Montevideo, 6 de Julio 2020

  • °
  • H %
Ganadería

Hubo un “cambio radical” y las empresas ganaderas, “podrán bajar costos si no les pegó la seca”

16 junio, 2020

“Este es un año bien diferente y con algunas particularidades que van a impactar en los resultados, por ser algo que no estaba previsto en ningún análisis”, dijo el director del Instituto Plan Agropecuario (IPA), Carlos Molina, en el programa Punto de Equilibrio en radio Carve

El técnico planteó algunos datos e indicios que incidirán en los resultados productivos y económicos del monitoreo de un grupo de predios ganaderos que realiza históricamente el Plan Agropecuario y que se conocen como carpetas verdes.

Uno de los temas analizados por Molina fue el impacto negativo del coronavirus en la producción ganadera local, considerando que “las empresas están enfocadas más o menos directamente en las exportaciones”.

“Casi todo un semestre, o sea buena parte de la primera mitad del ejercicio venía bien y con condiciones favorables, donde muchos productores pudieron vender gran parte o buena parte a precios elevados”, advirtió.

Y acotó que “luego se complica la situación climática y los mercados, primero en China y después en Europa”. Eso dijo en alusión a la merma en la demanda, la renegociación de contratos y la rebaja de precios en algunos destinos, principalmente en el mercado chino.

Pese a ello, el director del IPA consideró que “los precios (de los vacunos) siguen siendo buenos en comparación a otros ejercicios, aunque en las semanas recientes bajaron”.

“Cambia radicalmente en 90 a 100 días la situación de la ganadería, y todavía sigue pegando el déficit hidrico en algunas zonas” del país, señaló.

En cuanto a otros factores que inciden en los resultados de las empresas pecuarias, el técnico rescató la importancia de tener “un dólar que siguió acompañando, con algunas oscilaciones”, y “con la posibilidad de una reducción de costos”.

Este año “la diversidad” de casos y resultados “será aun mayor que la de ejercicio anterior”, cuando se dieron diferencias significativas en los ingresos de los productores, adelantó.

Más allá del resultado en sí, para el IPA es importante conocer las decisiones adoptadas por los productores ante este tipo de situaciones cambiantes, para saber cuál es la mejor estrategia para salir adelante, dijo.

Tras recordar que el año pasado los costos se redujeron 4% en las empresas monitoreadas, Molina planteó que “es posible que este ejercicio puedan bajarlos también, dependiendo de algunos factores, especificiamente en las zonas donde la seca no tuvo un impacto negativo importante. En esos casos es probable que haya una mejora en el ingreso de capital”.

En el presente ejercicio “las praderas, los verdeos, el gasoil y los salarios en promedio costaban menos que en el ejercicio anterior, (pero) eso no quiere decir que todo está bien”, enfatizó.

Un aspecto a tener en cuenta al evaluar el resultado de las firmas ganaderas, según el director del Plan Agropecuario, es que actualmente el productor “precisa menos kilos de carne de novillo o ternero que el año pasado para solventar la canasta familiar y los costos de producción”.

Respecto a la incidencia que tiene la participación de ovinos en los predios ganaderos, Molina comentó que en los años anteriores “con el precio de la lana fina bien elevados el resultado era impactado”, y “en este año en la última zafra las lanas registraron una baja, pero igual se siguieron vendiendo”.

Escuche la entrevista completa a Carlos Molina