fbpx
Agricultura

Los productos biológicos avanzan en los cultivos extensivos del Mercosur

1 de octubre de 2020

Trabajos de validación en trigo, cebada, maíz, soja y arroz confirman mejoras en los potenciales de rendimiento, señaló Martín Lage, integrante de Lage-Lallemand

Los productos biológicos avanzan a paso firme en todo el mundo, y cada vez se utilizan más en agricultura. Primero en sistemas intensivos, como la horticultura, en invernáculo, y más recientemente avanzan en el Mercosur, en cultivos extensivos.

El ingeniero agrónomo Martín Lage, integrante de Lage-Lallemand, comentó a VERDE que la tecnología se está utilizando mucho en Brasil y en Argentina, y que la compañía la está introduciendo en Uruguay.

Se trata de microorganismos, bacterias u hongos, para mejorar la performance de los cultivos, aumentando el rendimiento y controlando enfermedades y plagas. “Se trabaja muy fuerte en el mundo para tener una agricultura sustentable a mediano y largo plazo”, comentó.

Brasil lidera en la región. “Nuestra empresa trabaja varios productos allí. Es interesante ver cómo productores y técnicos de maíz, algodón, soja o caña de azúcar han incorporado estos productos. Están realizando un manejo integrado, sumado a productos químicos y al mejoramiento genético”.

Para Lage, Uruguay siempre tuvo una muy buena investigación, producción y uso de los inoculantes clásicos a base de rizobios. “Es referencia mundial, porque todas las praderas y la soja se siembran inoculadas, y todos los técnicos y productores conocen muy bien la Fijación Biológica de Nitrógeno”, destacó.

Agregó que “en otros productos biológicos Uruguay también avanzó mucho. Hace algunos años se creó una normativa específica en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca para registro de productos biológicos, sean controladores o promotores de crecimiento”.

Planteó que “eso le da garantías al productor, porque el registro implica una validación de la calidad del producto y de la performance en campo, en las condiciones locales”.

Fungicida biológico

Lage-Lallemand trabaja con el fungicida biológico Trichosoil, para mejorar el control de hongos de suelo. “Vemos un problema cada vez mayor de hongos de suelo, en implantación, sobre todo en soja, y también de mortandad de plantas a lo largo del ciclo”, señaló.

Por lo general los hongos patógenos de suelo no son controlables con fungicidas químicos luego de la implantación. Herramientas como el Trichosoil, que cuando es aplicado en semilla se multiplica y coloniza el suelo, permite controlar ciertos hongos patógenos, que son los que producen las enfermedades, atacando la raíz de la planta o en algunos casos internamente a nivel vascular.

La empresa también trabaja con el Graminosoil, basado en la bacteria Azospirillum. “Lage lo viene trabajando desde hace algunos años, para uso a nivel de semilla, en maíz básicamente. Es un promotor de crecimiento que estimula la producción de raicillas en la planta. La bacteria produce fitohormonas, que provocan una mayor producción de pelos radiculares en la planta”, detalló.

Ahora el producto también se está promocionando para otras gramíneas. “Validamos la aplicación de Graminosoil de forma pulverizada en trigo, cebada y maíz. Recientemente obtuvimos el registro para la aplicación pulverizada en cultivos de invierno. Planteamos una aplicación que se pueda hacer durante macollaje, y demostramos que nos permite un aumento del potencial de rendimiento”, destacó.


Lea la nota completa en Revista Verde N° 87
Anuncios
7 - 02:39