Montevideo, 12 de Noviembre 2019

  • °
  • H %
Ganadería

Japón: un mercado muy distinto a los demás destinos de la carne

Daniel de Mattos, director ejecutivo de BPU-NH Foods, brindó una charla en la que destacó el “enorme potencial” que tiene ese país asiático para el producto uruguayo.

Hay que entender que Japón “difiere mucho de los mercados asiáticos” a los que Uruguay está acostumbrado a exportar, dijo el director ejecutivo del frigorífico de capitales japoneses BPU-NH Foods, Daniel de Mattos. El ejecutivo, que además es delegado de la Asociación de la Industria Frigorífica en la junta directiva del Instituto Nacional de Carnes (INAC), participó en la charla denominada Cómo prepararnos para exportar carne a Japón, organizada por la Cámara Uruguayo Japonesa de Comercio e Industria, en la Expo Prado.

En esta instancia también participaron el presidente del INAC, Federico Stanham, y el delegado de la Asociación Rural del Uruguay en dicho instituto, Ricardo Reilly.

El país asiático enfrenta “cambios sociales, con una población que marca una transformación en los hábitos de consumo” y que “por suerte esos hábitos coinciden con el aumento de consumo de proteína animal de alto valor”.

Agregó que, si bien la población de Japón envejece, tiene mejores ingresos y graficó que hay 28 millones de hogares con un ingreso anual mayor a US$ 35.000 y 5,2 millones con ingresos mayores a US$ 75.000. Por eso, dijo que se trata de “una sociedad muy atractiva para el consumo de productos de alto valor”.

Explicó que actualmente Japón tiene dos proveedores principales: Estados Unidos y Australia, y que “es un mercado muy maduro desde el punto de vista de la cadena comercial”.

Indicó que Japón es “el mercado que paga mejor y que tiene mayor volumen de importación, tanto desde Australia como desde Estados Unidos, y por lo tanto vamos a entrar a una cancha a pelear con dos competidores de gran peso y con mucha historia en ese mercado”.

En Japón hay un poco más de 20 importadores de carne vacuna, de los cuales cinco son responsables del 60% de las importaciones.

Subrayó que el mercado “difiere mucho por quién provee el producto, por quién lo importa y en la forma cómo se distribuye y se utiliza”. Por tanto, “la aproximación al mercado japonés es bastante diferente a lo que podemos estar acostumbrados, tanto en Europa como en Estados Unidos o en China”.

El principal canal de distribución de la carne importada es el denominado horeca (hoteles, restaurantes y cafés). Solo algunos restaurantes utilizan carne exclusivamente japonesa, y De Mattos señaló que ese segmento es “donde tenemos mayor éxito en la penetración”.

Dijo que la carne vacuna en Japón cuenta con una muy buena reputación y el consumidor japonés piensa en ella como algo especial, que tiene que disfrutar en familia, «lo que nos posiciona muy bien como producto, por lo que resta posicionar la marca Uruguay”.

La distribución a través de canales horeca es “importante para definir la estrategia de cómo llegar al consumidor japonés y a las empresas”, ya que el desarrollo del producto en el mercado no pasa por los importadores sino por los usuarios finales.

Australia y Estados Unidos ya están trabajando en ello desde hace años, haciendo promociones de sus productos directamente con el consumidor final. De Mattos mostró en su presentación una foto del ministro de agricultura de Estados Unidos que, para promover la carne de su país en Japón, organizó una jornada en la que él mismo servía la carne a los consumidores.

El comercio de carne a través de canales horeca representan unos 25.100 millones de yenes (US$ 235 millones) por lo que “resulta un mercado muy atractivo en el que podemos competir con éxito”. Dentro de ese canal los restaurantes son los que tienen la mayor proporción, acaparando 54% de las importaciones de carne vacuna, aunque «crecen a pasos agigantados» los segmentos de comidas preparadas y los repartos de alimentos a domicilio.

Para De Mattos “la estrategia de mercado tiene que tener en cuenta este tipo de luces”.


LA NOTA COMPLETA EN REVISTA VERDE N° 80