Montevideo, 19 de Junio 2019

  • °
  • H %
Agricultura

Lluvias cayeron en momento clave para la soja

Las precipitaciones del último fin de semana le dieron un respiro a los cultivos de verano que, producto de las altas temperaturas, estaban comenzando a comprometer el potencial de rendimiento. En el centro del país las precipitaciones promediaron los 70 mm. El operador Julio Nin, explicó que ahora los cultivos sembrados cerca del 20 de octubre están en excelentes condiciones mientras que los que fueron sembrados después están entre muy buenos a pobres. A su entender, las sojas que están feas o regulares son un porcentaje muy bajo, al tiempo que aseguró que de todas formas están mejores que las chacras del año pasado. “Los pisos de este año serán los techos del año pasado”.

Para Nin, es una zafra que va a estar un poco por debajo del record de producción, pero señaló que los 600 mm que llovieron desde que se sembró la soja hasta ahora, deberían permitir una buena campaña.

Escuche la entrevista a Julio Nin, operador en el centro del país, en diálogo con Ruben Silvera en Punto de Equilibrio

En Carmelo las lluvias también fueron parejas y sin consecuencias negativas en los cultivos. “Las sojas de primera están frondosas”, sostuvo  Maximiliano Salle, de Ingroinsumos Carmelo. Agregó que para las sojas sembradas de forma tardía, la semana que pasó, con muy altas temperaturas fue clave para permitir el desarrollo del cultivo. En cuanto a los maíces, las cosechas están arrojando promedios de 9.000 kg/ha, mientras que los de segunda están en plena floración y “con mucho camino por recorrer”.

Escuche la entrevista a Maximiliano Salle integrante de Agroinsumos Carmelos, en diálogo con Ruben Silvera en Punto de Equilibrio

En Dolores, las precipitaciones promediaron los 100 mm. “Fue un agua salvadora. Los cultivos estaban acostumbrados a tener mucha agua disponible y con las altas temperaturas estaban sufriendo bastante”, explicó el productor Enrique Carlos Oyharzabal. A su entender, el cultivo está en un momento crítico por lo que de no haber llovido se hubiese perdido potencial.

Oyharzabal recordó que del área de segunda, un 30% se sembró muy atrasado entre Navidad y el 15 de enero, mientras que un 15% del área directamente se perdió o no se pudo sembrar.

El productor agregó que en esa zona, el área de doble cultivo es muy importante y más en esta campaña ya que muchos se habían volcado a los cultivos de invierno para intentar recuperar lo sucedido en la campaña de soja anterior. “El doble cultivo es una necesidad. Con los altos costos, la renta y los actuales precios de la soja, el rinde de equilibrio para la próxima zafra será de 3.000 kg”, sentenció.

Escuche la entrevista a Enrique Carlos Oyharzabal, productor de Dolores, en diálogo con Ruben Silvera en Punto de Equilibrio