Montevideo, 22 de Noviembre 2019

  • °
  • H %
Ganadería

SUL plantea conjugar ovinos y agricultura “como un seguro para las empresas”

El Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) está realizando distintas charlas con el objetivo de plantear diferentes escenarios en los que la producción ovina mejoraría la ecuación de las empresas. José Rivero, integrante del SUL, dijo que la idea es “poner números sobre lo que es el rubro ovino y si realmente es una alternativa para las empresas”.

En ese sentido explicó que uno de esos escenarios está pensado para la agricultura. “La idea es tratar de plantearle a los productores agrícolas o lecheros el ovino como un negocio atractivo, que puede ser complementario o puede convertirse en el principal negocio de la empresa”.

Para los sistemas agrícolas tienen pensado dos escenarios. Por un lado el negocio corto de invernada de corderos en puente verde y para sistemas que incorporan pasturas de dos años se plantea un sistema de cría ovina con potencial de crecimiento rápido.

A su vez  en el primer escenario se plantean escenarios con diferentes rendimientos de soja y se agrega la invernada de corderos como un seguro. “Las invernadas tradicionales en promedio dejan un margen bruto de US$/ha 200, aproximadamente US$ 20 por cordero”, graficó Rivero. “El negocio del cordero pesado se ha mantenido estable, analizando los números de la serie histórica el valor siempre ronda los US$ 3-3,50, por lo tanto lo hace un negocio muy predecible y seguro”, agregó.

El técnico indicó que “si a ese negocio lo hacemos en una rotación que puede ser soja-puente verde-soja, o soja-trigo-soja, le da estabilidad al negocio”.

En cuanto a los sistemas de cría, “la idea ahí es plantear encarnerdadas tempranas de otoño y la venta de corderos a fin de año, manejando entre ocho y 10 ovejas por hectárea”. En este caso el negocio del ovino sería complementario al sistema y en cuanto a los números que se han registrado, uno de los escenarios planteados es de US$ 40 por animal.

Escuche la entrevista completa a José Rivero.