Montevideo, 14 de Noviembre 2019

  • °
  • H %
Agricultura

Recomiendan tomar muestras de suelos lo más cerca de la siembra

El director de Unicampo Uruguay, Esteban Hoffman, dijo que no se debe analizar las chacras 30 o 40 días antes de sembrar, porque los niveles de nutrientes pueden variar.

Luego de dos zafras agrícolas muy buenas, en invierno y en verano, los niveles de algunos nutrientes en el suelo han bajado. «Los niveles de fósforo y de potasio lentamente siguen bajando», dijo a VERDE el director de Unicampo Uruguay y docente de Facultad de Agronomía, ingeniero agrónomo Esteban Hoffman, en el marco de una jornada organizada por Almacén Rural y Grupo Macció.

El especialista en agricultura señaló que para la zafra de verano hubo y hay mucho muestreo que se realizó muy temprano, bastante alejado de la siembra, y esos análisis pueden mostrar niveles muy bajos de nutrientes, que luego pueden subir.

«Cuando se acerca la siembra los niveles de nutrientes del suelo pueden subir. Más allá de que se haga temprano para tomar decisiones de compra, de stock, de movimiento de fertilizante, les decimos a los productores que se preocupen por tener un dato objetivo cerca de la siembra», remarcó.

En ese sentido, recomendó hacer el análisis siempre que se pueda, entre tres y cinco días antes de sembrar. «Hay que tener idea de la situación. Una muestra de 30 o 40 días antes para muchos nutrientes es demasiado tiempo», alertó Hoffman.

Sobre los cultivos de invierno, comentó que este año «los niveles de nitrógeno en planta son mentirosos, porque aparentan ser más altos, debido a que los cultivos no crecieron».

Recordó que en 2017 Facultad de Agronomía empezó a alertar que había que tener cuidado con las malas interpretaciones a nivel nutricional, de nitrógeno en planta, en casos de no tener el dato de la biomasa.

«Hay herramientas de interpretación fina, para hacer un buen manejo nutricional; pero no alcanza solo con tener el nivel de nitrógeno, hay que tener el dato de biomasa. Si cambia la biomasa el crítico cambia; los niveles críticos no son independientes», planteó.

Este año, con un área de muestreo muy grande, «vimos niveles de biomasa muy bajos, que levantan los niveles críticos. Es una recomendación para que no se repita lo que ocurrió durante la zafra de 2015/16. Si este año da la posibilidad de tener rendimientos muy buenos, hay una amenaza de tener proteína baja», advirtió.

Señaló que, a diferencia de otros países, en Uruguay se fertiliza casi toda el área sembrada con pasturas y cultivos. «Uruguay fertiliza mucho, invierte mucho, tenemos que gastar aunque no nos guste, no podemos bajar las cantidades de nutrientes vía fertilizantes, aunque en algunos momentos nos gustaría bajarlos, porque eso implicaría dominar uno de los costos de producción más importantes», reconoció Hoffman.

Pero el director de Unicampo señaló que en los últimos años, tal vez por consecuencia de la baja rentabilidad del sector, «hay menos manejo objetivo de los nutrientes y el área de muestreo ha bajado. Veníamos en un proceso de mejora que se ha estancado».

Dijo que son varias las razones que llevan a que se realicen menos muestreos, pero la principal es que «cada vez que la situación económica se complica, en vez de que el productor se ponga más fino, invierta más en lo que le da los mejores resultados, tome muestras de suelos o de plantas, tiende a pasar lo contrario. Se trabaja con lo mínimo para no complicarse; pero se nota la diferencia de resultados entre quienes planifican y quienes no».


LA NOTA COMPLETA EN REVISTA VERDE N° 80