Montevideo, 29 de Setiembre 2020

  • °
  • H %
Agricultura

Informe del USDA alentó el alza de precios y la soja de la próxima zafra supera los US$ 350 en Uruguay

13 septiembre, 2020

Con la soja en un precio de US$ de 366 por tonelada y el maíz en casi en US$ 150 por tonelada en la bolsa de Chicago el mercado de granos sigue entonado. Esa situación está motivando que el precio de la soja para la próxima zafra en Uruguay, supere los US$ 350 por tonelada, en tanto la disponible cotiza por encima de los US$ 370 pero el volumen por comercializar es casi nulo.

El contador Esteban Dotti de Agro Hedge profundizó en los factores que inciden en ese comportamiento de los valores de los commodities agrícolas el viernes 11 en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.uy.

El reporte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) divulgado en la jornada pesó en esa situación, principalmente para el maíz y también para la soja. El valor de la soja está en un nivel que no alcanzaba desde junio de 2018, recordó.

Comentó que el tamaño de la cosecha de soja de EEUU fue reducido en casi 100 kilos por hectárea que al considerar el área de siembra representa una caída de 3 millones de toneladas, con una nueva proyección de 117,4 millones de toneladas. Eso marca un rinde promedio de casi 3.500 kilos por hectárea de la oleaginosa.

El factor climático, en cuanto a la escasez de lluvias, en los estados más agrícolas influyó en esas proyecciones, además de tormentas que afectaron a los cultivos de maíz.

Dotti indicó que en los próximos reportes de producción no se descartan ajustes a la baja en los rendimientos, porque el bajo nivel de lluvias y altas temperaturas se registró en agosto, un mes clave para la soja en EE.UU.

Respecto a la agricultura de la región sudamericana, el USDA mantuvo las variables de la producción agrícola de Argentina, con 53,5 millones de toneladas de soja, y ajustó al alza la cosecha futura de Brasil al pasar de 131 millones a 133 millones de toneladas, indicó.

Otro elemento clave es la permanente demanda de China de granos, específicamente de soja y maíz, de EEUU. Esa corriente de comercialización modifica los stocks mundiales de ambos granos.  En soja, los stocks finales se ubican 12,5 millones de toneladas y en maíz llegaron a 63,5 millones de toneladas.

Escuche a Esteban Dotti