas, ambos escenarios alimentan temores sobre la posibilidad de que no se logren concretar los planes de siembra en su totalidad.

Por una parte, en Brasil, las lluvias registradas a lo largo del último mes habrían caído por debajo de los registros típicos para octubre, profundizando las necesidades en algunas zonas productoras. Si bien formas, al jueves 26/10, las labores de siembra a nivel nacional alcanzaban el 30% y se mostraban en línea con el ritmo promedio histórico, se exhibieron marcadas disparidades entre distintas regiones. En este contexto, se teme que no se logren cubrir los planes. Esto ocurre, por ejemplo, en el estado de Goiás, el cuarto productor del país vecino. Según los últimos datos disponibles, solo se habría sembrado el 6%, frente al 23% histórico para esta época del año.

Por otra parte, en Argentina, con el nuevo ciclo en marcha, ya se descuenta una caída en el área intencionada, respecto al registro del ciclo 2016/17. Según estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la superficie podría ubicarse en torno a 18,1 mill. ha., reflejando una caída interanual del 5,7%. Este fenómeno estaría ligado a la expansión de otros cultivos y a los excesos hídricos que restringen la ventana de siembra en diversas zonas del país.


Fuente: Grimaldi Grassi

Anuncios
Próximo evento | Verde Plus

banner twitter 11-19

banner twitter 11-19
6 - 02:55