Montevideo, 19 de Junio 2019

  • °
  • H %
Agricultura

Rendimientos y precios de trigo de la zafra pasada generan optimismo en 2019

Cargill confirmó el interés de los productores por realizar doble cultivo, si bien estiman un crecimiento del área del cereal, aún no se sabe de qué magnitud será esa expansión

Luego de una zafra de trigo que fue muy positiva por aspectos productivos y comerciales, se espera para la próxima campaña una suba en la superficie sembrada, aunque aún no se puede cuantificar la magnitud de ese crecimiento.

El responsable de Originación de Cargill, Gabriel Di Giovannantonio, dijo a VERDE que se pudo cerrar una muy buena cosecha de trigo, con rindes históricamente altos, en el tope de la serie histórica, acompañados de una calidad muy equilibrada y además, hubo buenos precios de venta y demanda internacional.

A la próxima zafra de trigo, desde Cargill la observan con optimismo. «La experiencia de la última campaña fue muy buena, los precios, si bien han tenido ajustes, a nivel internacional están por encima de las referencias de las últimas dos zafras, y el esquema agrícola muestra que a la relación trigo-soja le falta trigo. Los productores están notando la necesidad de incluir gramíneas”, dijo.

Cargill realizó una serie de actividades por varios puntos del país, con el objetivo de ver junto a los productores lo que está sucediendo en el mercado de soja, maíz y trigo. “De esas reuniones surge que los productores estarán apuntando al doble cultivo, algo muy importante para la estructura productiva de Uruguay. Eso nos permite visualizar un crecimiento del área, pero aún es muy temprano para aventurar un número”, admitió Di Giovananntonio.

Desde el aspecto comercial dijo que hay que tener en cuenta la relación stock-consumo a nivel mundial, dado que se viene de un 2018 que tuvo una caída en los stocks, principalmente en países exportadores como Rusia, Australia y los de la Unión Europea, entre otros. Esto determina que cualquier inconveniente en el hemisferio norte pueda entonar los precios, y se cree que existirán oportunidades para que los precios suban”, indicó.

Recordó que hubo una caída en los precios durante febrero y marzo (al cierre de esta edición, 15 de marzo, el trigo diciciembre en Chicago se ubicaba en US$ 177,50 por tonelada). Para Di Giovannantonio esa situación responde a la pérdida de competitividad que había tenido el trigo estadounidense frente al de otros orígenes, y catalogó dicha baja como «algo esperable”.

Señaló que en Europa hubo un pequeño descenso sobre fines de febrero; y en Argentina el precio cayó por la presión logística causada por del tamaño de la próxima cosecha de Maíz.

Además, más allá del ajuste observado, el responsable de Originación de Cargill, dijo que “no todo copia al mercado de Chicago” y a este nivel de precios “el mercado comienza a moverse nuevamente porque aparece más demanda”.

Di Giovannantonio indicó que en Argentina se ve un productor de trigo mucho más ávido por vender de forma anticipada y no sobre cosecha, lo que permite contar con referencias tempranas, aunque para el trigo nuevo aún no hay una referencia clara.


Lee la nota completa en Revista Verde N° 76