fbpx

Montevideo, 7 de Marzo 2021

Agricultura

Erize (Nóvitas) vaticinó precio sostenible de soja y maíz y planteó dudas en relación stock/consumo de EEUU

22 febrero, 2021

Para el ciclo 2021-22, que comienza en setiembre de 2021, el USDA prevé una relación stock-consumo de soja de 3,2% y se mantiene ese indicador en el caso del maíz en 10,3%, según las últimas proyecciones presentados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Estos datos “vienen a confirmar todo respecto a la tendencia alcista que viene de hace unos seis meses, y para mi la frase es: los números no cierran, para soja ni para atrás ni para adelante, y EEUU va a terminar importando soja”, dijo el director de la empresa Nóvitas, Enrique Erize, el viernes 19 en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.com.uy.

Señaló que “todavía faltan seis meses, estamos a mitad de camino y EEUU ya exportó el 98% de lo que dice el USDA que va a exportar en ciclo 2020-21, cuya relación sotck-consumo es de 2,6%”.

En cuanto a la posibilidad de que la relación stock-consumo de soja sea incluso inferior a la declarada, Erize dijo que algunos opinamos que esto es más bien un dibujo, porque el USDA dice también que van a importar un millón de toneladas de ese grano, puede importar dos o tres millones de toneladas”.

Analizó que “hubo cuatro explosiones del precio de la soja, similares a la actual, en 1996 cuando aumentó 52%, en 2004 cuando subió 70% y duró tres meses, en 2008-2009 se incrementó 90% y duró un año, y la última en 2012-13 cuando llegó a US$ 650 la tonelada, después cayó pero estuvo dos años por encima de US$ 500”.

“EEUU tiene dos maneras de evitar quedarse sin soja: cerrar las exportaciones, algo que no hará, o subir los precios para racionar la demanda externa, que es lo que está pasando”, comentó. Y opinó que “con US$ 500 no alcanza para racionar la demanda, por lo que ahí el productor debe estar atento”.

Erize también advirtió eventuales inconvenientes en la próxima siembra de soja y maíz en el campo estadounidense, lo que podría generar situaciones “nunca vistas”. “El momento más caliente del mercado se dará entre mayo y julio”, vaticinó.

Se mostró confiado en que el precio de la soja seguirá firme y que no bajará a menos de US$ 400, por lo menos por un año.

Respecto al maíz ese analista también hizo la misma proyección en cuanto a que se lleva comercializado el 89% del grano estadounidense de lo que el USDA proyectó para todo el ciclo comercial 2020-21.

Escuche la entrevista completa