Montevideo, 10 de Diciembre 2019

  • °
  • H %
Empresas

Monte Ribereño lanza Smartfoil

Es un bioestimulante para agricultura extensiva de la francesa Agrauxine, que permite incrementar el rendimiento entre 6% y 12%, dependiendo del cultivo, suelo y año

La empresa Monte Ribereño realizó el lanzamiento en Uruguay del bioestimulante para cultivos extensivos Smartfoil, elaborado por Agrauxine –del grupo francés Lesaffre–. Manuel Suárez Cordo, de Agrauxine, explicó a VERDE que Smartfoil es un bioestimulante que permite incrementar el rendimiento del cultivo, mitigando el efecto de los factores abióticos, estimula el metabolismo interno de los cultivos y promueve la eficiencia en el uso de los nutrientes. Agregó que este tipo de productos es muy utilizado en Europa, pero en Sudamérica es innovador en cultivos extensivos.

“Nos diferenciamos del resto de los bioestimulantes porque la mayoría es extracto de algas. Este tiene una composición distinta, más estable, no viene de algas sino de extractos de metabolitos, producto de la fermentación de levadura”, señaló. La compañía francesa tiene más de 2.000 cepas aisladas de levadura, y de esas seleccionó seis; con los extractos de metabolitos elabora este producto.

Indicó que la compañía tiene una fuerte presencia global, con más de 10 años de ensayos con diferentes instituciones y los técnicos referentes de cada país, dándole una consistencia mucho mayor a los productos”, afirmó.

El especialista agregó que los productos orgánicos generalmente no cuentan con suficientes ensayos técnicos e información científica, y por eso destacó la importancia de contar con 10 campañas ya probadas con Smartfoil.

Destacó que el producto tiene una compatibilidad muy alta, que no se corta y se puede aplicar cuando se utiliza un fitosanitario, por lo que no tiene un costo agregado. “El producto utiliza la misma ventana para entrar. Es un bioestimulante que reduce el aborto de flores, promoviendo el incremento del rendimiento entre 6% y 12%, dependiendo del año, el cultivo y el tipo de suelo. Además, en una condición de estrés el porcentaje es incluso mayor”, dijo.

Las dosis rondan entre dos y tres litros por hectárea, con una ventana para soja entre R1 y R4, en maíz entre V3 y V8, en trigo entre Z.35 y Z.60 y en cebada entre Z.32 y Z.39.

Smartfoil actúa gracias a la combinación de varios métodos de acción, generando respuesta a nivel genómico, metabólico, celular y fisiológico de la planta. Además, destacan que con un rinde promedio y una mejora de 5% se logra triplicar el retorno de la inversión.


Lee la nota completa en Revista Verde N° 74