Montevideo, 10 de Diciembre 2019

  • °
  • H %
Ganadería

La empresa que se especializó en la producción de carne de raza Wagyu

Blackmore Wagyu Feedlot tiene un negocio integrado, que va desde la cría hasta llegar a los consumidores de mayor poder adquisitivo, que compran sin mirar los precios

Blackmore Wagyu Feedlot es una empresa dirigida por David Blackmore, la sexta generación de productores de su familia. Cuenta con 3.200 hectáreas y un rodeo Wagyu de 4.000 cabezas. Realiza un negocio integrado desde la cría hasta el consumidor. Esto incluye una fuerte apuesta al trabajo genético con la incorporación de la genómica y al posicionamiento de marca sobre diversas estrategias de marketing, con un claro objetivo: producir carne para los consumidores más ricos del planeta, que puedan comprar su producto sin mirar el precio.

La familia Blackmore comenzó con la cruza Wagyu en 1988, primero en un rodeo Angus y después continuó con el Wagyu puro. Hace cuatro años inició el trabajo con la genómica por fuera de la Asociación de Wagyu de Australia, tecnología que le permitió mejorar los datos. Actualmente la firma cuenta con información del ADN de 10.000 animales.

La cría se realiza en Wallan, en el estado de Victoria; y el corral está ubicado en Finley, al sur de Nueva Gales del Sur. El encierro tiene licencia para alimentar a 3.000 cabezas de forma instantánea y allí lleva adelante varios programas.

Un ejemplo es el que demanda entre 500 y 680 días de encierro. Se busca que los animales ingresen con 10 meses de edad y un peso de 300 kilos, para salir con unos 950 kilos.

En una faena realizada antes de la visita, hubo animales que pesaron 1.035 kilos y registraron un rendimiento de 58%.

Si bien no describió la dieta, destacó el papel de la cebada en el marmoreo, sobre todo si se compara con el sorgo. Dijo que también hay otros programas, de 100, 200 y 300 días de encierro, sin la utilización de hormonas ni antibióticos.

Blackmore Wagyu faena unos 700 animales por año, el ingreso promedio por animal se ubica en los US$ 6.300, con un precio del kilo peso carcasa de US$ 12,6. La empresa factura unos US$ 5 millones por la venta de carne, con un costo de faena que llega a US$ 1,4 por kilo carcasa. El costo anual llega a US$ 1 millón; y la misma cifra es la que factura la empresa por la comercialización de genética.

Se realizan ente 35 y 40 cortes por animal y el 70% de la carcasa va a los restaurantes. De ese porcentaje, el 10% es bife y el resto de la carcasa es considerado muy importante para hacer viable el negocio.

Blackmore indicó que el 30% restante, que terminaría en una hamburguesa, por ser Wagyu y tener mayor calidad que el mejor Angus de Australia, integra el portfolio de productos de la marca Blackmore.


Lee la nota completa en Revista Verde N° 73