Montevideo, 2 de Julio 2020

  • °
  • H %
Actualidad

Las oportunidades comerciales de Indonesia concitan gran atractivo

5 marzo, 2020

Se trata del cuarto país más poblado del mundo, con un PIB per cápita de US$ 4.000 y una economía en crecimiento en los últimos 20 años, con tasas superiores al 5%.

Las características de Indonesia lo destacan como un mercado muy atractivo. Nicolás Potrie, cónsul honorario de Indonesia en Uruguay, dijo a VERDE que ese es un país muy peculiar, por su geografía y su constitución. Está integrado por 17.500 islas y es el cuarto país más poblado del mundo, con 270 millones de habitantes, donde el 90% de la población es musulmana.

Es un país relativamente nuevo. El año pasado se festejaron los 70 años de la independencia. Fue colonia holandesa, y en 1949 se independizó como nación. Es un crisol, porque más allá que la gran mayoría de la población es musulmana, está compuesto por varias razas. Es una república presidencialista, que tiene elecciones cada cinco años.

Sobre la realidad económica, detalló que viene creciendo desde hace 20 años, con tasas superiores al 5%, y “con ese crecimiento sostenido tienen guarismos muy interesantes en el concierto mundial. Hoy es la 16a economía en el mundo, pero en base a su población tan joven (dos terceras partes de la población está integrada por menores de 30 años) promete ser una de las principales potencias del mundo en el mediano plazo”, explicó Potrie.

Indonesia integra la zona de libre comercio de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) junto a otros grandes mercados como Malasia, Singapur, Tailandia, Vietnam, Filipinas, Camboya, Laos, Brunei y Myanmar.

“Son 10 países los que conforman la ASEAN, y están muy abiertos al mundo, sobre todo después de las reformas posteriores a la crisis de 1998, consecuencia de la devaluación del baht tailandés en 1997, que llevó a varios países de esa región a crisis importantes. Dichas reformas permitieron iniciar un proceso de apertura económica, que hoy transforman a Indonesia en una de las principales potencias del Sudeste Asiático”, resaltó Potrie.

Los principales acuerdos comerciales de Indonesia están enmarcados dentro de la ASEAN, bloque que nuclea a esos 10 países vecinos en una zona de libre comercio. La ASEAN, además, tiene acuerdos con Nueva Zelanda, Australia y Chile, entre otros países.

Por otra parte, integra el acuerdo de la RCEP (Asociación Económica Integral Regional), con China, India, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.

Para Potrie, “Uruguay tiene que mirar hacia ese lado, más allá de hacerlo con el Mercosur o independiente. Es importante avanzar en un acuerdo con un país que está abierto al mundo, como Indonesia. Sería una oportunidad muy relevante”.

La nueva China

Indonesia es catalogada como “la nueva China”. Al respecto Potrie comentó que “el tamaño del mercado es algo que realmente llama la atención, el crecimiento de la población, la clase media con un consumo cada vez mayor de alimentos, de servicios, y el crecimiento económico que tiene”.

Con ese panorama y el impacto en la demanda, “Uruguay tiene restricciones para ingresar a ese mercado. Los aranceles, en promedio, están en torno del 20%. Eso es una desventaja con mercados competidores en la producción de alimentos como Nueva Zelanda y Australia”, describió el cónsul honorario de Indonesia en Uruguay.

Otro aspecto resaltado por Potrie es que, al ser musulmanes, para exportar carne o lácteos los productos deben procesarse cumpliendo con los requisitos del rito halal. Pero “ese no es un impedimento imposible de cumplir, porque Uruguay acaba de habilitar el mercado de Arabia Saudita, que tiene los mismos requisitos. Es complejo, requiere desafíos, pero no es imposible de lograr; hay que conocer y explorar ese mercado”.

Embajada en Yakarta

El comercio uruguayo con Indonesia en la actualidad es muy bajo. El año pasado Uruguay importó productos de ese país por un monto de US$ 30 millones y exportó por unos US$ 7 millones, sin considerar las zonas francas. “En eso inciden desde los costos logísticos hasta el reconocimiento del mercado; es un país al que tenemos que empezar a mirar”, sostuvo Nicolás Potrie.

El cónsul honorario de Indonesia en Uruguay dijo, en esa línea, que el año pasado el gobierno uruguayo decidió abrir la embajada en Yakarta. “Fue un paso muy importante y creemos que es el comienzo de una apertura que va a tener que intensificarse en los próximos años”, reflexionó.

