Ganadería

Ganadería argentina con costos “altos”, recría pastoril “atractiva” y cambio “radical”, según Colombatto

7 de mayo de 2024

Para el negocio ganadero y cárnico, Argentina “pasó de ser un país con un dólar bastante atrasado respecto al valor del dólar real, pero quedó atrasado respecto al dólar oficial y el paralelo”, y al mismo tiempo “los precios siguieron subiendo en pesos”, por lo que hay una “situación de insumos caros y valor de la producción relativamente bajo”. Así lo señaló el consultor ganadero argentino Darío Colombatto, en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.com.uy.

Dijo: “Los precios del ganado están moderadamente altos, pero los costos de los insumos en pesos, y otras cuestiones como los salarios, quedaron altos respecto a lo que veníamos manejando”.

Ante los cambios “radicales” que se registraron en los indicadores económicos y productivos que comprenden las reglas de juego, tras las medidas adoptadas por el actual gobierno argentino, Colombatto destacó la importancia de concentrarse en la “mayor eficiencia” productiva y comercial.

La “recría pastoril” es el sector productivo ganadero que se presenta como el más atractivo para el productor del país vecino, si bien “la cría fue muy buena el año pasado”, pero como “negocio puro” es uno de las áreas de “menor facturación”, principalmente cuando se tienen campos con otra aptitud, que puedan ser destinados a diferentes categorías, planteó.

El consultor se refirió al stock de vacunos en su país que actualmente comprende unas 53 millones de cabezas, aproximadamente, y a que no advierte una recomposición ganadera considerando la disponibilidad de pasto, que “no es suficiente” para sostener más animales.

Lo que sí se debería hacer es aumentar la relación entre la cantidad de terneros por cada 100 vacas, lo cual es “muy difícil de llevar a la realidad”, advirtió.

Reconoció que muchos productores se beneficiaron de la demanda de China para comercializar vacas de “cualquier calidad”, pero lo que sucedió en aquel momento con ese negocio es que se deshicieron de “vacas improductivas” y a partir de este tipo de alternativas, el proceso permite “mejorar” los resultados productivos en los rodeos.

El objetivo es apuntar a un incremento en el volumen de carne vacuna producida, que termine por favorecer al negocio ganadero, que precisa “más competitividad” en la industria exportadora, según Colombatto.

En cuanto al negocio del corral, el consultor dijo que “hasta hace un mes los números eran bastante agradables a la vista”, considerando que el costo de producción era favorable cuando el productor lograba tener su propio maíz y atendiendo a que “costaba US$ 1,50 hacer un kilo de ganancia de peso” y se podía “vender a US$ 1,80 o US$ 1,90 el kilo vivo del gordo”.

Escuche a Dario Colombatto

1 - 04:17