Agricultura

Rinde de maíz bajo riego bajó 10% por sequía y llegó a 11.500 kilos por hectárea

12 de agosto de 2023

“Los sistemas bajo riego son bastante particulares” y representan unas “35.000 hectáreas”, siendo un “3% del área total” de cultivos agrícolas lo que es “poco”, de todas maneras los rendimientos muestran “incrementos de 200% respecto al maíz de secano” y en años como el afectado por la sequía esa diferencia “puede multiplicarse por cuatro”, destacó el asesor agropecuario y de la organización Regadores Unidos, Santiago Arana, en el programa Punto de Equilibrio en Carve y en revistaverde.com.uy.

Se refirió a estos temas en el marco del XI Simposio de Maíz organizado por Yalfín y NK Semillas el martes 8 en Colonia, donde hizo hincapié en la estabilidad de los sistemas agrícolas bajo riego y a la baja disponibilidad de agua por las tres sequías consecutivas que perjudicaron a la producción del agropecuaria en Uruguay.

Los rindes bajo riego “solamente bajaron un 10%” en ese contexto, alcanzando un promedio de 11.500 kilos por hectárea, que fue “el más bajo de los últimos siete años”, mientras que los de secano llagaron a un promedio de 1.450 kilos. Se “derrumbaron” a “resultados ruinosos” respecto a los rendimientos históricos de maíz, comparó.

Arana dijo que todos los ensayos y la base de datos se hace a partir de los resultados de las chacras de productores que en total abarcan unas 18.000 hectáreas de maíz y permiten hacer un contraste con las de secano.

Informó que “el 10% de las chacras que más rinden promedian los 14.000 kilos” por hectárea, además hay chacras “puntuales” que llegan a los 18.000 kilos por hectárea.

Señaló que el área de riego se divide en dos: el de los sistemas fijos que están en una posición y riegan un cultivo por año, y los pivotes móviles que riegan una posición temprana que por lo general es maíz, luego se mueven para una posición tardía para regar otro cultivo, que es soja.

Con esa distribución, en Regadores Unidos la relación maíz-soja total “tiende a emparejarse”. En la última zafra “el área de riego de maíz alcanzó las 18.000 hectáreas y la de soja fue de unas 20.000 hectáreas”, detalló.

El cultivo de maíz bajo riego registra un “punto de equilibrio” que depende de ciertos factores vinculados al manejo particular que impactan en el costo y también a las diferencias en su cálculo, pero se puede estimar en unos “6.000 kilos” por hectárea, estimó.

De cara a la próxima siembra, advirtió que la “enorme mayoría de las represas está en el eje del 10% de su capacidad de almacenamiento de agua”, debido al déficit hídrico de los últimos años. Si no se registran lluvias en los próximos meses “es posible que se reduzca significativamente el maíz temprano con tecnología de riego” por lo cual habrá “un ajuste razonable y necesario” en la siembra de cultivos de verano bajo riego.

Escuche a Santiago Arana

SyngentaSyngenta
Erro GrapErro Grap
1 - 02:50
WhatsApp Image 2024-01-26 at 14.23.42

¿Te gustaría recibir nuestra revista a través de WhatsApp?

* Todos los campos son obligatorios.