Montevideo, 10 de Diciembre 2019

  • °
  • H %
Actualidad

Se deteriora clima de negocios en Uruguay

La necesidad de recuperar los niveles de inversión en nuestro país es uno de los principales desafíos que se vienen por delante con factores estructurales y otros coyunturales que están incidiendo. Marcos Soto, integrante de Cibils- Soto Consultores explicó que entre los aspectos estructurales Uruguay sigue manteniendo sus fortalezas que son la seguridad jurídica, la estabilidad macroeconómica, el respeto a las reglas de juego y contratos. “Son elementos muy relevantes y diferenciadores que nuestro país tiene, que no solo debemos cuidar, sino que también fortalecer”.

Para analizar los factores coyunturales, Soto consideró el análisis que elabora la Fundación Getulio Vargas en Brasil en asociación con el Instituto Alemán IFO, que recientemente publicó su actualización trimestral a Enero 2019. “En esta actualización se verifica la segunda mejora continua de América Latina en su clima económico, aunque se mantiene en zona desfavorable, y quien viene empujando esta mejora en el clima general es Brasil explicado básicamente por un notable incremento en las expectativas sobre la economía. Hay que mencionar también que el clima económico también se ha deteriorado en el resto del mundo y por primera vez desde el año 2012, América Latina presente un mejor clima que ese resto del mundo”.

En este contexto, Uruguay se ubica en el puesto 7 de 11. “No es el peor de la clase, pero esta a media de tabla. Y aquí hay que analizar dos elementos: uno cómo estamos en términos relativos, a quién superamos y quiénes nos superan”.  En este sentido destacó que Uruguay presenta mejor clima de negocios que Venezuela, Ecuador, México y Argentina.

Soto agregó que es fundamental revertir esta situación. “Precisamos revertirla para volver a ser atractivos en materia de inversiones. La inversión es la principal herramienta dinamizadora, la que genera empleo genuino”. Destacó que es necesario analizar si los estímulos a la inversión hoy son efectivos en nuestro país. “Por ejemplo, la ley de inversiones que mayormente exonera un % del IRAE, para que este estímulo funcione debe primero haber renta para que signifique un ahorro. En tiempo donde las rentabilidades se han deteriorado el peso del beneficio es muy acotado. Creo que es un tema que merece particular atención para recuperar el atractivo para inversores”.

Escuche la entrevista a Marcos Soto integrante de Cibils-Soto Consultores, en diálogo con Juan Dellapiazza en Punto de Equilibrio