Montevideo, 9 de Abril 2020

  • °
  • H %
Agricultura

Fue anunciado el retorno de NK, la marca de semillas de Syngenta

La compañía también realizará inversiones en biotecnología, germoplasma, desarrollo y servicios, confirmó su director comercial para Uruguay, Bolivia y Chile, Juan Mascias.

Desde este año, Syngenta Semillas pasa a ser NK Semillas. De esta forma, regresa al mercado la marca que fue creada en 1884. Además, Syngenta anunció inversiones en biotecnología, germoplasma, desarrollo y servicios.

Juan Mascias, director comercial de Syngenta Semillas para Uruguay, Bolivia y Chile, dijo a VERDE que la compañía definió el relanzamiento de NK, que “vuelve a ser protagonista del mercado de semillas en Latinoamérica. Es una marca emblemática de semillas, que cuenta con más de 135 años de trayectoria”.

Señaló que la compañía apunta a seguir creciendo en el mercado global de semillas, y “por eso se relanza la marca NK en la región, con el foco puesto en traer nuevas soluciones para los productores en los cultivos de maíz, soja y girasol, que ayuden a maximizar su rentabilidad en el campo”.

Mascias consideró que al incrementar el foco en el negocio de semillas, “podremos brindar al productor uruguayo mejores soluciones para mejorar los resultados. Todo esto implica “un incremento de la inversión en el área de investigación y desarrollo, en equipos y asesoramiento técnico. El objetivo pasa por trabajar en las necesidades del agricultor”.

Para lograr ese objetivo, “NK se enfocará en sus ventajas competitivas en materia de investigación genética y biotecnológica, así como en el desarrollo de productos y servicios innovadores. La semilla es la base de toda la producción agropecuaria de la región, por eso ha decidido invertir fuerte en esa área, como también lo hace en agroquímicos. Hoy, al sumar todos los cultivos (maíz, soja, trigo y girasol), Syngenta es la compañía más sembrada en Argentina y Uruguay”, resaltó.

Mascias indicó que el objetivo es estar al lado del productor, “para eso el canal comercial de NK Semillas, a través de nuestros distribuidores Yalfín SA (exclusivo en maíz) y Grupo Macció (exclusivo en soja) es clave acercar las soluciones al agricultor”. En esa línea, informó que Federico Laluz será el responsable técnico comercial de NK Semillas para Uruguay.

Bajo el lema “Innovación en cada semilla, NK se propone impulsar la evolución de la productividad en maíz, soja y girasol. Lo hará a partir de tecnología de vanguardia y una manera diferente de trabajar”. Para eso, se ha incrementado “la cantidad y la calidad de los ensayos en la región. Uruguay forma parte de esa red. Hoy la tecnología en eso nos da un aporte fantástico, y sobretodo nos permite analizar mejor la información generada, en la interacción genotipo-ambiente, índice ambiental, fecha de siembra, densidades, fertilización, y sobre eso se elaboran las recomendaciones en maíz y soja, acordes a cada chacra y a cada planteo buscado por el productor”.

Mascias indicó que todo eso se verá reflejado en el Punto NK, “una nueva propuesta asociada al lanzamiento de la marca y al trabajo de desarrollo que está llevando adelante la compañía. Esto se suma a los simposios que ya venía realizando Syngenta”.

El director comercial para Uruguay, Bolivia y Chile fue claro: “no es solamente el relanzamiento de la marca NK, sino que todo esto lleva una serie de inversiones en investigación y desarrollo, en biotecnología y germoplasma, para tener mayor productividad”.

En esa línea, destacó el papel que ha jugado el evento biotecnológico Viptera en la productividad del maíz, “ha sido un diferencial”. Dicho evento fue lanzando en Uruguay por Syngenta.

En biotecnología, adelantó que para el mediano plazo NK Semillas prevé lanzar el evento Enogen, que está disponible comercialmente en Estados Unidos, y que fue creado para mejorar la eficiencia del maíz en la industria del etanol. “En esta región puede aportar entre 5% y 7% de incremento en la producción de carne y leche, por la digestibilidad del almidón queda mayor cantidad de energía disponible para ser asimilable”, destacó.

Desde NK Semillas se entiende que la producción agrícola está atravesando una veloz transformación, y en ese contexto la compañía “se propone estar un paso adelante, anticipándose a las necesidades del mercado, y llevando la máxima expresión de la ciencia a la mínima expresión de la naturaleza: la semilla. Las claves para lograrlo están en la genética y en la innovación constante. Con base en esos ejes, buscamos nuestra mejor versión, introduciendo materiales que garanticen cultivos de alto rendimiento y rentabilidad”.

Mascias recordó que la marca NK fue fundada en 1884, y ha protagonizado grandes hitos de la historia mundial de la producción de semillas, como haber sido la primera en vender semillas de maíz, la primera en desarrollar una variedad propia de soja y la primera en comercializar maíces BT. “NK es una marca con una gran historia y, sobre todo, un gran futuro”, concluyó el director comercial de Syngenta Semillas para Uruguay, Bolivia y Chile.


NOTA DE REVISTA VERDE N° 83