Montevideo, 19 de Junio 2019

  • °
  • H %
Ganadería

La bichera genera en el rubro ovino US$ 200 millones de pérdidas por año

El ingeniero agrónomo Romeo Volonté, gerente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) cuantificó las pérdidas por bichera para el rubro ovino. “El impacto que tiene económicamente asciende a más de US$ 200 millones por año, en un rubro que genera anualmente US$ 350 millones”, graficó.

El dato de las pérdidas es lo que se ha cuantificado como animales muertos y gasto en productos veterinarios, pero Volonté señala que “hay una cantidad de intangibles, como el ánimo del productor, o lo que tiene que dejar de hacer para estar todos los días curando la bichera”.

A su vez, el gerente del SUL admite que la erradicación de la zoonosis “nos parecía algo imposible, porque los productores ya estamos acostumbrados a convivir con la bichera, pero en años como este, con mucha lluvia y condiciones que pusieron al límite a muchos sistemas, hace un daño enorme”.

El SUL cuenta con un equipo técnico, liderado por el Dr. Daniel Castells, que están participando en un grupo de trabajo nucleado por el Ministerio de Ganadería (MGAP) para evaluar distintas técnicas de erradicación de la bichera.

No obstante, según expresó Volonté, el Poder Ejecutivo no tiene presupuestado un plan de estas características, por eso señaló que “hay que hacer los deberes”, buscando financiamiento. “Cualquier organismo internacional financia un plan de esto porque sabe que el beneficio es altamente medible. Me parece que en eso el Poder Ejecutivo es quien tiene que mover las fichas, pero también todo el sector y el SUL”, sentenció.

Escuche la primera parte de la entrevista a Romeo Volonté.

El rubro ovino “está carreteando”

El gerente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), reconoció que el rubro ovino no logra despegar, aunque hizo la salvedad que “está carreteando”, trazando un paralelismo con los aviones que comienzan el despegue.

Para Volonté, esto se ha notado “especialmente en esta zafra de reproductores”, en la venta de carneros y en la demanda y retención de vientres que hay, “eso se va a empezar a reflejar” en el despegue del rubro.

El SUL tiene un sistema de monitoreo basado en una muestra específica de productores, que sirve para medir el efecto de cada año y cómo evoluciona la producción ovina. “Ese ejercicio de monitoreo nos está dando que el stock posiblemente se haya mantenido”, indicó Volonté.

Para el gerente del SUL las variables mencionadas anteriormente son una de las explicaciones a la caída del 25,9% que muestra la faena de ovinos en lo que va del año, sumado a que “hay pasto y que la lana, sea fina o gruesa, está teniendo unos valores inéditos”. Al mismo tiempo, Volonté reconoció que están percibiendo que hay productores que “están queriendo crecer”.

Escuche la segunda parte de la entrevista a Romeo Volonté.