fbpx
Próximo evento | Verde Plus
Agricultura

Se desarrollan nuevos productos biológicos para sistemas agrícolas

20 de enero de 2023

Si bien aún existe un desfasaje con respecto a los países de la región, el interés y su utilización se han incrementado, según confirmaron desde la empresa Lage y Cía 

Dado el interés de productores y técnicos de Uruguay, Lage y Cía apuesta al desarrollo de nuevos productos biológicos para los sistemas agrícolas. Si bien aún existe un desfasaje con respecto a los países de la región, el interés y su utilización se han incrementado, debido a que ya está ampliamente demostrado que estos productos mejoran los rendimientos de los cultivos o controlan plagas y enfermedades. 

Martín Lage, director técnico de Lage y Cía y de Lallemand Plant Care en Uruguay, destacó a VERDE que el país tiene una gran trayectoria en el tratamiento de semillas de leguminosas con bacterias de los géneros Rhizobium y Bradyrhizobium, para la fijación biológica de nitrógeno, “siendo un ejemplo a nivel mundial. Y la compañía continúa en esa línea, para desarrollar nuevas formulaciones de inoculantes”.

Analizando las grandes líneas de investigación en las que se está trabajando, Lage destacó que la empresa ya tiene un producto registrado en Uruguay, en base a Bacillus, con potencial como solubilizador de fósforo, para el cual se están haciendo las validaciones de campo en soja, analizando su interacción con el ambiente y el tipo de suelo. 

Además, adelantó que se está trabajando con micorrizas, con una formulación para uso –en una primera instancia– en cultivos hortícolas y viveros forestales. Las micorrizas presentan un potencial muy interesante para mejorar la captación de nutrientes y agua por parte de las plantas, especialmente en especies perennes.

Sostuvo que a nivel de control biológico de patógenos, la empresa está poniendo el foco en el Trichoderma para el control de enfermedades de suelo y en otro hongo, del género Clonostachys, para el manejo de algunas enfermedades foliares como Botrytis en cultivos intensivos.

Por otro lado, Lage enfatizó sobre la importancia del control biológico de plagas, destacando que Brasil es un ejemplo, donde esa herramienta ya es una realidad. “En el mercado brasileño existen varios productos en base a hongos entomopatógenos para control de plagas. El tema es que ese tipo de insumos biológicos requiere de una condición ambiental muy particular para funcionar bien”, comentó.

Explicó que Brasil tiene esa condición, que básicamente consiste en tener una humedad ambiente continua, desde la aplicación del producto y en las semanas siguientes, condiciones que por el clima de Uruguay no se suelen dar, y esa es una gran limitante.

De todas formas, sostuvo que la compañía está evaluando, aunque no en el corto plazo, la posibilidad de registrar e introducir al mercado productos a base de hongos para el control biológico de plagas. “Es algo que nuestra empresa tiene muy desarrollado en Brasil y nos parece muy interesante para cultivos intensivos y extensivos”, dijo. Agregó que la empresa tiene algunos productos en base a hongos entomopatógenos y “estamos evaluando la posibilidad de empezar a trabajarlos a nivel local”.

Por otro lado, explicó que cuando se hace una aplicación de productos para el control biológico en semilla se puede apuntar al control de los hongos transmitidos en ella, pero remarcó que lo importante es apuntar también al control de hongos que están en el suelo y que afectan las plántulas al nacer. “Ahí hay un complejo importante de hongos, donde en muchos casos el curasemillas químico no tiene un control del 100% pero sí vemos un excelente control complementario con los fungicidas biológicos”, señaló Lage.

Destacó los trabajos realizados en soja, cultivo que tiene una gran susceptibilidad al complejo Damping-off, donde muchas veces hay pérdidas importantes en la implantación. Además existen otros hongos del suelo, que atacan más adelante en el ciclo del cultivo, y que pueden ser controlables en base a hongos. 

En ese caso se destaca el Fusarium, que produce la muerte súbita en soja. “Es algo importante, que se está dando cada vez más en Uruguay por la repetición del cultivo en el mismo campo” explicó; pero aseguró que con algunos productos biológicos se puede lograr una disminución de esa problemática.

Por otro lado, sostuvo que también se está poniendo el foco en la Sclerotinia en soja y colza. “Es una enfermedad que ataca distintos cultivos, y en el caso de la colza tiene una susceptibilidad importante”, afirmó. 

Recordó que si bien en este invierno no tuvo tanta incidencia, en el anterior hubo muchas chacras afectadas y advirtió que la Sclerotinia se puede repicar en soja. “Por eso es importante introducir, mediante la semilla o aplicaciones pulverizadas, productos en base a Trichoderma. Quizás se necesite más de una aplicación al sistema, pero de esa manera se puede hacer un muy buen control”, sostuvo.

Algunos productos biológicos como los formulados en base a Trichoderma tienen la característica de controlar algunas estructuras de resistencia de los patógenos, mientras que los productos químicos muchas veces no lo logran. “Es una posibilidad muy interesante con este tipo de herramientas”, enfatizó.

Por otro lado, señaló que la compañía tiene trabajos en curso para pasturas como alfalfa, tréboles y lotus, que son especies muy susceptibles a hongos y a enfermedades que afectan el sistema radicular. “Es uno de los factores que explica la poca persistencia de esas especies en nuestras pasturas perennes”, dijo. Y adelantó que los resultados que se están obteniendo son muy auspiciosos, con tratamientos de semilla de pasturas con este tipo de hongos para control biológico.

Por último, se refirió a la ampliación de registros para el Azospirillum. “Hemos logrado la inclusión de soja en la etiqueta de nuestro producto Graminosoil, en base a esa bacteria, al que le estamos encontrando nuevos usos”, dijo. 

Comentó que Azospirillum es una bacteria que, desde su descubrimiento hace muchos años, se asociaba exclusivamente a las gramíneas. Sin embargo, recordó que en los últimos años se encontró que es capaz de hacer simbiosis con distintas familias de vegetales y ejercer una acción muy interesante, ya que esta bacteria tiene la posibilidad de producir fitohormonas, estimulando el crecimiento de las plantas, lo que es muy interesante para el cultivo de soja.

Nota de Revista Verde N°105

Anuncios
Próximo evento | Verde Plus

banner twitter 11-19

banner twitter 11-19
7 - 01:20