Ganadería

Profesionalizar la ganadería con más eficiencia en el manejo de pasturas

8 de diciembre de 2023

Gentos realizó el 10° Encuentro Nacional de Pastos, con visitas a predios en distintos puntos del país, donde mostró el papel de diferentes especies en varios sistemas

Profesionalizar la ganadería, siendo más eficiente en el manejo y la utilización de las pasturas, fue la propuesta del 10º Encuentro Nacional de Pastos, organizado por Gentos, que este año se denominó Desafiando Paradigmas. La actividad se desarrolló en cuatro jornadas, en establecimientos de Lavalleja, Florida, Tacuarembó y Paysandú. 

El ingeniero agrónomo Juan Pedro Martínez, gerente de Abastecimiento, Investigación y Desarrollo de Gentos Uruguay, dijo a VERDE que estos conceptos tienen que ver con “ser más fino en el dato de calidad y producción, y en eso creo que Gentos tiene mucho para aportar”. Destacó que “tenemos un equipo importante de extensionistas y desarrollistas que hace un seguimiento de las pasturas en los diferentes sistemas de producción, tratando de adaptar e incluir diferentes especies en los distintos ambientes. Es casi una ganadería por ambiente a lo que estamos apuntando”.

A propósito, agregó que “tenemos una solución para cada ambiente. Gentos no trata de vender por vender, sino de darle una solución al productor. Tenemos un montón de variedades distintas para cada una de las situaciones”.

El Encuentro Nacional de Pastos comenzó en la zona de José Pedro Varela, Lavalleja, en el establecimiento Don Poro, de José María Campiotti. Allí “se producen 250 kilos de carne por hectárea, con una base forrajera de festuca de altísima calidad y producción”, destacó 

Martínez agregó que en esa instancia se observó la festuca Royal Q 200, que Gentos lanzó este año, y que en las evaluaciones del Instituto Nacional de Semillas (Inase) “todos los años fue la primera por producción de materia seca. No hay una festuca igual en producción invernal y en calidad. Mostrábamos en la jornada datos de digestibilidad de esa pastura, que es del 72%. Estamos hablando de una pastura que casi es un verdeo”.

Otra de las jornadas se desarrolló en Las Mercedes de Stefania França, en Sarandí Grande, Florida, establecimiento que “entre otras cosas comenzó a utilizar la alfalfa como base forrajera para la ganadería”, comentó el gerente de Gentos. Dijo que allí “mostramos la diferencia que hay entre una alfalfa de varios años en el mercado, como Chaná, con los materiales nuevos. Para la próxima zafra lanzaremos la Latte 920 y la Nobel 620. Son alfalfas que se diferencian por su calidad y sanidad fundamentalmente, y su persistencia”.

Explicó que “cuando hablamos de calidad en alfalfa nos referimos a la relación hoja-tallo. Y tanto la alfalfa Latte 920 como la alfalfa Nobel 620 o 720 son muy buenas. Lo mismo sucede cuando hablamos del calibre del tallo. Hoy tenemos alfalfa de mucho menos calibre de tallo, en comparación a una Chaná. Esto tiene que ver mucho con el trabajo de Gentos en la selección de los materiales”.

Además, recordó que “Gentos trabaja en todas sus variedades en la selección bajo pastoreo, y eso repercute en la calidad y también en la persistencia. Vemos que mientras una alfalfa Chaná en Uruguay está durando entre dos y tres años, Latte 920 o Nobel 620 duran cuatro años como mínimo. Eso es un diferencial en la producción total de materia seca y en el costo de materia seca que baja considerablemente. Son materiales muy superiores a los tradicionales”.

Martínez también destacó el pastoreo racional en praderas que se hace en Las Mercedes. “Ahí nos acompañó el equipo de SUPRA, mostrando cómo es la parte operativa del manejo del pastoreo racional sobre praderas. Es algo que nos suena mucho más familiar en el campo natural, pero en pradera también está teniendo muy buenos resultados; con un manejo más eficiente y un porcentaje de utilización de las pasturas mucho más alto, cuidando el remanente y la calidad”.

La siguiente jornada se realizó en la Unidad de Producción Intensiva de Carne (UPIC), de Facultad de Agronomía, en Paysandú. “Venimos trabajando con Álvaro Simeone y Natalia Zabalveytia ya hace varios años en los sistemas de investigación, tanto a nivel de pasturas como en pasturas con suplementación”, comentó Martínez. En esa instancia se mostraron ensayos con verdeos tanto de raigrás Bill Max como de raigrás itálico Jack, “con altísimas producciones de materia seca y carne. Vimos cultivos de servicios, que tienen que ver con el cuidado del suelo, pensando en rotaciones que generen pasturas de altísima producción y praderas con base festuca”, comentó.

