Montevideo, 20 de Octubre 2019

  • °
  • H %
Ganadería

Santiago Bordaberry: “El stock vacuno muestra un cambio productivo que ya debería haber ocurrido”

El Dr. Santiago Bordaberry, productor y asesor de establecimientos ganaderos, dijo que “en Uruguay está sucediendo una modificación productiva”, algo que sustentó en base a los nuevos números de la declaración jurada de DICOSE, que mostró una caída de las categorías adultas y un aumento en el sector criador.

Bordaberry dijo que “si miramos los números de DICOSE hay una composición del stock mucho más criador” y se confirma “una variación hacia un stock más criador” porque “hay menos categorías de terminación y más categorías de cría”.

Explicó que esta variación está basada –de alguna manera– en que “se está tirando la piola desde arriba” por los precios del ganado gordo, sumado a la demanda por reposición y “de los corrales de engorde que han demandado muchísimo ganado para encerrar” y “eso ha influido en que muchos invernadores tradicionales hayan virado hacia la cría”.

Acerca de los datos de la nueva declaración jurada de DICOSE, dijo que ve con mucho optimismo que la ganadería uruguaya muestre una tendencia de ser “un poco más moderna” al tener menos categorías adultas de invernada y de novillos.

Agregó que la preocupación pasa porque “se quiere interpretar que eso es malo para el país y que afecta a determinados sectores “, cuando en realidad considera que “es producto de la adecuación y la respuesta a la libertad de mercado que ha impulsado muchísimo a la ganadería”.

Sostuvo que “son los dolores de parto para una modificación que hace tiempo debería de haber ocurrido en Uruguay y que está sucediendo ahora”.

Dijo que el nuevo escenario “es la demostración de que se evoluciona a una cosa mejor, partiendo de que la libertad de mercado siempre debería lograr en el largo plazo mejoras en las condiciones de todo el mundo como para poder desarrollar genuinamente la ganadería y toda la estructura de la producción de carne”.

Bordaberry señaló que “los ciclos completos parece que se van terminando” y gana terreno la producción de novillitos para corral, para la exportación en pie o para invernadores”. Agregó que “el ciclo completo cada vez tiene menos lugar en el negocio ganadero y el objetivo de la gran mayoría es ir rumbo a la producción de novillitos de sobre año (350-380 kg)”, algo que “parecería ser el mejor negocio”.
También recordó que hay muchos invernadores que no entoraban pero que han dejado de invernar vacas y “esos espacios son ocupados por vacas de cría”.

Si bien reconoció que “hay muchos invernadores que se están volcando a la cría”, advirtió que “aún no influye en el número final de terneros producidos” y que tal vez sea imperceptible en los indicadores de la cría el expertise que los invernadores tienen a la hora de eficientizar algunos procesos.

Escuche la entrevista completa a Santiago Bordaberry.