Montevideo, 20 de Octubre 2019

  • °
  • H %
Agricultura

Kilafen hizo exportaciones directas de soja en contenedores a China

La empresa también concretó otros negocios innovadores hacia distintos mercados, y propone a los productores planes comerciales para cultivos de invierno y de verano.

Kilafen concretó exportaciones de soja en contenedores directo a fábricas de raciones en China. “Este año realizamos cuatro embarques de soja en contenedores, estuvimos el año pasado en China, visitamos clientes y retomamos las colocaciones”, informó a VERDE Felipe Viera, gerente comercial de la empresa.

“Los fletes que se habían encarecido, este año acompasaron un poco y las primas en algún momento jugaban a favor, porque China estaba buscando otros mercados. Entonces dio para explorar nuevamente esa dinámica y llegar directamente a la industria china”, destacó.

Viera agregó que por esa vía se llega directo a fábricas pequeñas, considerando los volúmenes de producción de China, pero que son muy interesantes para la realidad uruguaya. Son empresas que producen alimentos para cerdos, vacunos y peces.

Hace algunas semanas Kilafen recibió en su planta a su cliente Ying Sun Dong, director de Seno Extrusion, empresa ubicada en Zhengzhou, en la provincia de Henan (ver foto).

Sobre el futuro de ese tipo de negocios, Viera dijo que “se puede aprovechar y fidelizar” a ese tipo de clientes, por los cuales compite Brasil, Argentina y también las empresas estadounidenses, pero con el diferendo que enfrenta a China y a Estados Unidos, aparecen oportunidades.

Añadió que a los chinos “les interesa mucho” negociar con Uruguay, por un factor clave: “nuestra soja es de buena calidad, buena proteína, buen aceite, la manejamos bien y no tienen problemas de cuerpos extraños. Lo que vendemos como marca Uruguay, más allá de la compañía, es bueno”.

Mencionó el valor de un proceso muy exigente, ya realizado por Kilafen, como firma proveedora de empresas en China, dado que no solo hay que estar en la lista de exportadores de Uruguay, sino que también hay que cumplir con una cantidad de requisitos que se exigen desde el país asiático.

Del total de soja que Kilafen exporta en la actualidad, esa nueva corriente comercial implica un volumen que no llega al 10%, pero eso no se debe a falta de demanda. “Nuestra visita a China fue en noviembre del año pasado, tuvimos que hacer un proceso muy largo, de cuatro o cinco meses, para lograr la aprobación, y en el camino uno ya va armando su plan de ventas de soja”, comentó Viera.

De todos modos, reconoció que ahora hay un buen camino recorrido, “el proceso largo de nuestra parte ya está hecho. Igualmente, cada vez que vamos a vender hay que firmar papeles con cada comprador, pero el proceso de presentación de la compañía ante el Estado chino ya quedó hecho”.


LEE LA NOTA COMPLETA EN REVISTA VERDE N° 79