Desde Indonesia se importan principalmente productos textiles, café, calzados, máquinas, frutas, comestibles y plásticos. “Son especialistas en materias primas de alimentos, como madera, aceite vegetal, aceite de palma, pero ya están produciendo bienes de capital que nosotros anteriormente importábamos de Europa, Estados Unidos y China”.

Agregó que “están produciendo diferentes máquinas, automóviles, ya están en la industria de la aviación y aspiran a ser actores de vanguardia a nivel global”.

Indonesia, además, está invirtiendo en el área de la infraestructura en África. Su conocimiento en esa área, donde juega la industria marítima, el transporte aéreo y ferroviario, surge de la necesidad de conectar las 17.500 islas que integran el país.

Según Potrie, “es una nación abierta a la inversión; se vienen complementaciones con bienes de capital también”.

Informó que Indonesia “ya tuvo la intención de acercamiento con Uruguay en el área ferroviaria y en la industria alimenticia, particularmente en la frigorífica. Habrá inversiones en América Latina, y Uruguay tiene que aprovechar la oportunidad, porque brinda certezas jurídicas, es un país amigable, y realmente tiene que abrirse. Por eso, la embajada uruguaya es importante, pensando en la posibilidad de negocios con Indonesia”.

A propósito de la experiencia del año pasado, en la que Uruguay le vendió trigo a Indonesia, añadió que “de exportaciones tenemos principalmente madera, cueros y cereales. Madera es lo que más hemos exportado, y en alimentos tenemos mucho para exportar”.

En relación a la habilitación de ese mercado para la carne y otros productos, indicó que se requiere pasar por los requisitos fitosanitarios y diversos protocolos.

“No se ha avanzado aún, pero sí han venido delegaciones que han mantenido reuniones con la Unión de Exportadores y con otras cámaras empresariales. Son pasos que se van dando, sin dudas falta más coordinación, pero desde el consulado estamos abiertos a colaborar con los empresarios que han venido en varias oportunidades, y también en dar a conocer a las compañías uruguayas la posibilidad de comenzar a explorar el mercado de Indonesia”, planteó.

Ante la consulta de si los habitantes de ese mercado están teniendo, al igual que en China, un cambio en el patrón de consumo, o si al ser musulmanes eso es diferente, Potrie respondió que “sigue el mismo proceso”.

Agregó que “el crecimiento del producto interno bruto (PIB) per cápita de la población de Indonesia los está llevando a nuevos patrones de alimentación, con más proteínas en la dieta, lo que seguramente será una oportunidad comercial para el Uruguay”.

En PIB per cápita en Indonesia está en unos US$ 4.000. “Desde el año 2000 hasta el 2020, el PIB de Indonesia creció por encima del 5%. El país tiene una población de 270 millones de habitantes, una esperanza de vida que mejora y una pobreza que no llega al 10%”, informó.

Mucho más que las playas de Bali

“La promoción que estamos haciendo de Indonesia” apunta informar sobre el país, “porque generalmente en Uruguay se lo conoce solo por las playas de Bali, desde la época de los viajes de la Universidad de la República con la Facultad de Arquitectura y la Facultad de Ciencias Económicas”, dijo Potrie.

Pero aseguró que “Indonesia es mucho más que Bali”. Dijo que, de las 17.500 islas que integran el país, solo 6.000 están pobladas; y que las metas que tiene el gobierno pasan por promover no solo el turismo en Bali, sino el turismo en todo el país, además de la gastronomía y la moda. “Más allá del calzado, la industria de la moda está muy en auge”, destacó.

El vínculo

El cónsul honorario, comentó que Uruguay, al tratarse de un país pequeño, no suele tener en su territorio embajadas de todos los países; y es por eso que en Uruguay hay varios consulados honorarios, que dependen de las embajadas en Buenos Aires, Brasilia o incluso en Washington.

“En el Consulado Honorario de Indonesia había quedado vacante desde el año 2015, un año más tarde fui designado por el presidente Joko Widodo, que en abril de 2019 renovó su mandato por cinco años”, comentó Potrie sobre su vínculo con Indonesia. El país es una república, y su presidente puede ser reelegido solo una vez.

Añadió que en los consulados honorarios “hacemos el nexo de los países pequeños con las embajadas donde están todas las reparticiones administrativas, políticas, comerciales y consulares. Aquí, la principal tarea es la promoción comercial, dar a conocer el país y representarlo”.

También explicó que “en muchas oportunidades hay que atender a los ciudadanos indonesios. En Uruguay no viven muchos, pero sí recalan marineros indonesios que requieren ayuda en casos de accidente o problemas con la tripulación, y aquí tratamos de asistirlos en sus primeras necesidades”.


NOTA DE REVISTA VERDE N° 83