Montevideo, 14 de Noviembre 2019

  • °
  • H %
Agricultura

Los precios de los agroquímicos varían en función de cada molécula

Hay diferencias respecto al año pasado, dependiendo del producto, explicó Juan Bonilla, gerente comercial de Tafirel, en una charla con foco en arroz, realizada en Artigas.

Los precios de los agroquímicos «en general están bastante estabilizados, lo que no quiere decir que no existan moléculas que varíen puntualmente su valor”, explicó a VERDE el ingeniero agrónomo Juan Bonilla, gerente comercial de Tafirel. De todos modos, instó a no mirar los precios como un todo, “hay que mirar producto a producto, molécula a molécula y en base a eso ir viendo la evolución de los precios; no hay una tendencia general”.

Sobre las moléculas con mayores cambios de precio, mencionó que productos con principios activos como Azoxystrobin y Cyproconazole “son los que han tenido movimientos de precios, y hay otros que han quedado relativamente estables, como los glifosatos. Los insecticidas, luego de la suba del año pasado, “han bajado porque la oferta en origen se está acomodando”.

Bonilla adelantó que “estamos trabajando el lanzamiento de un nuevo insecticida, estamos en un segundo año de evaluación en ensayos de campo, de validación, trataremos de lanzarlo este año, para el final de la zafra”.

Sobre el mercado de agroquímicos, Bonilla señaló que el abastecimiento comenzó temprano en el año. «La llegada desde los diferentes orígenes, principalmente China, están cada vez más demoradas, entonces tenemos que prever con mayor anticipación las compras”, explicó.

Recordó que en China hace dos años hubo muchas fábricas que debieron cerrar y otras están produciendo menos, lo que generó problemas con la producción y desabastecimiento en algunos momentos. Así surgió, incluso, “una suba de precios y además, había demoras en muchos embarques. Pero desde el segundo semestre del año pasado se nota una tendencia de reacomodo de la situación”.

Agregó que el volumen de contenedores que se mueve desde China implica una logística que se va complicando cada vez más. Eso obliga a trabajar con mayor antelación, porque desde que se decide la compra de un producto existe una demora de entre cuatro y cinco meses. Mencionó a modo de ejemplo “que entre 70% y 80% de las necesidades para la zafra de verano, ya están en nuestros depósitos”.

En Artigas, Tafirel y Agropecuaria Artigas (empresa dedicada a comercio de agroinsumos en ese departamento) organizó una charla con foco en el arroz, aunque abarcó a otros cultivos. Allí, explicó que en el objetivo de escuchar al cliente y trabajar junto a él, estas actividades “son fundamentales”.

Exponiendo sobre el posicionamiento de los productos Tafirel en herbicidas, fungicidas, insecticidas y sobre su nueva línea BIOTafirel, aclaró que “cada productor tiene su estrategia de manejo, su estructura de costos y nosotros como empresa proveedora tenemos que dar opciones para posicionar cada producto a cada problema y lograr una solución satisfactoria”.

En ese marco, “tenemos más de 120 registros, todos disponibles para el productor uruguayo”, posicionándolos de buena manera “para tener la mejor relación costo-beneficio”.

Eso último es clave, explicó: “No somos ajenos al sector arrocero, por eso seguiremos acompañándolo en esa búsqueda de eficiencia permanente para generar más kilos… Tenemos que lograr posicionar a cada herramienta en el momento exacto, para tener un control eficiente, ese es nuestro trabajo”, reflexionó.


LA NOTA COMPLETA EN REVISTA VERDE N° 80