Montevideo, 12 de Diciembre 2019

  • °
  • H %
Actualidad

Fabricantes locales tendrán los mismos beneficios que la maquinaria importada

Los fabricantes locales de maquinaria agrícola estarán exonerados de los mismos impuestos que la maquinaria importada, dicha medida quedará operativa en el primer semestre del 2019

El Ing. Ind. Carlos Hartwich, director de Metalúrgica Hartwich, recordó que en 2006 personalmente comenzó a conversar con el gobierno acerca de la desigualdad que había para los fabricantes locales de maquinaria, que no tenían los mismos beneficios que la maquinaria importada. A dicho tema lo comenzó trabajar en 2014 la Cámara Uruguaya de Fabricantes de maquinaria agrícola (CUFMA).

“Luego de haber recorrido un camino muy largo el año pasado se votó una ley que exonera a los fabricantes locales de maquinaria, de los mismos impuestos que están exoneradas las máquinas que son importadas. Eso hace que por primera vez podamos competir en igualdad de condiciones”, señaló el empresario que agregó que no se trata de un beneficio sino de una compensación.

La reglamentación de la ley se estima que quedará pronta para el primer semestre de 2019 para ya poder contar con las compensaciones “que nos permitirá competir en mejores condiciones con la maquinaria del exterior”, subrayó.

Hartwich reconoció que hay una fuerte competencia entre la maquinaria importada y la fabricada localmente, “incluso nuestra empresa en los últimos años decidió desmarcarse de la competencia y producir lo que no se importa”, a raíz del problema de las exoneraciones impositivas que tiene la maquinaria importada. El empresario entiende que los fabricantes uruguayos pueden ser más competitivos con algunos productos y que no lo son por ese motivo.

A su vez, estimó que la mejora en la competitividad de la maquinaria local se puede ver reflejada en una mejora “del precio final o en inversiones, dependiendo de cada empresario”, dijo.

Metalúrgica Hartwich tiene 55 años en el mercado de fabricación de maquinaria y complementos, por lo que “este no es un problema de ahora sino que es muy viejo”, reconoció el actual director de la empresa. “Este problema lo percibí cuando comenzamos a importar algunos complementos y algunas máquinas, veía que había ciertas exoneraciones y me parecía algo injusto”, explicó Hartwich que comenzó a plantear el problema y tener conversaciones con el gobierno en 2006 y “13 años después logramos avanzar”, dijo.


Lee la nota completa en Revista Verde N° 77