Montevideo, 29 de Setiembre 2020

  • °
  • H %
Ganadería

Arrancó zafra ovina y siguen los ataques de perros; “no hay que perder tiempo”, reclamó Volonté

15 septiembre, 2020

La pandemia Covid-19 pegó fuerte a la cadena lanera uruguaya, debido a la caída de la demanda de productos, principalmente de China y la Unión Europea. Y para el sector ovino la situación se complicó aún más por el desplome de las ventas de carne en el exterior en el contexto de la crisis sanitaria.

Ante ese escenario el mensaje es “mirar más al largo plazo” a la espera de una recuperación de la demanda de lana y de carne ovina, señaló el gerente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Romeo Volonté, el lunes 14 en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.uy.

En la jornada el SUL organizó el lanzamiento oficial de la zafra lanera 2020 en el marco de la Expo Prado. Entre otros temas de mayor interés para el sector figuran la falta de competitividad, las jaurías que matan ovinos y el abigeato.

Respecto a los casos de ataques de perros, Volonté advirtió que “no hay que perder tiempo” en adoptar acciones concretas, “porque no se puede seguir perdiendo productores, ya que esto afecta en el ánimo”.

Los desafíos de la competitividad por ser un país caro en sus costos internos fue otro asunto destacado en el lanzamiento de la nueva zafra.

El gerente del SUL dijo que la reactivación de la demanda de lana en el mercado internacional “todavía requerirá de un tiempo para destrabarse”. “Se estima en 50% la lana de la zafra anterior que resta por comercializarse” al inicio del nuevo período de esquilas, indicó.

El técnico se mostró optimista, pese a esa situación, porque la lana ya venía teniendo una situación de mayor demanda que de oferta de la producción, por lo que en cuanto se retomen los negocios eso beneficiará a lanas uruguayas.

El aumento de la devolución de impuestos “puede ayudar muy poco en este momento, porque no se está exportando, pero en años normales representaría unos US$ 3 millones, específicamente en el caso de los tops (lana peinada)”, señaló.

Mediante un decreto fechado el 26 de agosto el Poder Ejecutivo determinó un incremento del reintegro de impuestos indirectos a las exportaciones de tops, que supone pasar de 3% a 6%. Esa medida se aplicará a los embarques del producto realizados a partir de la vigencia de ese decreto.

Escuche a Romeo Volonté