Montevideo, 27 de Enero 2020

  • °
  • H %
Actualidad

Juan Peyrou: “Se está amputando la competitividad del agro”

Para el analista y consultor Juan Peyrou, las políticas públicas del gobierno apuntaron a una extracción permanente de recursos de forma “salvaje” que perjudica la competitividad y la rentabilidad del sector. Agregó que hay una falta de reacción preocupante por parte del gobierno y de todo el sistema político, y cuestionó la puesta en marcha del Sistema de Trazabilidad calificándolo de “atrocidad” y también a los Planes de Uso del Suelo asegurando que son una “intromisión inaceptable”.

El consultor analizó en primera instancia el actual momento que vive la agropecuaria nacional con las movilizaciones en todo el país asegurando que “es una reacción espontánea a la ausencia de respuestas que el sector productor percibe”. Para Peyrou, la falta de respuestas no solo proviene del gobierno sino de todo el sector político que, a su entender, no han puesto la situación del sector agropecuario como un tema a resolver. Aseguró que tampoco han encontrado en las gremiales las respuestas esperadas ya que “han optado por una estrategia de apostar al diálogo postergando los problemas de fondo”.

Para Peyrou el agro ha sido el único sector competitivo de la economía del Uruguay en los últimos 100 años. “Ha demostrado tener una capacidad de competencia inusitada; fue objeto de extracción de recursos durante más de 100 años, ha enfrentado guerras comerciales, barreras arancelarias y siempre ha logrado salir adelante a pesar de muchos años de estancamiento”.

“Durante mucho tiempo, esa extracción que calificó de perversa fue mitigada por los altos precios, pero cuando éstos bajaron, la rentabilidad del sector se desplomó. “La carne a US$ 3.500 por tonelada es un buen precio, la leche a US$ 0,36 al productor tampoco es un precio de ruina, la soja a US$ 360 no es ninguna crisis; el problema está en que Uruguay ha amputado su única capacidad de producir competitivamente que es la agropecuaria a través de una trasferencia de recursos salvajes que ha sido puesta de manifestó en estos días”.

El consultor recordó que un trabajo del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) demuestra el nivel de extracción del sector. En él se señala que, en promedio en los últimos 6 años, de la riqueza generada por la ganadería, el 83% fue apropiada por la sociedad y solo el 17% por los productores. “Esto ha provocado la desaparición de los productores chicos y una concentración de las riquezas que es consecuencia de las políticas públicas que ha tenido el país durante muchos años”.

Sacando la forestación, todos los sectores están complicados desde el punto de vista competitivo, sostuvo. “El país ha atravesado otras crisis muy dolorosas como la del 82 y la del 2002, pero lo malo es que hubo 10 años de acumulación de riquezas que pudieron haber transformado el país y perdimos la oportunidad por un estado hambriento de recursos y demagógico que quería transferir recursos hacia sectores sustituyendo la capacidad de respuesta de la sociedad. En vez de buscar medidas de políticas sociales que incentivaran el trabajo, hicieron todo lo contrario, incentivaron la dádiva, la corrupción de la mano de obra, leyes laborales cada día peores y una presencia de los sindicatos en la vida nacional similar a lo que pretendió Mussolini en Italia”, remarcó.

Peyrou destacó que el clima favorable del último año repercutió favorablemente en rubros como la lechería, la ganadería y la agricultura con la producción de soja. Esto permitió un incremento en las exportaciones, que sumado al turismo está evidenciando un crecimiento de la economía nacional. “Pero esto no es sostenible. Ningún país sin comercio puede competir. No es la situación del 2002 ni la del 82, pero vamos rumbo a una crisis de ese porte”, sentenció. A su entender, en algún momento el país va ir camino a una devaluación, lo cual tendrá un costo social muy importante.

Escuche la entrevista a Juan Peyrou