Próximo evento | Verde Plus
Agricultura

En el inicio de la trilla de trigo, la AAD apuesta a un “nuevo gremialismo” y advierte del “error peligroso” de “retracciones” a la soja

16 de noviembre de 2022

En el marco de la inauguración de la cosecha de trigo, en su segunda edición, hubo planteos concretos de la Asociación Agropecuaria de Dolores (AAD) al presidente Luis Lacalle Pou y a otros integrantes del Poder Ejecutivo que participaron de ese evento realizado el martes 15 en La Concordia, departamento de Soriano.

“Las empresas agropecuarias tienen hoy un grado de tecnología y de sofisticación que se merecen que los gremialistas” del agro “tengamos planteos a la altura” de esa situación, por lo que “eso de reclamar rentabilidad y bajo costo no corre más”, dijo el presidente de la gremial, Juan de la Fuente, en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.com.uy.

Señaló que “quedan muchas cosas por hacer, como seguir trabajando en los seguros agrícolas, en la apertura comercial, en el encalado de suelos, en riego que es el próximo salto para la agricultura y en la infraestructura. “Estamos siendo escuchados y preferimos un gremialismo de propuestas y no de quejas”, afirmó.

Valoró el anuncio del mandatario respecto a la construcción de un nuevo puente sobre el río San Salvador, considerando que durante la zafra agrícola “pasan unos 2.000 camiones” por día en esa vía, al tener semáforo “cada 50 segundos se detiene el tráfico”, por lo cual las demoras son tremendas.

Sobre el encalado de suelos, el presidente de la AAD dijo que mayoritariamente la agricultura se realiza sobre contratos de arrendamiento de corto plazo, entonces el agricultor prefiere no avanzar en la inversión, pero sí hay incentivos para que los alquileres sean más largos, eso podría cambiar. También señaló que la propuesta de la AAD, es que la inversión en el encalado de los suelos se pueda “descontar una vez y media”, como ocurre con algún nutriente y la semilla.

El titular de la AAD se refirió a una ley de los años noventa que incluye a la soja, entre otros cultivos, como producto “no tradicional” al que se aplica un impuesto a sus exportaciones. Actualmente esa oleaginosa se ubica en el podio de los principales rubros de exportación de Uruguay, por lo que ya quedó desactualizada esa definición.

Ahí hay un “error legislativo del momento” en que se estableció esa norma legal, y otro “error peligroso” es que se fijó el destino de la recaudación de ese impuesto para el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), advirtió. Y comentó que ahora se pretende cambiar y que una parte vaya al LATU y otra a Rentas Generales, lo que “técnicamente es una retracción”.

“No debemos caer en las tentaciones que han caído otros países”, más allá del porcentaje del impuesto, dijo Juan Ángel de la Fuente en alusión a la tasa que se cobra a la exportación de soja.

La ley 16.226, de 1991, dispone que “las exportaciones de productos que sean considerados no tradicionales a la vigencia de la presente ley, así como a partir de la misma, deberán abonar en el Banco de la República Oriental del Uruguay, al liquidarse el cumplido de embarque de exportación, un impuesto del tres por mil, del valor FOB de la exportación, que será destinado al LATU”.

Escuche a Juan Ángel de la Fuente 

Anuncios
Próximo evento | Verde Plus

banner twitter 11-19

banner twitter 11-19
5 - 20:05