Montevideo, 19 de Octubre 2019

  • °
  • H %
Agricultura

La soja logró recuperarse del día anterior

Las ganancias registradas en la jornada, permitieron a los futuros de soja retomar el nivel de precios apuntados a fines de marzo. Así, compras técnicas y temores por el estado de los campos, operaron como soporte de los precios de la oleaginosa. En concreto, el mercado se mostró preocupado por las abundantes precipitaciones ocurridas días atrás en la región del Medio Oeste de EE.UU. Los productores esperan una mejora en las condiciones de humedad, para continuar con las labores de implantación. En tanto, el avance mostrado por la implantación de maíz en el informe semanal de cultivos del USDA, alejó los temores de un traslado parcial de área del cereal a la oleaginosa.

Los contratos de maíz, finalizaron la rueda con ligeras ganancias en torno a 144 U$S/tn. Al igual a lo ocurrido con la soja, las precipitaciones que azotaron el cinturón maicero durante el fin de semana, otorgaron sostén a los valores del cereal. La posibilidad de resembrar en varias zonas de EE.UU., preocupa al mercado. Adicionalmente, el cereal recibió soporte del comercio internacional, que continuó mostrando signos de dinamismo. En el día de hoy se conocieron compras por 65.000 tn. Por otro lado, los pronósticos de clima seco para la región del Medio Oeste norteamericano, limitó las subas.

Para finalizar, el trigo cerró la sesión de forma mixta donde los contratos con entrega mayo-17 se posicionaron próximos a 163 U$S/tn. Por una parte, el mercado espera definiciones sobre las posibles pérdidas en los cultivos, dado el temporal de bajas temperaturas y abundante nieve que azotó al la región de Planicies de EE.UU. Sin embargo, las estimaciones de daños son diversas, situación que el mercado maneja con cautela. Se destaca, que algunas consultoras afirman que las pérdidas reales sólo se conocerán una vez que ingresen las cosechadoras a los campos. Por otro lado, El Wheat Quality Tour del día de ayer, proyectó buenos rindes para la zona central de Kansas, el principal estado productor de EE.UU., situación que ejerció peso sobre los precios del cereal.


Fuente: Grimaldi Grassi