fbpx
Próximo evento | Verde Plus
Agricultura

Maltería Oriental puede abastecer cerveza a 33 millones de brasileños

21 de enero de 2023

La empresa amplió su planta industrial en Montevideo, que ahora tiene una capacidad de producción de 220.000 toneladas; la inversión total fue de US$ 125 millones

Maltería Oriental (Mosa) amplió su capacidad de producción de malta. Al traducirla a litros de cerveza “significa que podemos producir 2.200 millones de litros”, lo que equivale a abastecer a “33 millones de brasileños”, que en promedio consumen 70 litros por año, dijo a VERDE el director industrial de Maltería Oriental, Martín Uhlig. Ese volumen representa cerca del 15% del mercado cervecero de Brasil, y deja en evidencia la magnitud de esa industria maltera, que tiene al país norteño como su principal destino de la materia prima.

Uhlig valoró la participación de la empresa en el abastecimiento de malta para la producción de cervezas artesanales en Uruguay, con un 80% del mercado en ese segmento específico. “Es un día muy importante, porque casi cuatriplicamos la producción de malta en esta planta industrial”, destacó. El ejecutivo afirmó que Mosa ya está operando al máximo de su capacidad con la segunda torre de esta planta, ubicada en Montevideo.

El director habló sobre el proceso de ampliación, que incrementó en un 350% su producción de malta desde 2014, en el marco de la inauguración de dos nuevas torres de malteo, en noviembre, con la presencia de autoridades, empresarios y productores del sector.

En cuanto al paladar del consumidor de cervezas y los aspectos fundamentales para convencerlo, el ejecutivo mencionó que en el caso de las cervecerías industriales “se busca que el producto sea homogéneo y respete las características de cada marca”. Para eso, “tenemos que lograr despachar un producto homogéneo durante todo el año”, sostuvo.

Y diferenció que para las cervezas artesanales “cambian las especificaciones de calidad de la malta, ya que se busca otro sabor y aroma, que requieren un ajuste en el proceso de malteo de cada variedad de la cebada cervecera”.

Desde diciembre de 2011 Mosa forma parte del Grupo Petrópolis, una de las compañías cerveceras más importantes de Brasil, y ese es su principal destino de exportación. Además, esa compañía tiene relaciones comerciales con clientes y proveedores de malta y cebada de la región y el mundo.

Desarrollo de la planta en dos etapas

La planta de Mosa se desarrolló en dos etapas. La primera fue entre 2014 y 2016, cuando la empresa pasó de su capacidad original de producción –que era de 60.000 toneladas de malta por año– a 140.000 toneladas. En la segunda etapa, que comenzó en 2019, se sumaron otras 80.000 toneladas, pasando finalmente a tener una capacidad de 220.000 toneladas.

El director industrial de la empresa también se refirió a la importancia del incremento de la productividad en las chacras de cebada cervecera en Uruguayo. Para lograr ese aumento de rendimiento jugaron varios factores, entre los que figuran las “nuevas” variedades de cebada, el manejo agronómico y la “mejor” tecnología aplicada, según Uhlig.

Para toda la ampliación, la empresa invirtió US$ 125 millones. Se trata de la mayor inversión del grupo propietario fuera de Brasil. En paralelo, esta ampliación hizo necesario aumentar las hectáreas de siembra en Uruguay, pasando de 30.000 a 100.000 hectáreas, algo que requirió de un alto movimiento logístico, por el incremento de las plantas de silos, de semilleros y del uso de más camiones de transporte, entre otros servicios.

Otro tema de interés es la posibilidad de exportación de malta uruguaya al mercado europeo, mercado que tiene una serie de requisitos de calidad, entre otros aspectos.

En algún momento hubo una “pequeña retracción” en Brasil, lo que llevó a explorar otras posibilidades para continuar a máxima capacidad de maltería y lograr la venta de malta y cebada cruda a destinos “impensados”, como Europa, comentó el ejecutivo de Mosa.

Con el objetivo de abordar el tema del cuidado del medioambiente, que gana cada vez más espacio en la agenda pública, Uhlig dijo: “sumamos un filtro electrostático, que filtra el aire que sale de las calderas y evita que emitamos a la atmósfera cualquier tipo de partícula contaminante, un sistema de ósmosis inversa para la reutilización del agua y una rosca lavadora en el inicio del proceso de remojo, que permite un ahorro sustancial del agua”.

La sustentabilidad ambiental cobró importancia en los últimos años dentro de la agenda pública, a partir de los reclamos de ciertos sectores de la sociedad que, a su vez, incidieron en los nuevos requisitos de los diferentes mercados. Es por eso que varios sectores productivos vinculados con la agropecuaria local dispusieron de medidas e inversiones para adecuarse a estos temas.

La empresa informó que, como parte de sus políticas de responsabilidad social empresarial, la fábrica apoya al barrio Abayubá y a la escuela N° 224 José Roger Balet. “En 1973 donamos el predio donde está instalada la escuela. Actualmente, luego de la firma de un convenio con la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), se está en proceso de comienzo de la construcción de la nueva escuela en un predio cercano, con importante apoyo de fondos de la maltería”, resaltó Roberto Urroz, director financiero de Mosa.

Cebada en Uruguay

En la producción agrícola uruguaya el cultivo de cebada registró algunos altibajos en la superficie destinada a la siembra, ya que entre 2006 y 2010 se ubicó por encima de las 100.000 hectáreas, en 2011 bajó a 62.000 hectáreas y en los dos años siguientes volvió a superar las 100.000 hectáreas, según muestran los datos de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA).

Allí se indica que entre 2014 y 2016 el área sembrada quedó por debajo de las 100.000 hectáreas, y en los años siguientes entró en un proceso de recuperación, que llevó a que se plantarán unas 224.000 hectáreas de cebada cervecera en la zafra 2021/22.

En el rendimiento productivo del cultivo también hubo un incremento en los resultados agrícolas. A excepción de algunos años (2017/18, 2014/15 y 2012/13) el rinde promedio superó los 3.000 kilos por hectárea. Y en las zafras 2020/21 y 2021/22, la productividad promedio de cebada superó los 4.000 kilos por hectárea. De hecho, en el primero de esos años se acercó a los 5.000 kilos por hectárea. 

Nota de Revista Verde N°105

Anuncios
Próximo evento | Verde Plus

banner twitter 11-19

banner twitter 11-19
7 - 02:10