Agricultura

Biotrio: tratamiento biológico para semilla de soja de Bitrop y Agroterra

14 de diciembre de 2023

En un contexto de crecimiento de los bioinsumos, presentan la alianza entre ambas empresas para sumar bioproductos que aportan beneficios productivos y ambientales

Biotrop y Agroterra comenzaron hace dos años con el proceso de registros de productos biológicos y ahora se presentó Biotrio, producto para el tratamiento de semillas de soja que actúa como fungicida, nematicida y bioestimulante, comentó a VERDE Eduardo Pérez, director comercial de Biotrop para el Conosur, quien anunció que próximamente el producto también estará disponible para trigo, colza y cebada. 

Los próximos lanzamientos en Uruguay incluyen un bioestimulante de hoja con protección ultravioleta, una tecnología patentada por Biotrop a nivel mundial, y también un producto para enfrentar sequías, que le permite a la raíz “defenderse mejor de la falta de agua” a través de “un efecto esponja”, explicó. La raíz absorbe el agua y “la va liberando a medida que la planta la necesita”, agregó. El producto se puede aplicar en semilla, en surco o en los primeros estadios del cultivo, por lo tanto, “si no hay sequía actúa como bioestimulante, el producto no pierde”, resaltó Pérez.

Gonzalo Reynoso, gerente comercial de Agroterra, aseguró que la alianza con Bitrop es un hito importante, que demuestra el compromiso de la empresa de “aportar innovación y nuevos productos al sistema”. Además de mejorar la productividad Agroterra “busca sumar la mirada ambiental”. 

“Nuestra propuesta de valor tiene que ser sostenible en el tiempo”, siguiendo de cerca los requerimientos del consumidor final, “asegurando la inocuidad” de los alimentos, expresó.  Destacó que “hemos encontrado en Biotrop una empresa muy potente, con un crecimiento enorme en Brasil, el principal país a nivel mundial en la utilización de herramientas biológicas”, con muchos productos registrados y otros en proceso de registro, indicó.

Sobre los aspectos normativos y regulatorios, Pérez sostuvo que salvo en Brasil y Paraguay, en el resto de los países del Conosur es “muy complejo sacar un registro”, porque se demanda “mucho tiempo, muchos años”, mientras que los biológicos “evolucionan muy rápido”. Afirmó que los suelos “necesitan con urgencia ir hacia los productos biológicos”. 

El director comercial de Biotrop para el Conosur remarcó el papel que juegan los biológicos para frenar la resistencia existente a determinados activos, recordando que “tienen seis sitios de acción diferentes, lo que hace que sea muy difícil que generen resistencia”. 

El desarrollo de una molécula para un fitosanitario de síntesis química requiere una inversión cercana a los US$ 300 millones. Por su parte, el desarrollo de un producto biológico demanda de US$ 4 a US$ 5 millones. Por eso, Pérez entiende que se trata de un mercado “donde vamos a encontrarnos con empresas que ofrecerán diferentes calidades”, y advirtió que “es fundamental mirar muy bien a la compañía que está atrás, dónde formula y si tiene registros, entre otros aspectos, porque vamos a ver compañías de mucha calidad y también de muy poca calidad”.

LA EVOLUCIÓN 

El mercado de productos biológicos viene registrando un crecimiento del 12% a nivel mundial, mientras que “los químicos están estables”, con tasas de variaciones de 2% a 3%, “lo que responde a modificaciones en los precios y no a cantidades comercializadas”, explicó. 

En países como Brasil, en los últimos cuatro años “se duplicó” la facturación relacionada con los biológicos, y para 2023 “se proyectan ventas por US$ 1.500 millones”, lo que representa “un 10% del mercado de agroquímicos”. La tendencia “es creciente” y se estima que en 2030 los biológicos alcanzarán en Brasil “una facturación de US$ 10.000 millones”, acotó.

