Agricultura

Buscando consolidar el mercado de China, partió otro embarque de sorgo

29 de diciembre de 2023

TGL realizó su primera exportación de 500 toneladas del grano, que fueron producidas en el establecimiento Las Achiras; la operativa total sumará 1.500 toneladas

Partió otro embarque de sorgo uruguayo a China, en la búsqueda de consolidar ese canal comercial. El negocio significó la primera exportación de TGL, fueron 500 toneladas, producidas en el establecimiento Las Achiras, en la zona de José Pedro Varela, en el departamento de Lavalleja.  

Con este primer negocio de TGL, cuya operativa total sumará 1.500 toneladas, se abastecerán tres ciudades de China, y para cumplir con cada uno de los destinos se emplearán tres embarques de 500 toneladas cada uno. La extensión geográfica y la superpoblación del gigante asiático representan una buena oportunidad para que “conozcan el sorgo uruguayo y lo prueben”, declaró a VERDE el director de TGL, Eduardo Calacha.

En el momento de la preparación del embarque estuvieron el titular del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Fernando Mattos; el embajador chino en Uruguay, Huang Yazhong; y la directora de Asuntos Internacionales del MGAP, Adriana Lupinacci.

“Esperamos que las pruebas les funcionen bien”, comentó Calacha. Los resultados se podrán conocer en los primeros días de febrero o más tardar sobre finales de ese segundo mes de 2024, cuando finalicen los festejos del año nuevo chino. La apuesta es lograr un premio por sobre el sorgo argentino, país que también abastece a ese mercado asiático, aunque con mayores volúmenes. 

Para alcanzar ese objetivo TGL “se muestra abierta a implementar una logística, tanto en contenedores como en graneles”, explicó. Si bien el protocolo de sorgo está operativo desde hace algún tiempo, Calacha especificó que desde la empresa “estábamos esperando las condiciones para poder exportar”.  

Aseguró que “Uruguay tiene muchas ganas de trabajar y de buscar valor agregado para sus productos”, como el sorgo que demanda China para la elaboración de una bebida alcohólica para consumo humano”. Por eso resaltó que se tiene “tener mucho cuidado con la calidad”. 

El ejecutivo también destacó la labor que llevó adelante el embajador uruguayo en China, Fernando Lugris, para lograr los permisos de importación, un requerimiento “bastante complejo de conseguir”. 

Además, reconoció el trabajo del MGAP “para conseguir el protocolo”, así como la tarea que desarrollaron para levantar muestras de sorgo del año pasado de la empresa Las Achiras, “que es nuestro socio comercial en varios negocios”. Luego, “se exploraron alternativas, se eligió al cliente en China y estuvo una integrante de la empresa compradora en el momento del embarque. Eso es muy importante para los países que hacemos especialidades y que no podemos competir en volumen, pero sí en calidad”, afirmó.

La empresa importadora de China tiene un programa muy importante en Argentina, pero el up river tiene restricciones de calado y los buques deben completar la carga en puertos del sur argentino o brasileños. Con el calado del puerto de Montevideo a 13 metros de profundidad se abre una posibilidad muy grande para completar buques y que salgan a destino con 65.000 toneladas, operativa que se puede emplear para cebada, soja y sorgo. 

“No se ha realizado ningún embarque completo de sorgo desde Sudamérica, porque en el sur de Argentina no se planta sorgo. Cargando algunas bodegas en Argentina y luego en Uruguay se podría completar el primer barco con sorgo, algo que nos alienta muchísimo a seguir trabajando”, resaltó Calacha. 

PARA CONSUMO HUMANO

En TGL “se acumuló una buena experiencia en este tipo de negocios cuando en su momento se abasteció con sorgo de Uruguay y Paraguay al mercado de Taiwán, para producir una bebida alcohólica muy reconocida en esa parte del mundo, de altísimo valor en ese país y por la cual se paga muy bien”. 

