Montevideo, 3 de Abril 2020

  • °
  • H %
Actualidad

“No poder colocar leche fue lo peor de la crisis»

Revista ANPL visitó el tambo y cabaña “El Grillo” de la familia Gurgitano, ubicado en Sarandí Grande, departamento de Florida. El establecimiento comienza su actividad lechera en el año 1963, “lo arrancaron mis padres”, dice Dr. José Gurgitano quien además resalta que desde los 10 años vive en el establecimiento y que toda su familia se crio en el tambo. Hoy Martin uno de sus hijos, también veterinario de profesión, lleva adelante gran parte de las tareas y decisiones que allí se toman donde la cabaña juega un rol muy significativo en el negocio familiar.

 

– ¿Cuál es el disparador para volver al sistema cooperativo?

– Cuando nosotros nos fuimos hace años era porque nos ofrecieron un muy buen negocio y además entendíamos realmente que Conaprole no tenía el funcionamiento que hoy logró. Hoy es muy profesional en todas sus funciones. Por lo tanto creemos que hubo una evolución  en todo sentido, y lo pudimos comprobar rápidamente, hoy desde adentro vemos una cooperativa mucho más fuerte.

– ¿Hoy la realidad indica que no es fácil entrar a la cooperativa por el monto de dinero que hay que poner?

– Es cierto, pero nosotros entendemos que lo que hay que pagar de capital lácteo está bien y es totalmente justo para con todas las partes que integran la cooperativa.


Lea la nota completa en: Revista ANPL Nº 13