A pesar de estar operativa en el país norteño desde hace solo cinco años, Biotrop ya es la tercera compañía del sector en facturación, estimándose que se ubicará en el segundo lugar, con una facturación de US$ 140 millones en 2023. “Empezamos a comercializar en 2018 y a partir de 2019 se observaron las primeras facturaciones importantes. Ese crecimiento se sustenta en la venta de productos muy específicos, como un solubilizador de nitrógeno y fósforo, además de bioestimulantes, bionematicidas, biofungicidas para enfermedades de fin de ciclo y bioinsecticidas”, detalló. Además, anunció que en 2023 comienzan los ensayos con un bioherbicida.

Brasil tiene una paleta “impresionante” de productos, evidenciando las ventajas que tiene ese país para su registro, lo que “debería ser ejemplo” para Uruguay y otros países de la región, porque “demoran menos de un año”, dijo. Brasil es líder en productos biológicos a nivel mundial, donde la utilización es superior a la de Estados Unidos y la Unión Europea.  

Biotrop fue adquirida recientemente por el grupo multinacional de origen belga Biobest, que es “muy fuerte” en Europa y en Estados Unidos, con negocios en Asia y África. A través de Biotrop, que se está expandiendo en Latinoamérica, busca incrementar su presencia global. “Somos muy fuertes en América, nos ensamblamos perfectamente, pasando a ser la compañía de biológicos más grande del mundo”, destacó. El monto de la operación fue de US$ 578 millones, lo que demuestra “la evolución” que viene teniendo en el mercado de biológicos, destacó.

Al analizar los procesos de fusiones y adquisiciones de las compañías en los últimos 40 años, señaló que en los últimos siete años “la mayoría ha ido hacia el lado de los biológicos, lo que da la pauta que la próxima revolución agrícola es la de los productos biológicos”.

BIOTRIO

Juan Klapenbach, responsable de Desarrollo de Biotrop para el Cono Sur, explicó a VERDE que Biotrio es un consorcio de tres especies de bacillus para el tratamiento de semillas de soja. 

“Los bacillus tienen varias acciones, por un lado está la acción funguicida, que es la que no podemos dejar de lado”; suma la acción bioestimulante, promoviendo el crecimiento de la planta; y también la acción nematicida, que si bien no es un problema en cultivo de soja en Uruguay, hay productores que sí lo tienen”, detalló.

Explicó que los bacillus tienen una gran ventaja respecto a otros productos biológicos formados por otros géneros: tiene formulación 100% endosporas, una estructura de resistencia que facilita el manejo y no requiere de cuidados especiales en cuanto a temperatura y rayos ultravioletas, porque la formulación garantiza la viabilidad de los microorganismos. 

A su vez, destacó que “no tenemos el problema de aplicar el producto e inmediatamente tener que salir a sembrar, ya que pueden pasar días y Biotrio permanece en perfecto estado”. 

El responsable de desarrollo de Biotrop agregó que se trata de un producto de fácil aplicación, compatible con el rhizobium y agroquímicos. “Al tener un bioestimulante, la planta nace más rápido, al tiempo que al proteger la microflora benéfica del suelo, el cultivo la aprovecha. La dosis de aplicación recomendada es de 300 centímetros cúbicos para 100 kilos de semilla de soja”, informó. 

Además, remarcó que los ensayos de tres años están mostrando resultados productivos 5% por encima de un fungicida químico de punta en rendimiento. “Estamos trabajando para que pueda estar disponible para otras especies”, adelantó.

Por otro lado, Klapenbach señaló que la compañía en Uruguay está en proceso de registro de un bioestimulante que es “un extracto de fermentación de microorganismos con aminoácidos, metabolitos y una garantía de 3% de ácido indolacético. Se trata de un producto con una formulación nueva, patentada por Biotrop el año pasado, que protege ese ácido indolacético de los rayos ultravioletas”.

Nota de Revista Verde N°110

SyngentaSyngenta
Erro GrapErro Grap
1 - 05:39
Status: Loading
Punto de equilibrio
Escuchar ahora