Montevideo, 12 de Noviembre 2019

  • °
  • H %
Ganadería

Selección genética con foco en el bajo peso al nacer y tamaño moderado

La Acacia, establecimiento de la familia Martigani, ubicado en la zona de Guichón, recibió la Jornada de Selección de la Sociedad de Criadores de Angus del Uruguay

La evolución del establecimiento ganadero La Acacia en la crianza de la raza Aberdeen Angus fue sorprendente incluso para la propia familia Martigani, principal de la firma ubicada en la zona de Guichón, en Paysandú. Los Martigani comenzaron a criar la raza en el año 2002 y en 2005 compraron sus primeras cinco vacas de pedigrí. Así, la cabaña fue evolucionando hasta producir reproductores que se venden en su remate anual y participa de las principales exposiciones ganaderas del país, donde ha conquistado importantes premios, incluyendo una muy buena actuación en el Secretariado Mundial Angus, en Punta del Este.

«Cuando en 2005 decidimos comprar cinco vacas de pedigrí no teníamos demasiadas ambiciones, y una cosa llevó a la otra, fuimos viendo el potencial de la raza y desarrollando la cabaña. Ahora realizamos nuestro propio remate, el próximo 22 de octubre será la octava edición, además concurrimos a exposiciones y llegamos a lograr el premio de Tercera Mejor Hembra en la Expo Prado, que en Angus no es menor; y en el Secretariado Mundial Angus logramos el premio de Tercer Mejor Ternero y Reservado Campeón Dos Años», repasó Octavio Martigani (hijo), director del establecimiento.

La Acacia recibió la 10a Jornada de Selección Angus, una de las instancias más trascendentes para los criadores, ya que allí se dan pautas de los criterios de selección y certificación de animales de la raza para todo el país.

«Hace dos años no imaginábamos recibir una Jornada de Selección Angus, y aunque el clima no acompañó, hubo mucha gente, y eso nos deja muy contentos», remarcó Martigani.

Consultado sobre los principales aspectos que tienen en cuenta en La Acacia para la selección de sus ganados, el criador señaló que «somos sumamente estrictos en el peso al nacer y frame moderado».

«Podemos estar frente al mejor toro o el que está más de moda, pero si no nos cierran esos aspectos no se incluye en el rodeo», afirmó el criador sanducero.

El plantel del establecimiento se integra de unas 150 vacas de pedigrí y puro controladas, y la tendencia es llevar todo a pedigrí. «Son animales moderados, rústicos, que conviven con el mío-mío y con las ovejas. Una parte del campo se compone de basalto superficial y la otra de suelos de aptitud forestal, «así que estas vacas de La Acacia son unas guerreras», remarcó el criador.

Martigani dijo estar sumamente convencido de que, «para nuestro sistema y forma de criar, Angus es la raza que mejor nos puede acompañar; porque son grandes madres, y ante inviernos rigurosos se defienden de una forma increíble respecto a otras razas».

El rodeo de La Acacia es básicamente criador, vende terneros al destete y del plantel salen los toros que se venden en el remate anual, además de vientres de pedigrí y SA.

Consultado sobre el resultado del ejercicio 2018/19 para el establecimiento respondió que «fue justo», y que «se vienen cuidando mucho los costos, un tema que le golpea a todo quien produce en Uruguay. Por suerte, el mercado de la carne viene bien, los terneros y la reposición valen bien, y eso fue un respiro para la ecuación», dijo.

El productor estimó que este buen momento para los precios ganaderos debería mantenerse en los próximos años. «Tenemos buenas expectativas en la zafra, porque hoy es muy fácil pagar un toro con la producción de terneros. Debería haber un buen mercado y precios», concluyó.


La nota completa en Revista Verde N° 80