Montevideo, 9 de Julio 2020

  • °
  • H %
Lechería

Gira de Virbac Santa Elena por Argentina mostró el funcionamiento de un sistema de ordeñe voluntario

11 febrero, 2020

Miguel Taverna, referente del programa leche del INTA de Argentina, mostró a productores y técnicos uruguayos, en el marco de una gira organizada por el laboratorio Virbac Santa Elena, el funcionamiento del sistema de ordeñe voluntario en el marco de un programa de investigación que la institución lleva adelante.

Taverna explicó que ese tipo de sistema les permitió “aprender muchas cosas”. Contó que el sistema “ha permitido incorporar tecnologías innovadoras que tienen que ver con el manejo del rodeo, como la identificación y la producción individual, además del manejo reproductivo y alimenticio”.

Dijo que estos “son todos componentes que nos permiten trabajar en el sistema con más precisión y por eso decimos que adoptar este tipo de tecnologías es similar a trabajar en un tambo de precisión”.

En Argentina, INTA fue el primero en iniciar el trabajo con robots en tambos y las conclusiones a las que llegaron fueron que “las tecnologías son interesantes desde el punto de vista de la ayuda para el mejor gerenciamiento del sistema y lógicamente requieren un cambio”. Taverna explicó que ese cambio refiere a la “profesionalización de ese gerenciamiento, para que los datos que aporta dicha tecnología se transformen en resultados concretos de incremento productivo”.

Lo que se vio en INTA fue un tambo en el que tienen 26 hectáreas asignadas para la producción de alimentos y en las que están las vacas en ordeñe y las vacas secas a una razón de tres vacas por hectárea (más de 80 vacas). De esas se ordeñan el 75% y el tambo produce unos 2.300 litros de leche por día. El promedio de producción diario de cada vaca oscila entre 30-34 litros.

Con respecto a la inversión, Taverna dijo que “en el mundo estos sistemas tienen distintas formas de ponerse en marcha a través de créditos de largo plazo de siete a 10 años”.

Por eso consideró que “son inversiones muy importantes que dependiendo de lo que se haga el repago se ajustará en el tiempo”. En total se habla de unos US$ 150 mil dólares por unidad robótica.