Montevideo, 8 de Abril 2020

  • °
  • H %
Ganadería

Vacas en anestro superficial pueden aumentar su preñez de 60% a 90%

La herramienta para lograrlo es el destete temporario, según una evaluación de INIA, base de la modelación económica presentada por el ingeniero agrónomo Soares de Lima.

Realizar destete temporario en aquellas vacas que están en anestro superficial permite aumentar la preñez de 60% a 90%, según una evaluación realizada por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), la que fue base de la modelación económica presentada por el ingeniero agrónomo Juan Manuel Soares de Lima.

En el marco de la 4a Jornada de Economía, denominada Los Números de la ganadería, que se desarrolló en INIA Treinta y Tres, el investigador presentó números que muestran el impacto de algunas tecnologías que son claves para la cría, como el destete temporario, el destete precoz y el efecto de la recría.

Soares de Lima aclaró que es importante evaluar estos resultados desde el punto de vista del sistema en su conjunto, porque “a veces se hacen consideraciones muy simplistas respecto al efecto que pueda tener un incremento en la preñez, contabilizando únicamente los terneros extras que se podrían obtener”.

Señaló que “los sistemas de cría son muy complejos y el hecho de preñar o no una vaca determina el producto a obtener para la venta: será un ternero si la vaca se preña o una vaca gorda (o flaca) si esta falla. Ambos son productos importantes para el negocio de cría. También hay que considerar que, en caso que la vaca falle y sea vendida, estaremos obligados a retener una ternera para reposición, que de la otra forma podría ser comercializada. Además de estos aspectos, los precios de las diferentes categorías en juego añaden complejidad al cálculo de los ingresos”.

“Es importante contar con un modelo de simulación que pueda evaluar esos factores en conjunto, y así tener un resultado más preciso”, remarcó.

Volviendo al punto principal del estudio, Soares de Lima explicó que se tomaron datos de ecografías ováricas de más de 20.000 vacas (Menchaca y colaboradores, en el año 2013), identificando cuántas de ellas estaban ciclando normalmente, cuántas estaban en anestro superficial y cuántas en anestro profundo.

“Analizamos el impacto que se obtendría en un predio por tratar esos animales. En el caso de las vacas en anestro superficial se modeló la aplicación de un destete temporario. Esto permite incrementar la preñez promedio de ese grupo de 60% (si no se realiza ninguna intervención) a 90% (factible de alcanzar según datos obtenidos por la doctora Graciela Quintans). Con las vacas que están en anestro profundo, el camino modelado es la aplicación de un destete precoz, para elevar niveles promedio de preñez de 30% (sin intervención) a 70% u 80%, aunque incurriendo en costos que son mucho mayores”, sintetizó.

Destacó que el destete temporario tiene un alto retorno a la inversión, porque tiene muy bajo costo, y el efecto es muy significativo.

Agregó que las vacas en anestro superficial, generalmente, son bastante numerosas, con una condición corporal que responde muy bien a esta técnica y permite cambiar el perfil de preñez de esos animales. El destete temporario se realiza utilizando tablillas por 14 días y requiere una baja inversión.

Soares de Lima remarcó que, previamente, es importante realizar un diagnóstico de actividad ovárica, para saber cuáles son las vacas que están ciclando normalmente, en anestro superficial y en anestro profundo, para aplicar el tratamiento correspondiente a cada grupo.

Señaló que, de esta manera, no es necesario aplicar el destete temporario a todo el rodeo. Basta con identificar las vacas que están en condición de anestro superficial para hacerlo solo en esas. Por lo tanto, “requiere de menos trabajo, menos costo y aporta más eficiencia en el proceso”, subrayó.

“El impacto es muy grande en esa categoría. En un sistema determinado puede significar un incremento de US$ 18 en el ingreso bruto por venta de ternero a quienes apliquen esta técnica, descontados los costos. Explicó que, “con el diagnóstico de actividad ovárica, que para un predio de 500 hectáreas sería 220 o 230 vacas entoradas y unos US$ 3 de tablilla, podemos aumentar la preñez 30%. Eso equivale a aumentar US$ 10.000 el ingreso de ese predio, incrementando la preñez de las vacas en anestro superficial de 58% a 92%, según los resultados de estudios científicos realizados por la doctora Graciela Quintans. Por lo tanto, en ese predio y con esa estrategia, se incrementaría el ingreso en US$ 18 por hectárea.

Destete precoz

El destete precoz es una técnica que se utiliza para las vacas en anestro profundo. “Es una técnica más drástica, ya que debemos retirar el ternero definitivamente, pero es requerido solo cuando las vacas se encuentren en condición corporal baja o muy baja (menos de 3,5). Esto implica que, si hacemos las cosas bien y tenemos al ganado en buen estado, no necesitaremos destete precoz salvo en circunstancias muy particulares”, sostuvo Soares de Lima.

Sin embargo, si hay una sequía o una gran escasez de forraje, y hay que tomar medidas más drásticas, el destete precoz tiene un efecto cortante en esa vaca que está en peor condición y en anestro profundo.

“Esa tecnología tiene un costo más alto, pero también impacta en un tipo de vaca que, con suerte, se preña en 30%. Con la aplicación de esa técnica se puede llegar a 85%. Esto también deja un margen positivo que, descontándole los costos, anda en unos U$S 10 por hectárea”, remarcó el investigador.


LEE LA NOTA COMPLETA EN REVISTA VERDE N° 83