Por eso en la empresa “está muy presente que la apuesta está dirigida hacia la calidad del sorgo y la búsqueda de un premio en los precios. Este concepto está prendiendo bien entre los productores”, afirmó. Aunque se está lejos del 1,5 millones de toneladas que produce Argentina, que junto a Estados Unidos y Australia son los otros países habilitados para exportar a China. “Los agricultores uruguayos están entendiendo que en el cuidado de las malezas y de las plagas se juega gran parte del partido para lograr ese premio que los diferencie en China”, insistió. 

Indicó que al cumplir con el protocolo sanitario, enviar una semilla bien limpia, seca y aireada para que no tenga olor y aporte un buen rendimiento en la calidad del alcohol, el precio que pueden pagar “no tiene comparación con ningún otro producto agrícola, porque es utilizado para producir esa bebida”. 

Tras esta primera etapa, la empresa busca seducir a más productores para que se incorporen al negocio, pensando en ese nicho que genera la destilación en China. “Históricamente el cultivo de sorgo se ha utilizado en rotaciones y áreas marginales”, señaló el ejecutivo. Agregó que la idea es apostar a que los productores “nos acompañen”, y para eso “tenemos gente trabajando en el campo”, en una sinergia entre “lo que puede trasladar TGL desde la punta compradora” a quienes siembran y desarrollan el cultivo, “porque el seguimiento y la trazabilidad es muy importante para conquistar los premios en el precio”. 

Además, comentó que China no presenta gran interés en abrir nuevos orígenes, por lo que Uruguay debe aprovechar esta gran ventana de oportunidades para desarrollar un canal comercial de sorgo para el consumo humano. La infraestructura portuaria uruguaya permite realizar top off en Montevideo, y “ese detalle no es menor para que los compradores bajen costos de flete y sea más atractivo el negocio”. 

ASOCIACIONES 

En esta primera experiencia en el mercado chino TGL está desarrollando asociaciones estratégicas con varios actores, que buscan generar un diferencial para la cadena productiva uruguaya. “La primera cosecha de sorgo con destino a consumo humano en el país asiático arrancará en abril de 2024. La idea es tomar la mayor experiencia en estos años para llegar a volúmenes importantes a partir de 2025, con un producto diferencial y con premios respecto al sorgo argentino”, acotó. 

Calacha informó que esas bebidas elaboradas con la destilación de sorgo “valen entre US$ 300 y US$ 600 por litro”, y consideró que “puede ser altamente atractivo para los agricultores, porque se pueden recibir valores muy interesantes si a la industria le sirve”.

Si bien la fuerte sequía en Australia debilitó su producción de sorgo en la campaña anterior, ese país sigue posicionado como uno de los tres principales oferentes de este producto en China, con Argentina y Estados Unidos. 

Calacha dijo que el precio de referencia para la tonelada de sorgo estadounidense de la zafra que acaba de finalizar llegó a US$ 320 por tonelada, incluyendo costo y flete. “Ahora se están buscando precios para la presente zafra, aún no hemos vendido. Cuando el destino del sorgo es la destilación se pueden conseguir precios hasta con un año de anticipación, y no depende de lo que pasa con el resto de los granos”, destacó. 

La tarea “que vamos a tener que hacer como empresa exportadora” es trasladarle tanto a los compradores como a los productores cómo logramos “diferenciarnos de todo lo otro que hay en el mercado”, planteó. En estos primeros años de negocios “no vamos a tener el precios tope, pero debemos trabajar para lograr ese objetivo” en el mediano plazo, dijo.

La experiencia de TGL en nichos de mercado y mediante contenedores cuando ese negocio era importante ha demostrado que se puede alcanzar una diferencia de precios por calidad que puede variar entre 15%, 20% o 30%. 

El ejecutivo advirtió que eso “no solo responde a la presentación física del producto sino también a su trazabilidad, el seguimiento que se le haya administrado y la seguridad en el proceso de producción, aspectos altamente valorados por los compradores chinos. Tal vez para el agricultor local se trate de determinantes difíciles de entender si se toma al cereal simplemente como “un sorgo forrajero”, pero para ellos representa “la producción de una bebida de altísima calidad”, explicó.

Nota de Revista Verde Nº111

SyngentaSyngenta
Erro GrapErro Grap
1 - 04:55