Montevideo, 20 de Octubre 2019

  • °
  • H %
Ganadería

La ganadería uruguaya debe evitar perder competitividad con Argentina

La recorrida permitió ver los contrastes de los sistemas de producción de ambos países que, a pesar de estar muy cerca, tienen características que los hacen muy diferentes.

CREA Argentina y la Federación Uruguaya de Grupos CREA (FUCREA) organizaron una gira binacional, que se llevó a cabo los días 16 y 17 de julio, recorriendo establecimientos de la provincia de Entre Ríos y del departamento de Soriano.

El coordinador general de FUCREA, ingeniero agrónomo Martín Aguirrezabala, dijo que le pareció bueno “tener una actividad conjunta con CREA Argentina, para pensar y ver las diferencias que existen en los sistemas de producción y en los mercados”. Agregó que a raíz de ello pudieron ver “un contraste muy grande” en cuanto a “cómo funciona la ganadería en Uruguay y en Argentina».

Subrayó que Argentina está retomando el impulso exportador y que, si bien aún produce animales más livianos, está “tendiendo a transformarse en una ganadería más exportadora”, algo que “nunca debió haber perdido”.

En ese sentido, explicó que en Argentina “hubo pésimas políticas relacionadas a la ganadería, las que determinaron la destrucción del aparato productivo en ese rubro, que además se conjugó con una situación muy favorable en la agricultura, que ayudó a destinar los mejores campos a los cultivos en lugar de priorizar la producción de carne”.

De todas maneras, consideró que ahora “el ánimo del sector ganadero argentino es bueno” y que los productores son optimistas, pese a que “tienen una gran incertidumbre con lo que pueda llegar a pasar a nivel político”.

Aguirrezabala llamó a la reflexión diciendo que “Argentina tiene un futuro muy importante” y advirtió que hay que seguir trabajando para que no ocurra lo de la fábula de la liebre y la tortuga. “Uruguay es la liebre, si no nos dormimos podemos seguir ganando la carrera, pero si nos dormimos la perderemos”, advirtió el coordinador general de FUCREA.

Si bien reconoció que “algunos de los caminos que recorrió la ganadería uruguaya son interesantes, para que también los recorra Argentina”, dijo que le preocupa «mucho más lo que tenemos que hacer que lo que podamos servir de ejemplo”. Por eso subrayó que “no nos podemos dormir en los laureles” y señaló que Uruguay “tiene muchos deberes por hacer”. En tal sentido destacó los costos de producción, pero también “deberes de productividad hacia adentro de las empresas”.

El coordinador de FUCREA llamó a tener más confianza “en nosotros mismos” y graficó que “desde afuera Uruguay se ve mucho más lindo que de adentro, y eso merece una reflexión”. Por eso llamó a seguir mejorando desde lo que ya se ha hecho, para “no perder la ventaja competitiva”.


LEE LA NOTA COMPLETA EN REVISTA VERDE N° 79