fbpx
Agricultura

ADP Zone planteó propuestas de valor y cambios para mejorar los rindes y la eficiencia productiva

25 de octubre de 2021

La 7a edición de ADP Zone, realizada el jueves 14 en la sede de la Agropecuaria de Dolores, retomó la participación del público y al mismo tiempo permitió el seguimiento de la misma en forma virtual.

El objetivo fue plantear “propuestas de valor” y de “cambios hacia adelante”, usando “información histórica de la empresa que es cada vez robusta”, dijo el director de Agronegocios del Plata (ADP), Marcos Guigou, en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.com.uy.

Comentó que la idea es proponer decisiones que no necesariamente implican incrementar los costos, sino recurrir al manejo agronómico para encontrar soluciones a los desafíos de malezas, la productividad o la secuencia de cultivos.

Una de las charlas destacadas en ese evento fue la del consultor privado y docente de la Facultad de Agronomía, Sebastián Mazzilli, quien mostró que se bajó un 30% el uso de herbicidas en el peor escenario moviendo algunos jugadores y seleccionando mejores decisiones.

Acotó que en ese caso se observó que había desde US$ 30 y hasta US$ 100 de inversión por hectárea en herbicidas y “eso nos hizo pensar que no podíamos gastar más en productos químicos que en fertilizantes”. Esas cosas “se resuelven con el uso de la agronomía a fondo”, enfatizó.

Dijo que poner la colza en el sistema de cultivos favorece la sanidad del suelo y repercutió en la productividad de la soja de segunda y también del trigo siguiente. “Ahora nos está pasando algo similar con el maíz de segunda”.

Esos movimientos “se fueron dando para mejorar los rindes en soja”, hoy se observa que la soja sembrada luego de maíz de segunda, “rinde un 15% más, esto se logra en un año bueno pero también en los complejos”.

Indicó que el maíz es cultivo que se utiliza cada vez más en la producción, “con lo cual podemos llegar a tener en los próximos años la mitad del área de segunda con maíz y toda la soja que venga después tendrá más rinde”.

Con esas medidas de manejo y otras como en el encalado que no dependen de insumos importados, “podemos mejorar la productividad del cultivo de soja que está por debajo de los rindes de EE.UU. o Brasil”, señaló.

Otro tema es el del uso de la genética, “hoy hacemos una soja defensiva y no ponemos lo máximo genética en las áreas de alta productividad, que son muchas. Ese manejo con una rotación correcta nos permitiría levantar los promedios”, recalcó.

Planteó que en varios cultivos como cebada, trigo y maíz, “al ver el monitor de rendimiento en plena cosecha se observan picos de rindes muy altos y despegados del promedio, pero eso en soja no se ve”.

Escuche a Marcos Guigou

Anuncios
7 - 23:11