El ciclo terminó en Paso de los Toros, Tacuarembó, en La Palmira, de Carlos de Castro. “Es un establecimiento que tiene una base de pradera forrajera importante, y mejoramiento del campo natural. Ahí destacamos la posibilidad de incluir festuca en zonas un poco más extensivas, o que a priori uno pueda pensar de menor productividad. Vimos festuca con muy buen manejo, cuidando la entrada de verano que repercute en mayor persistencia”, señaló. 

Desafiando Paradigmas

El nombre del Encuentro Nacional de Pasto, de Gentos, Desafiando Paradigmas, se planteó con el objetivo de “empezar a manejar mejor las pasturas, empezar a manejar alfalfa en los sistemas ganaderos, más allá de los lecheros. Animarse a manejar festuca en zonas del norte, donde a priori una podría tener un poco de miedo, por lo que puede ser la implantación, o la persistencia en el verano, pero vimos que con manejo se puede, además del manejo del campo natural”.

A propósito, informó que Gentos viene trabajando en un proyecto de mejoramiento de campo natural “bastante importante, donde tratamos de levantar el techo de producción de los campos naturales de nuestro país”.

Precisó que “ahí trabajamos sobre Holcus INIA Virtus, una gramínea bianual que se adapta muy bien al mejoramiento de campos naturales. Empezamos a trabajar con lotus INIA Basalto, especie de la que somos licenciatarios, que está siendo muy utilizada por los ganaderos del norte para potenciar los inviernos de los campos naturales. Y también estamos trabajando el Paspalum Notatum INIA Sepé, una gramínea perenne para el verano. Además, contamos con toda la paleta de productos destinados a los mejoramientos del campo natural, como lo es Lotus INIA Etanin, Lotus INIA Gemma u Ornithopus INIA Pinnatus”. 

Remarcó que “Gentos se propuso trabajar muy fuerte sobre el campo natural, tratando de preservar lo que es preservable y levantar el techo de la producción en la zona que podamos. Todo esto con genética y manejo adecuado”.

Ensayos “On Farm”

La empresa semillerista Gentos tiene entre 10 y 12 ensayos On Farm en diferentes zonas del país, que implican sistemas lecheros, ganaderos extensivos, ganaderos intensivos y de arroz con ganadería. “Una vez que los materiales están prontos, el área de breeding le da a la de desarrollo los materiales para probarlos a campo”, comentó.

Destacó que “todas nuestras especies son testeadas desde el día cero bajo pastoreo, siempre están en contacto con el animal. Buscamos estresar al máximo las pasturas, para asegurarnos de que sean productivas, palatables y persistentes. Una vez que esa pastura esté prácticamente pronta la testeamos a campo. Ponemos ese material que creemos se va a adaptar mejor a diferentes ambientes a competir con el sistema de producción. En este caso vimos en Las Mercedes la alfalfa Nobel 620 y la Latte 920, que está próxima a salir el año que viene, bajo el mismo sistema de manejo y pastoreo que tiene el productor”. 

Lanzamientos

Para la próxima zafra Gentos lanzará al mercado la alfalfa Latte 920, “con un volumen importante para llegar a varios lugares. Ya invitamos a varios productores y técnicos lecheros a conocer ese material en nuestro campo experimental”, informó Martínez.

Además, señaló que “vamos a estar promocionando la cebadilla Bromus Parodii Condor persistente, como material nuevo que va a estar en el mercado, tanto para mejoramientos extensivos como para rotación de praderas cortas”.

Y también indicó que “vamos a estar llegando a todo el país con festucas mediterráneas Med 100”. Remarcó que Gentos “es la primera empresa forrajera en introducir al mercado festuca mediterránea hace ya muchos años, que entra en latencia en el verano, por eso va asociada con dactylis o con alfalfa, y eso le da más persistencia que una festuca continental, que es la tradicional que tenemos en el mercado”.

Destacó que “este verano se vio claramente que luego de la seca las festucas continentales de segundo y tercer año perdieron muchísimas plantas, mientras que la mediterránea mantuvo todo el stand de plantas pese a la seca”.

Nota de Revista Verde N°110

1 - 04:57